gasto público

Corficolombiana prevé déficit fiscal de 8% del PIB para 2020

El equipo de investigaciones económicas de Corficolombiana publicó un documento en el cual proyecta que el déficit fiscal de Colombia en 2020 aumentaría al 8% del PIB, cifra superior al 6,1% que en un principio el Comité Consultivo de la Regla Fiscal había recomendado.


Este lunes, el Comité Consultivo de la Regla Fiscal le recomendó al Gobierno Nacional suspender la Regla Fiscal para 2020 y 2021 con el fin de poder realizar los gastos necesarios para atender la emergencia causada por el coronavirus.

Lea también: Colombia suspenderá la Regla Fiscal en 2020 y 2021 por coronavirus

En un principio, el Comité le había permitido al Gobierno elevar el déficit desde 2,3% del PIB hasta 6,1% del PIB. Sin embargo, el incremento de las necesidades de gasto hizo que el Comité recomendara suspender la Regla Fiscal.

Este anuncio incrementa la incertidumbre en torno a la sostenibilidad fiscal de Colombia. En este sentido, esperamos que a raíz de esta mayor incertidumbre aumenten las primas de riesgo crediticio del país (Credit Default Swaps - CDS), se desvaloricen los títulos de deuda pública (TES) de las partes media y larga de la curva, y se devalúe el tipo de cambio”, dijo Corficolombiana.

Gráfico elaborado por Corficolombiana

La entidad ahora prevé que el déficit fiscal de Colombia en 2020 aumentará al 8% del PIB, tal como había advertido en abril un grupo de profesores de la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes.

“Para este año, estimamos que el déficit efectivo ascendería a 8% del PIB, es decir, casi dos puntos por encima del 6,1% permitido inicialmente y que Crédito Público ya tiene financiado”, añadió la compañía.

Explicó que el mayor déficit se explica porque la caída del recaudo tributario está siendo más profunda de lo esperado, debido a que la sensibilidad de los ingresos no petroleros al crecimiento económico sería superior durante la recesión y, además, por los alivios de impuestos para dar liquidez a las empresas durante la cuarentena.

Lea también: Sin Regla Fiscal, Gobierno tiene vía libre para gastar por coronavirus

Las necesidades crecientes de gasto contracíclico para apoyar los ingresos de los hogares y las firmas más afectadas por la crisis también presionan al alza el déficit fiscal. Dentro de los programas de gasto se destacan el de Ingreso Solidario y los subsidios a la nómina de las empresas, que recientemente fueron extendidos hasta agosto y también permitieron financiar parte de la prima de mitad de año”, explicó Corficolombiana.

Por su parte, los académicos habían explicado que al déficit de 2,4 % habría que sumarle el gasto público dirigido a atender la emergencia tanto en el frente social, como en el económico y en salud, así como la reducción de ingresos que tendrá el país que incluye cerca de $24 billones menos en recaudo tributario por los mencionados alivios y la menor ganancia de las empresas.

La cobertura de gran parte de este déficit se daría por medio de la emisión de bonos de deuda pública.               

“La emisión de bonos de hace dos semanas en el mercado internacional por US$2.500 millones cubriría casi la mitad de los dos puntos del PIB de déficit adicional de este año, pero harían falta aproximadamente $11 billones los cuales se obtendrían mediante un aumento de las subastas de TES y con préstamos de entidades multilaterales”, señaló Corficolombiana.

Lea también: Déficit fiscal de Colombia se podría ampliar más si economía empeora

La firma advierte que los principales riesgos y desafíos se presentarán en 2021 al no tener un límite de gasto claro por parte del Gobierno.

La situación fiscal seguirá siendo muy compleja en 2021, principalmente porque el aporte del sector petrolero sería prácticamente nulo, de manera que el Gobierno dejaría de percibir ingresos por dividendos de Ecopetrol e impuestos de renta de las empresas del sector, que en 2020 superaron el 1,5% del PIB. En ausencia de Regla Fiscal el próximo año, no existe una guía sobre la senda que seguirá la deuda y el déficit del Gobierno Nacional Central”, dijo Corficolombiana.

Finalizó afirmando que si no se adoptan acciones para empezar el ajuste de las cuentas fiscales, la deuda podría superar el 65% del PIB en 2021. 

Ante un escenario así, lo más probable es que las agencias calificadoras recorten la nota crediticia de Colombia por debajo del grado de inversión, particularmente Standard & Poor’s y Fitch Ratings (ambas tienen a Colombia en BBB- y con perspectiva negativa)”, concluyó.