negocios

Analítica e integración de datos, el verdadero poder en un mundo lleno de alianzas y adquisiciones

Por: José Mutis O. SAS

Los procesos de alianzas y adquisiciones se han convertido en uno de los mayores dinamizadores de los negocios y las movidas empresariales en el último tiempo.


Los más recientes informes presentados por Transactional Track Record (TTR), entidad encargada de hacer seguimiento y monitoreo del mercado de Merger & Acquisitions (M&A), como se reconoce en los ambientes corporativos y legales, hablan de un aumento del 14 % en este mercado en América Latina durante febrero de 2022. Según TTR, en el segundo mes de este año se registraron en total 206 operaciones de M&A por un valor cercano a los 8 mil millones de dólares.

Colombia, junto con Brasil, Argentina, México y Perú son históricamente los países que más han aportado en estas estadísticas. En los 10 primeros meses del 2021, Colombia se consolidó como el cuarto país que más operaciones de M&A registra en América Latina con 169 transacciones en ese periodo (crecimiento del 30 %) y un aumento del 91 % en el total del capital movilizado por este concepto en este lapso de tiempo.

Se trata, sin duda, de un gran movilizador de los negocios empresariales y de una posibilidad real de mejorar el valor operativo y de mercado por parte de las organizaciones.

Parte del boom que se vive en materia de fusiones y adquisiciones en la región y específicamente en Colombia está en el mayor aprovechamiento de los datos que hoy pueden hacer las empresas en este tipo de procesos.

La analítica avanzada que permite extraer inteligencia de los datos para la toma de mejores decisiones está ayudando a las empresas a obtener más valor, acelerar los procesos y potenciar los resultados de los procesos de M&A en la actualidad. No solamente impacta a la hora del seguimiento o de la selección de la empresa con la que se va a hacer la movida, también y muy especialmente en las fases de integración cuando la fusión ya está encaminada.

EY, una de las principales consultoras empresariales en la actualidad, lo evidencia así: “Las empresas de todo el mundo están recopilando cantidades sin precedentes de datos, estructurados y no estructurados, en volúmenes y velocidades inimaginables en la última década. Las empresas que pueden aprovechar esos datos y convertirlos en información procesable en el entorno cada vez más complejo de las fusiones y adquisiciones adquieren una ventaja competitiva a la hora de hacer negocios”.

La estrategia correcta

Las buenas fusiones y adquisiciones son difíciles de lograr, pero pueden impresionar cuando se aplica una estrategia correcta. Y analizar muy bien los datos y extraer la mayor inteligencia posible de ellos suele ser la estrategia correcta.

Son muchos los desafíos que se presentan en todo tipo de integraciones empresariales, pero muchas las formas de sortearlos y convertirlos en oportunidades. Las empresas que viven este tipo de procesos suelen, por ejemplo, tener procesos de marketing y ventas muy diferentes, diferentes tecnologías, diferentes datos y un enfoque diferente de la cultura del lugar de trabajo.

Desarrollar armonía entre las organizaciones involucradas en la actividad de fusiones y adquisiciones es un proceso delicado. A menudo, el primer paso es alinear la forma en que se recopila y se analizan los datos.

Establecer una línea base de la integración en la que participen los expertos en ciencia y gestión de datos suele ayudar a las empresas a alcanzar los objetivos de transformación digital que tiene propuestos y a resolver los desafíos que se puedan presentar en el camino de la integración.

Como práctica recomendada, las organizaciones con datos dispares deben comenzar por mapear las canalizaciones de datos para cada proceso de su negocio. No se recomienda ejecutar correctamente una estrategia hasta entonces, pues podría estar cayendo en una reinvención o reformulación de errores del pasado.

Comunicar los problemas técnicos a los principales interesados detrás de las fusiones y adquisiciones es crucial. En una movida empresarial que involucró a una gran cooperativa de ahorro y crédito que adquirió una cooperativa de ahorro y crédito más pequeña el primer panorama que se observó fue que había dos sistemas de informes y pronósticos, cada uno usando diferentes procesos y herramientas comerciales.

La gran empresa con una práctica de modelado de análisis más avanzada necesitaba consolidar, armonizar y entregar su pronóstico el cinco de cada mes. La más pequeña de las empresas dependía de hojas de cálculo de Excel mal mantenidas con modelos desarrollados por un autor que ya no estaba ni siquiera en la empresa.

Los procesos heredados no siempre están bien documentados y nadie quiere perder el tiempo descifrando errores pasados. Hay que trabajar en esta integración y análisis de los datos desde el inicio.

Otro aspecto que pesa en estos procesos y en los que la analítica también ha empezado a jugar un papel fundamental es en el proceso de cambio organizacional y de mentalidad.

El cambio es necesario, pero siempre se debe esperar un retroceso. Y es comprensible. Las personas tienen sentimientos y cuando los cambios están fuera de su control los impactan directamente y así lo harán saber. Comunicarse de manera efectiva con las partes interesadas y ayudarles a comprender la importancia de los datos y la transparencia del modelo de análisis de la información es cada vez más importante en estos procesos.

“Las reuniones mensuales con todas las partes interesadas para revisar la calidad y precisión de los datos ayudarán a mantener a todos alineados. Comunicar los éxitos y los logros clave ayudará a mantener el impulso” han podido documentar empresas que han recurrido a la analítica para sacar mayor valor e impacto a su proceso de M&A.

Y es que cuando una organización se concentra en consolidar y limpiar datos, y utiliza prácticas de analítica avanzada en un proceso de integración empresarial, los resultados casi siempre valen la pena: se tiene un norte, se puede desarrollar la estrategia y se encontrará muy seguramente con equipos altamente motivados.

Hoy en día las fusiones y adquisiciones están generando un alto valor para las organizaciones. Son muchas las empresas que están inmersas en este tipo de procesos en la actualidad. La verdadera ventaja competitiva la tendrán quienes en estas coyunturas incorporen de inicio una cultura analítica para sacar el máximo provecho a los datos, a los procesos y al conocimiento que siempre pueden aportar unas u otras organizaciones en una fusión.