Volvió la confianza


Paradójicamente, mientras el desempleo volvió a marcar un ascenso en mayo (el 11,7 por ciento para todo el país), la confianza de los consumidores mostró en el mismo mes una sustancial mejora. Por primera vez en este año, el Índice de Confianza del Consumidor que mide Fedesarrollo se ubicó en terreno positivo. Aumentó tanto la expectativa a un año como la percepción actual. El 48 por ciento de los hogares consultados manifestó que dentro de un año la situación va a ser mejor que la actual. Los resultados de la encuesta de mayo muestran a Bogotá y Medellín con una fuerte recuperación en su confianza. Definitivamente, como la fe mueve montañas, ojalá que la confianza mueva la economía y mejore en algo el empleo.