OSCAR ASTUDILLO


El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol orquestó la campaña para traer de nuevo a Francisco Maturana como entrenador de la Selección Colombia. Un nombramiento arbitrario, polémico y que abre viejas heridas que en nada favorecen al fútbol nacional.