empresas

¿Están perdiendo terreno las apps intermediarias de domicilios?

Un estudio revela que cada vez más personas prefieren pedir directamente a los restaurantes.


El mercado de domicilios en el país evoluciona rápidamente y cada vez es más fácil para las personas pedir desde su celular la comida en sus restaurantes favoritos. Actualmente, la gente puede pedir de todo: comida árabe, china o japonesa, pollo, carne o pasta, basta con definir el antojo del día para tan solo pedirlo y que, en muchos casos, llegue a la casa en menos de una hora.

La pandemia cambió muchas cosas de la realidad y el negocio gastronómico no fue la excepción, ya que tras las medidas de bioseguridad establecidas en diferentes territorios, los restaurantes han visto en los pedidos en línea un gran potencial, que hasta hoy sigue incrementando sus ganancias. De allí que varios sitios de comida estén buscando tecnología de punta que les permita optimizar su servicio y satisfacer las necesidades de un consumidor cada vez más digital.

No obstante, aunque todavía acaparan gran parte del mercado, al parecer está bajando el gusto por las aplicaciones intermediarias a la hora de pedir la comida. Un reciente estudio revela que un gran porcentaje de restaurantes están optando por atender directamente los pedidos de sus clientes por medio de las plataformas digitales.

Pese a que cada vez más los usuarios prefieren ordenar su comida a través de los sitios web o aplicaciones móviles, el más reciente informe de Deloitte revela que el 40 % de los encuestados prefiere ordenar su comida por medio de los canales virtuales de los restaurantes. Mientras que solo 1 de cada 10 usuarios prefiere hacerlo por aplicaciones de terceros.

Diana Palacio, Chief Growth Officer de Justo, partner digital de restaurantes y comercios, indicó que los hallazgos demuestran que esta tendencia es cada vez más común, ya que la experiencia de compra es totalmente diferente. En este punto, influyen varios factores que van desde el empaquetado hasta el servicio al cliente.

“No cabe duda de que tras estos últimos años las personas han visto en los domicilios una nueva manera de cenar lo que les gusta, de una forma segura y sin tantas complicaciones o tiempo perdido haciendo fila. Por ello, los restaurantes se han visto en la obligación de encontrar herramientas que les permitan mantener el servicio en su sitios físicos y seguir cumpliendo con los pedidos en línea”, indicó Palacio.

Para enriquecer esta experiencia, tecnologías como el big data, la analítica de datos y la inteligencia artificial serán clave, puesto que el 55 % de los comensales espera que, a través de la app y sitio web, el restaurante realice sugerencias de pedidos personalizadas con base en el historial de compra, tal y como lo muestra el estudio de Oracle Food and Beverages.

“Hoy en día vemos que la industria de los domicilios debe ir más allá del tiempo de entrega y el envío de productos. Debe acercarse a este y leerlo. Saber cuáles son sus preferencias y hacer propuestas que le generen valor y vayan acorde a lo que este busca”, agregó Diana Palacio.

El gusto por la atención de domicilios sin intermediarios también estaría aumentando entre los propietarios de restaurantes. Según el estudio de Deloitte, factores como el pago de comisiones estaría incidiendo en que las aplicaciones que tercerizan este servicio pierdan terreno con el paso del tiempo.

“Los restaurantes se están dando cuenta de que pueden entregar de manera directa, sin intermediarios o apps asociadas, una experiencia similar a la que entregan de manera física y sobre todo, con una mayor rentabilidad, sin pagar altas comisiones que hoy en día tienen algunas aplicaciones de domicilio”, dijo la Chief Growth Officer de Justo.

Por último este informe revela que pese a que el cambio a la atención de clientes sin la intermediación de terceros puede ser un desafío, una vez se consigue, los restaurantes que lo logran descubren que pueden ser más efectivos y contundentes y alinearse a los requerimientos de su público objetivo, sin perder de vista lo más importante: la experiencia y el servicio al cliente.