banca multilateral

Repatriar industrias a la región, la propuesta del candidato de Trump al BID

Lograr que regresen al continente buena parte de las empresas que migraron a otras regiones, en busca de mejores condiciones, es la propuesta de Mauricio Claver-Carone. ¿Cómo sería?


El candidato de Donald Trump a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, destapó sus primeras cartas en caso de llegar a dicho cargo.

Para el actual director de asuntos del hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad, las empresas estadounidenses tienen intereses de inversión por cerca de 1 billón de dólares (millones de millones) en toda la región y entre 2018 y 2019, se fueron de la región cerca de 37.000 millones. En tanto, a países asiáticos llegaron 50.000 millones adicionales de inversión estadounidense en este mismo período.

Esa tendencia tiene que cambiar, según el directivo, porque en las nuevas condiciones de pandemia quedaron en evidencia los problemas de cadena de suministro para muchas compañías.

“Hubo un costo de oportunidad al establecerse lejos de nuestro hemisferio, por estar fuera de las Américas. Hemos aprovechado ahora para ver cómo podemos incentivar más un regreso a la región. Japón ha adelantado una iniciativa igual en Asia”, comentó.

El funcionario explicó que, durante la pandemia, ha quedado claro cómo los temas de cadenas de abastecimiento son claves para las compañías. “Durante abril y mayo yo hablé por lo menos con 300 empresas americanas que tenían un problema en su cadena de abastecimiento y pudimos trabajar con nuestros socios y aliados para solucionarlo  positivamente”, aseguró al hacer énfasis en las dificultades que tuvo la integración americana por la falta de interés de muchos empresarios.

“Si bien durante los 90 se habló mucho de la integración americana y de un TLC para las América, eso nunca se logró, porque las juntas directivas de las empresas estadounidenses estaban mirando para Asia”, aseguró Claver-Carone durante un conversatorio que organizó la Cámara de Comercio Colombo-Americana, gremio presidido por María Claudia Lacouture.

El candidato del gobierno Trump para ocupar la presidencia del BID explicó que la administración de su país ya ha adelantado estrategias bilaterales con al menos 11 países para avanzar en un primer intento por llevar financiamiento a proyectos de energía e infraestructura.

Hoy, uno de los principales problemas es que los recursos de fondos especializados como los de pensiones y seguros tienen barreras de entrada a proyectos no calificados o en países que no son de la Ocde, por ejemplo. Por eso, una primera estrategia fue superar estas barreras para que empiecen a llegar estos recursos a esa clase de iniciativas.

Hacia futuro, Claver-Carone dijo que es necesario buscar acuerdos entre países para lograr la inversión en industrias y que regresen las empresas que en algún momento se fueron de la región.

“Creamos una hoja de ruta en la que obviamente va a haber un mecanismo de financiamiento para proveer incentivos para relocalizar”, dijo. Ese es el contenido del programa “Select USA” que hoy está vigente. 

    Luego están los otros casos de empresas que por cualquier razón quieren volver a la región, pero no necesariamente a territorio estadounidense. 

    “De ahí que estemos creando equipos de trabajo para establecer un instrumento financiero para relocalizar y crear otros incentivos para el regreso a las Américas. Los países que mejor hagan su tarea son los que más se van a beneficiar, si una empresa de cualquier parte del mundo quiere localizarse en la región, que ya tuvo una huella empresarial y comercial en un país podemos conjuntamente entre el país y entre nuestro servicio comercial crear un paquete atractivo para esa empresa pueda regresar al país donde originalmente estuvo”, comentó.

    Los recursos para esta iniciativa provendrían de la International Finance Corporation (IFC), brazo de financiamiento para el sector privado del BID.

    La propuesta tendría, según Claver-Carone, un impacto importante para el crecimiento, la recuperación y la generación de empleos.

    “Debemos competir como región ante el mundo. Mi candidatura es un compromiso de Estados Unidos con la región. Si antes la queja era que la región no les preocupaba a los estadounidenses, ahora la queja es que les preocupa mucho”, dijo el funcionario al admitir que fue un error haber sacado de foco a los países americanos en temas comerciales. “Queremos enmendar ese error”, manifestó.

    La elección del nuevo presidente del BID está programada para septiembre y el periodo de gestión se iniciará el 1 de octubre próximo. La postulación de Claver-Carone ha generado polémica, pues su elección rompería con una tradición de mandatarios latinoamericanos en esta entidad multilateral. El gobierno del presidente Iván Duque anunció su respaldo a esta candidatura.