Bandera de los Estados Unidos
Esta noticia refuerza la confianza en la economía de los Estados Unidos. (AP Photo/Mariam Zuhaib) - Foto: AP

estados unidos

EE. UU. sale poco a poco de deudas y reduce su déficit fiscal

En esta buena noticia también se conoció que los ingresos federales alcanzaron un récord histórico.

El déficit de las finanzas públicas de Estados Unidos se redujo a la mitad en el año fiscal 2022 con relación a 2021, luego de un récord histórico registrado hace dos años a causa de los gastos por la pandemia.

La cifra en rojo se ubicó en 1,375 billones de dólares para el ejercicio fiscal que terminó en septiembre de 2022, lo que supone 1,4 billones menos que el año pasado, para “la mayor reducción del déficit federal en la historia”, anunció este viernes el Departamento del Tesoro estadounidense. El déficit fiscal alcanza el equivalente al 5,5 % del PIB de la mayor economía mundial, frente a 12,3 % del año anterior.

“Es la prueba de nuestra reactivación económica histórica, empujada por nuestro esfuerzo de vacunación (contra el covid-19) y el plan de ayudas” del presidente demócrata Joe Biden, se congratuló la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en un comunicado.

Los ingresos federales en el período considerado alcanzaron un récord histórico de 4,896 billones de dólares, lo que implica un alza de 21 %, según señaló un funcionario del Tesoro. En tanto, los gastos bajaron en 550.000 millones de dólares, o sea 8,1 %, gracias a una reducción de gastos vinculados al covid-19, en particular los subsidios de desempleo y las ayudas a pequeñas empresas. El total de gasto público alcanzó los 6,2 billones de dólares.

La deuda del Estado federal aumentó en tanto en 2 billones de dólares en 2022 a 24,3 billones, equivalente a 97 % del PIB, frente a 98,4 % en 2021.

Los mercados de valores no logran recuperar el buen ritmo

La Bolsa de Nueva York abrió a la baja el viernes, tras dos sesiones de pérdidas, agobiada por la subida de las tasas de los bonos estadounidenses y escaldada por las malas señales del lado del sector tecnológico.

Minutos después de la apertura, este 21 de octubre, el Dow Jones caía 0,09 %, el tecnológico Nasdaq bajaba 0,20 % y el índice ampliado S&P 500, 0,13 %.

Europa enciende alarmas por la crisis en Europa

El Reino Unido pagó intereses récord por sus emisiones de deuda en septiembre, en un contexto de aceleración de la inflación y una caída de las ventas minoristas en medio de la crisis política y económica que atraviesa el país.

En un momento de incertidumbre que se agudizó el jueves con la renuncia de la primera ministra Liz Truss, y que abre la carrera por la sucesión dentro del Partido Conservador, los indicadores económicos reflejan la inestabilidad política.

Los intereses de la deuda británica sumaron 7.700 millones de libras en septiembre (8.500 millones de dólares al tipo de cambio actual), es decir 2.500 millones más que un año antes, un nivel que es el más alto desde el inicio de las estadísticas mensuales en 1997. Desde mediados de 2021, la carga de la deuda del Estado “aumentó considerablemente, pero no por un aumento de la deuda”, sino “en gran medida debido a la inflación”, comentó la Oficina Nacional de Estadística (ONS) en un informe del viernes.

Después de que Jeremy Hunt asumió la cartera de Finanzas, la semana pasada, en un intento de aplacar el pánico en los mercados que generó el programa de Truss, el nuevo ministro advirtió que serían necesarias “decisiones muy difíciles”.

Pero con la dimisión de la primera ministra Truss el jueves, el plan de Hunt está en suspenso, ya que no se sabe si éste permanecerá al mando de las finanzas en el nuevo gobierno. En medio del caos y la incertidumbre política, el país tiene las peores cifras de inflación del G7, con un alza de los precios de más del 10 %, un crecimiento nulo, una crisis energética y un aumento de la precariedad.

Este panorama pesó con fuerza en el consumo y las ventas minoristas cayeron 1,4 % en septiembre, en comparación con agosto, un mes en el que el retroceso fue aún más marcado y llegó a -1,7 %.

El caos político en el Reino Unido afectaba a la libra, que borraba sus ganancias del jueves tras el anuncio de la renuncia de Liz Truss: este viernes caía 1,08 % a 1,1112 dólares hacia la mitad de la jornada. La desconfianza de los inversores se veía reflejada también en el alza de la tasa de la deuda a 30 años, que subía 1 a 4,025 %, el cuádruple comparado con finales de 2021.

*Con información de AFP.