empresas

Électricité de France se suma al gremio generador de energía en Colombia

EDF (Électricité de France) es el primer productor y distribuidor de electricidad de Francia y en Colombia cuenta con proyectos de energías renovables e hidrógeno.


La multinacional de generación y distribución de energía, EDF, se unió al grupo de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen), con la que ya son 15 empresas que conforman el gremio.

“El ingreso de EDF a Acolgen representa el proceso de consolidación del gremio como el más importante del sector de generación, ya que contamos con todas las tecnologías y, en cabeza de nuestras empresas, está cerca del 85 % de la capacidad instalada de generación de energía eléctrica de Colombia”, señaló Natalia Gutiérrez, presidente ejecutiva de Acolgen.

Para Natalia Gutiérrez, la incorporación de EDF es, además, la oportunidad de reafirmar el compromiso de Acolgen por impulsar las energías renovables del país, promover el desarrollo del mercado eléctrico e incluir todas las tecnologías de generación de energía en Colombia para garantizar la confiabilidad en el mercado y continuar consolidando la matriz de generación colombiana como una de las más limpias, confiables y eficientes del mundo.

EDF es el primer productor y distribuidor de electricidad de Francia y de Europa. A nivel mundial, es el segundo productor de electricidad en términos de potencia instalada y es la tercera compañía eléctrica del mundo en términos de cifras de negocio.

La compañía está presente en Colombia desde 2019, donde está enfocada en energías renovables e hidrógeno. Asegura que su presencia en Colombia se basa en la voluntad del país por desarrollar energías limpias y transitar hacia la carbononeutralidad, además del crecimiento constante en la demanda de energía, que se ubica entre 3 % y 4 % anual, y a la regulación robusta y clara del país en el sector.

Cerca de paneles de energía solar en el desierto.
En Colombia, EDF cuenta con proyectos de energías renovables e hidrógeno. - Foto: Getty Images/iStockphoto

La energía eléctrica llegó, por primera vez, a 620 familias indígenas del Guainía

El Ministerio de Minas y Energía y el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas (Ipse), entregaron un proyecto de paneles solares que le permitirá a 620 familias, de 24 comunidades indígenas del departamento del Guainía, contar, por primera vez, con el servicio.

“El Ipse estructuró e implemento este proyecto donde se instalaron 967 paneles solares con 658 baterías, transformando la vida de comunidades indígenas con una solución eficiente y sostenible, amigable con el medioambiente y que les permite mejorar su calidad de vida con proyectos productivos y turísticos”, aseguró el director del Ipse, José David Insuasti.

El departamento de Guainía alcanzó un 82 % de cobertura del servicio de energía eléctrica.
La instalación de paneles solares les permitirá a 620 familias contar, por primera vez, con el servicio de energía eléctrica. - Foto: Foto: Ipse - Adrián Quintero

Una de las comunidades beneficiadas fue La Ceiba, ubicada a una hora en lancha de Inírida, la capital del Guainía, y en la que conviven indígenas de los pueblos Curripaco, Puinave y Tucano. Gracias a la instalación de los paneles solares, las 57 familias que allí habitan podrán seguir impulsando el turismo, que se ha convertido en una importante fuente de ingresos.

Estas acciones, que se realizan desde el año pasado, hicieron que 201 familias de las riberas del río Inírida y 419 más en las del río Guaviare, pudieran encender la luz en sus hogares, lo que les permite tener en sus viviendas un televisor, internet, celulares y electrodomésticos para refrigerar los alimentos.

Delio de Jesús Suárez es el capitán indígena de La Ceiba y aseguró que “con la llegada de la luz ahora podemos tomar agua fría y la fruta se convierte en jugo y helados para los niños, pero además sabemos que este servicio es fundamental en nuestra apuesta por el turismo”.

Con la puesta en marcha de este proyecto con energías renovables no convencionales se estima un ahorro de 476,82 toneladas de CO₂ al año, lo que equivale a sembrar 23.841 árboles. Además, permite alcanzar un 82 % de cobertura del servicio de energía en el departamento de Guainía.