RECUPERACION EUROPEA


Hace pocos meses los analistas económicos más importantes del planeta aseguraban que la
economía europea seguiría estancada. También estimaban que si los bancos centrales no reducían las tasas
de interés se corría el riesgo de que se presentara una deflación, presagiando una severa recesión. Pero la
realidad es otra, pues a pesar de que no se redujeron las tasas de interés en estos países los miembros de
la Unión Europea y Gran Bretaña han logrado disminuir significativamente el desempleo y aumentar el
crecimiento, el cual será superior a 2 por ciento en 1999. Es así como la semana anterior _reconociendo que
se han alejado los riesgos de una recesión_ el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra elevaron las
tasas de referencia para evitar un recalentamiento de las economías de esa región.