industria

Ingresos de Argos cayeron más de 9 % en el segundo trimestre

La compañía se vio impactada por la caída en el consumo y la parálisis de actividades como construcción y obras civiles. Plan de reactivación será clave para su impulso.


De abril a junio, Argos, empresa de cemento del Grupo Argos, reportó que en medio de la crisis del Covid-19, los ingresos se situaron en 2,1 billones de pesos, lo que representa una contracción del 9,1 por ciento frente al mismo trimestre del año pasado.

Esta cifra resultó afectada por menores volúmenes asociados a las cuarentenas y cierres obligatorios de operaciones en muchos de los mercados, parcialmente compensada por la continuidad y la resiliencia de la actividad de construcción en Estados Unidos y el tipo de cambio del peso colombiano, que continuó exhibiendo una devaluación.

Por su parte, el ebitda se situó en 414.000 millones de pesos, lo que representa una disminución del 6,4 por ciento, en términos comparables. En el acumulado del año a junio, el ebitda consolidado cerró en 757.000 millones con una disminución del 4 por ciento en relación con el primer semestre del año pasado.

Con respecto a los volúmenes de cemento y concreto, durante el segundo trimestre, registraron una disminución del 23,3 y del 18,8 por ciento, respectivamente, y fueron de 3,2 millones de toneladas y 1,9 millones de metros cúbicos. Estos números fueron impactados, principalmente, por las medidas de cuarentena en Colombia y en algunos países del Caribe y Centroamérica.

Desempeño por regiones

En la regional Estados Unidos, Argos obtuvo ingresos por 387 millones de dólares, con una disminución de 5,2 por ciento, comparado con el mismo trimestre de 2019.

Es importante destacar que el ebitda registrado fue de 80 millones de dólares, con un aumento en términos comparables del 2,3 por ciento, al excluir el impacto de las operaciones de concreto desinvertidas el año pasado. Este hito, se debe, en gran medida, a las iniciativas de ahorro llevadas a cabo en el trimestre, que representaron 22 millones de dólares, obtenidos en su mayoría de costos.

Argos explicó que el mercado estadounidense continuó demostrando su fortaleza durante el segundo trimestre, con una dinámica saludable a pesar de la evolución de la pandemia en estados como Texas y Florida.

Los volúmenes de cemento experimentaron una disminución del 5,8 por ciento, afectados, en buena parte, por la rigurosidad de las medidas de cierre en el noreste, así como por una demanda reducida del segmento mayorista en todo el país. Por su parte, los volúmenes de concreto tuvieron un aumento del 2,8 por ciento en términos comparables, al excluir las operaciones desinvertidas en 2019. Este comportamiento es el resultado de la acumulación de pedidos y de las condiciones positivas de mercado.

Con respecto a las perspectivas, Argos estima un buen comportamiento en el segmento residencial en el corto plazo, impulsado por la baja tasa de interés hipotecaria en los mercados.

Con relación al segmento de infraestructura, existe expectativa de un paquete de ayuda, ya sea en forma de un nuevo proyecto de ley aprobado por el Congreso o una renovación del Fast Act para impulsar aún más la recuperación del país.

En la regional Colombia, los ingresos totalizaron 316.000 millones de pesos, lo que representa una disminución del 44,2 por ciento, cifra afectada por los menores volúmenes debido a la cuarentena total que tuvo el país a inicios del segundo trimestre, con una reapertura gradual a partir de mediados de abril.

De igual manera, el ebitda se situó en 43.000 millones de pesos y disminuyó 61,9 por ciento. Las iniciativas de ahorro, que representaron 28 millones de dólares durante el trimestre, derivadas de 24 millones en eficiencia de costos y 4 millones en gastos administrativos y de venta, aportaron positivamente al resultado.

Debido a la cuarentena, los despachos de cemento y concreto fueron de 636.000 toneladas y 322.000 metros cúbicos, lo que representa una disminución del 46,5 y 55,8 por ciento, comparativamente. Es importante mencionar que, con la recuperación progresiva, los volúmenes en junio ya estaban cerca del 80 por ciento de la demanda promedio durante los meses previos a la pandemia.

En cuanto a la dinámica del mercado, el segmento residencial ha evidenciado una mejora durante los últimos dos meses, pero aún no ha alcanzado todo su potencial.

Aquí, el Gobierno ha anunciado subsidios para 200.000 viviendas, que se dividirá en partes iguales entre VIS y no VIS, lo que tendría un impacto positivo en el segmento residencial a mediano plazo. Con respecto a la infraestructura, se anunciaron proyectos 5G con una inversión estimada de 20 billones de pesos en la primera ola, que podría comenzar el proceso de estructuración a principios de 2021. 

Por su parte, en la regional Caribe y Centroamérica, los ingresos representaron 87 millones de dólares durante el trimestre, con una reducción del 38,8 por ciento frente al mismo periodo de 2019. Las iniciativas de ahorro llevadas a cabo en la región, que fueron de 10 millones de dólares, también contribuyeron a la estabilidad del margen ebitda, que fue relativamente similar versus el mismo trimestre del 2019, con una variación del -0,8 por ciento. 

Durante el trimestre, la mayoría de los países de la regional experimentaron cuarentenas totales o parciales que afectaron los volúmenes de cemento y concreto. Panamá, por otra parte, solo comenzó su reapertura parcial desde las primeras semanas de junio, cuando únicamente se permitió la reactivación de algunos proyectos de infraestructura. 

Esta evolución dentro de la región indica que algunos países pueden recuperarse más rápido de lo esperado inicialmente. Sin embargo, la compañía continúa siendo cautelosamente optimista sobre la segunda mitad del año, considerando que países como República Dominicana enfrentará el inicio de un nuevo gobierno y teniendo en cuenta los limitados presupuestos públicos que los países de la región tienen para enfrentar las consecuencias posteriores de la pandemia.

“Hemos cuidado la salud y el bienestar de los colaboradores y conservado todos los empleos. Seguimos presentes y solidarios con todos nuestros grupos de interés y totalmente comprometidos con continuar invirtiendo, generando empleo de calidad y ayudando a construir mejores países, más incluyentes y equitativos”, puntualizó Juan Esteban Calle.