transporte

Renting: ¿cómo funciona esta modalidad de apalancamiento financiero para empresas?

Esta modalidad de apalancamiento financiero les ha servido a las compañías de transporte para liberar cargas y obtener un mayor flujo de caja. 


El renting se ha convertido en una gran alternativa para las empresas de transporte en Colombia, ya que les permite acceder a un arrendamiento operativo de vehículos y maquinaria al proteger la liquidez y liberarlas de cargas onerosas que pueden ir en contra de la productividad.

De hecho, en la pandemia obró como “uno de los salvavidas de las empresas, porque frente a la contracción de la demanda y a la inminente recesión económica, el sector productivo no puede darse el lujo de emplear capital de trabajo en actividades ajenas al núcleo de su negocio”, explica Alejandro Trujillo, presidente de Asorenting, asociación que aglutina organizaciones dedicadas al ramo. “El gasto en esta clase de equipos –continúa el experto– reduce la rentabilidad de capital, se involucra en el manejo y gasto de una flota, y el retorno es negativo, porque al final poco se recupera de esa adquisición”.

El renting es un servicio de outsourcing que se contrata para disfrutar de equipos de transporte o construcción al tiempo que libera capital de trabajo para la actividad principal de la compañía. Mediante cánones mensuales se paga el uso del equipo y los gastos inherentes a su operación, como el mantenimiento, los seguros, la matrícula, el SOAT, el impuesto de rodamiento y las revisiones obligatorias, entre otros costos.

Entre los beneficios que otorga este modelo se cuentan el uso de equipos y vehículos sin necesidad de compra, con lo que se adecúa el flujo de caja, así como la dotación de la empresa de una flotilla actualizada, el cambio de equipos cuando se haga necesario, la tercerización del manejo de flotillas y la eliminación de la carga administrativa de la misma.

Además de lo anterior, el cliente tiene la posibilidad de tomar una decisión de inversión al final del contrato, dándolo por terminado, prorrogándolo o cediéndolo. También cuenta con la alternativa de reemplazar el equipo por uno mejor o más nuevo, comprarlo o simplemente devolverlo.

Por ser un contrato de arrendamiento, no constituye una deuda para el usuario y sus beneficios tributarios cobijan la totalidad del pago, ya que el valor del canon es ciento por ciento deducible para las empresas contratantes. Además, el IVA correspondiente al valor del canon es deducible.

El volumen de las firmas asociadas en Asorenting supera ya los 17.000 vehículos activos, entre livianos y pesados, los cuales representan un valor de 1,3 billones de pesos y una facturación total de más de un billón de pesos, además de la maquinaria y los equipos. Las compañías agremiadas en Asorenting son Equirent, Rentandes, Avis Mareautos Colombia, Optirent Itaú, Renting Automayor y Administración Operativa Automotriz.

Una de las empresas líderes del mercado, con más de dos décadas de historia en el país, es Renting Colombia. Con una administración de un parque de más de 30.000 vehículos, se ha convertido en una aliada estratégica en la movilidad de las compañías.