Home

Empresas

Artículo

- Foto: iStock

ideas

Seis innovaciones en salud para enfrentar la pandemia

La emergencia sanitaria desató la creatividad de las empresas. A continuación las 6 iniciativas más llamativas que muestra el ranking de innovación.

Una caja esperanzadora

Haceb

Desde abril de 2020, en 40 hospitales del país los médicos de las unidades de cuidados intensivos cuentan con un desarrollo diseñado solo un mes atrás por un médico taiwanés y fabricado por Haceb.

Se trata del Aerosol Box, una idea del anestesiólogo Lai Hsien-yung. Lai compartió en línea su diseño de un dispositivo de protección económico, que sirve de barrera entre el paciente y el personal médico al momento de la intubación, procedimiento frecuente con la pandemia.

Puede leer: Cepal y ONU Mujeres piden proteger servicios de cuidado en Latinoamérica

Haceb trabajó de la mano de la Clínica de las Américas y hasta el momento ha entregado 250 unidades de ese producto, que evita que fluidos o micropartículas del paciente infectado entren en contacto con el médico. Las instituciones beneficiadas están en Antioquia y el Amazonas.

Adicionalmente, en alianza con la Andi y la Fundación Andi, han recogido recursos para dotar de Aerosol Box a más hospitales y a la fecha han recaudado $70 millones para ese propósito.

Válvulas nacionales

Esenttia

Desde el inicio de la pandemia en Colombia, en Esenttia conformaron en la empresa un equipo interdisciplinario para generar iniciativas para combatir la covid-19. En estos escenarios identificaron que las válvulas Venturi podrían escasear en el país por el aumento de pacientes con dificultades respiratorias. A eso se suma que la mayoría de estos dispositivos son importados.

La válvula Venturi sirve para atender pacientes hospitalizados con problemas respiratorios que no requieren ventilación invasiva. Utiliza el principio de Bernoulli al mezclar una porción de aire y oxígeno. Consta de una máscara adaptable, un conector de 90 grados que facilita la oxigenación y dos dilutores Venturi, uno de 35% y otro de 50%.

Recomendado: Llueven los millones en bolsa para las ‘biotech‘ por vacuna anticovid-19

Las válvulas Venturi fueron elaboradas con materia prima aportada por Esenttia, firma que produce y comercializa materias primas para la industria del plástico. Las desarrolló en conjunto con el Instituto Colombiano del Petróleo, de Ecopetrol. Así mismo, contó con la participación de otros aliados, incluidas instituciones de la salud.

“Esta unión solidaria nos ha permitido desarrollar productos que han beneficiado a más de 600.000 personas en el país”, aseguran en Esenttia.

Ventiladores paisas

InspiraMED

Una alianza de varios de los actores del sistema de ciencia, tecnología e innovación de Antioquia hizo posible crear un respirador mecánico que ayuda a suplir el actual déficit de estos aparatos médicos debido a la alta demanda.

El proyecto, conocido como InspiraMED, consistió en el desarrollo de tres prototipos para unidades de cuidados intensivos (UCI) que ya pasaron con éxito los ensayos preclínicos. En esta etapa fue clave el desarrollo de pruebas in vitro a cargo del grupo de especialistas en anestesia y cuidado crítico. Ellos someten los aparatos a condiciones clínicas con simuladores altamente especializados que evalúan su funcionamiento y, así, determinan qué tan seguros son para los pacientes.

Con los resultados deberán hacer pruebas en seres humanos, que finalmente permitirán validar en definitiva estos dispositivos y pasar a la fase de producción, a cargo de Haceb y Auteco.

Con buen olfato

La Tour

Una empresa caleña que fabrica sabores y fragancias desarrolló una prueba técnica que busca medir la capacidad de una persona para identificar olores, cuya pérdida es uno de los síntomas del coronavirus.

Previo a esta innovación de La Tour, había pocas formas para medir de manera confiable cuándo una persona veía su facultad olfativa reducida, especialmente si era parcial. Basada en esto, la prueba les da a las personas a oler una serie de fragancias desarrolladas por la empresa, que recrean olores como el del café, menta o banano. Luego, comparan los resultados con los de una base de datos propia, con el fin de determinar si la persona se encuentra en un nivel alto, medio o bajo en el número de compuestos que logra identificar. La prueba arroja resultados de inmediato.

Le puede interesar: OPS: covid causó crisis de salud mental y alza de violencia doméstica

Eric Cuenca, gerente general de La Tour, aclara que esta prueba no pretende diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Pero puede ser una herramienta útil, en conjunto con otras, en el contexto de la covid-19.

Alimento vital

Alsec

La demora ante la posibilidad para tener una vacuna motivó a la empresa paisa Alsec, especializada en producir ingredientes de alto desempeño para la nutrición humana, a desarrollar un tratamiento alimenticio que podría inhibir el contagio con el virus hasta en un 92%, de acuerdo con una evaluación realizada por la Universidad de Antioquia (medicamentos como la hidroxicloroquina lo inhiben hasta en 72%).

Mauricio Vargas, CEO de Alsec, dice que las moléculas usadas para este alimento podrían representar una solución viable para contener la pandemia y además en un plazo más corto que la vacuna. “Esto debe ser una apuesta país y es una solución que se puede combinar con las vacunas”, reitera.

Lea también: Australia producirá vacuna contra la covid y su distribución será gratuita

Agrega que las moléculas requeridas están disponibles en el país y tienen la aprobación de la FDA, agencia de alimentos y medicamentos de Estados Unidos. Planea tener listo el alimento a finales de octubre o principios de noviembre para que lo consuman las 40.000 personas que trabajan en el sistema de salud y permanecen expuestas.

Nanotecnología antiviral

Corona Industrial

Contar con espacios más higiénicos ha cobrado mayor relevancia en este momento que vive el mundo. La covid-19 pone a prueba la asepsia de las superficies, y las personas están más preocupadas por cuidar su salud. En este sentido, Corona, mediante su compañía Sumicol, aplicó su conocimiento de minerales no metálicos para desarrollar prototipos de nanomateriales antimicrobiales. Lo hizo para incorporarlos próximamente en productos para el hogar y la remodelación, fibras textiles y medios filtrantes, entre otros, para que cuenten con una protección prolongada ante hongos, virus y bacterias.

Con este desarrollo espera beneficiar el mercado colombiano cerámico y de pinturas, gracias a que se podrán brindar espacios en hogares y empresas con una protección prolongada contra contagios.