macroeconomía

Estos son los productos que están subiendo de precio por el alza del dólar en Colombia

Con la depreciación del peso frente al dólar, los más afectados son los productos importados, que representan el 70 % de la balanza comercial.


El precio del dólar en Colombia volvió a marcar una fuerte alza en los últimos días, luego de cerrar el pasado 12 de agosto a 4.162 pesos. Este viernes la moneda se cotiza nuevamente sobre los 4.300 en medio del escepticismo que hay en los mercados internacionales por el acuerdo petrolero entre Estados Unidos e Irán.

Sin embargo, el dólar aún está lejos de volver a alcanzar el precio récord que registró el pasado 12 de julio: 4.625 pesos, un valor jamás visto en Colombia. A pesar de ello, el dólar sigue estando caro, lo que propone numerosos retos para diferentes sectores de la economía como, por ejemplo, la cadena logística del país.

“Colombia es un país cuya balanza comercial está medida en 70 % de importaciones y 30 % de exportaciones. Con la depreciación del peso frente al dólar, los más afectados son los productos importados, pues ahora se tendrá que pagar más pesos por este tipo de bienes o servicios”, manifestó Jorge Gallegos, gerente regional suroccidente de Anava.

El alza del dólar influye, particularmente, en las importaciones de materias primas y productos terminados, generando sobrecostos en la fabricación de bienes y altos precios de venta en el mercado nacional. Debido a los incrementos en los costos, la demanda comienza a disminuir, causando una reducción en el volumen de servicios logísticos para el manejo de cargas de importación.

Con el incremento del precio del dólar también se ve afectado el costo de la canasta familiar. Hay productos básicos que se consumen en los hogares colombianos que sufren este impacto, como la leche que, a pesar de ser un producto producido en Colombia, requiere insumos importados para su elaboración.

Existen muchas modalidades de comercialización de la leche. Desde el que la recoge en cantinas de finca en finca hasta el carrotanque con una ruta establecida.
El precio de la leche se ve afectado porque para su producción se requieren de insumos importados. - Foto: león dario peláez

Por ejemplo, en algunas ocasiones el pasto que comen las vacas es abonado con fertilizantes internacionales; la bolsa de plástico en la que se envasa la leche está hecha con resina o polietileno, ambos son traídos del exterior, entre otros elementos.

Otro de los productos que está aumentando su precio por un dólar caro son los enlatados, además de la fabricación de plásticos en general, la producción de huevos y pollo (porque el maíz es importado) y la tecnología.

El transporte terrestre también se ha visto afectado con un dólar sobre los 4.300 pesos, no solo por el precio del combustible que va en aumento, sino también por el costo de las llantas, los lubricantes y los repuestos, que son importados.

Getty creativo
La divisa estadounidense abrió la jornada de este viernes en 4.399 pesos. - Foto: Getty Images

Para Jorge Gallegos, este fenómeno incentiva las exportaciones no tradicionales y beneficia a los productos nacionales, siendo esta una alternativa para contrarrestar esta tendencia, aunque no por completo. “Existen productos importados que pueden ser reemplazados por producción local; sin embargo, los volúmenes necesarios no son suficientes para cubrir la demanda”, afirmó.

La divisa estadounidense abrió la jornada de este viernes en 4.399 pesos, perdió cerca de 15 pesos frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) que la SuperFinanciera fijó para el día de hoy en 4.413 pesos con 86 centavos. Pero frente al precio de cierre de este miércoles (4.390 pesos) solo bajó nueve pesos.

De acuerdo con datos de la Bolsa de Valores de Colombia, durante la jornada de este viernes la divisa de Estados Unidos ha tocado un mínimo de 4.381 pesos con 60 centavos (hacia las 11:30 a. m.), mientras que el precio máximo alcanzado ha sido de 4.431 pesos (hacia las 8.30 a. m.).

Estos movimientos en el precio del dólar también son el resultado del temor que hay en el mercado por la severidad en las próximas subidas de tasas de interés en Estados Unidos de parte de la Reserva Federal, las cuales -en caso de ser muy drásticas- afectarán con severidad la productividad de este país.