entrevista

“No me asusta el paso de los años”

La marca Revertrex fue multada por la Superintendencia de Industria y Comercio porque considera publicidad engañosa los mensajes comerciales que la promueven como ‘la fuente de la eterna juventud’. Su imagen es la diva Amparo Grisales, quien habló con SEMANA.

SEMANA: Amparo, ¿Revertrex sí garantiza la eterna juventud?

AMPARO GRISALES: Eterno no hay nada. Según todos los estudios clínicos, Revertrex es un poderoso antioxidante. Y Resveratrol, que es su componente, controla el proceso de envejecimiento. No le devuelve la edad a una persona de 80 años, pero como dicen mis amigos, “mi abuelita lo toma y no le ha quitado las arrugas pero sí la ha puesto a bailar reguetón”.

SEMANA: A usted, físicamente, ¿cómo la ha beneficiado?

A.G.: Además de la vitalidad y la fuerza física, lo he notado en mi piel, que es muy tersa y elástica, está perfecta, y mi circulación mejoró notablemente.

SEMANA: ¿Hace cuánto toma ese suplemento?

A.G.: Hace nueve años.

SEMANA: ¿Uno podría decir que si toma Revertrex se puede parecer a usted?

A.G.: Eso es como si yo digo que me pongo un jean y quedo igual a Gisele Bündchen.

SEMANA: Y si uno deja de tomar Revertrex, ¿se envejece rápidamente?

A.G.: No mientras uno ya tenga una filosofía de vida.

SEMANA: ¿Esta es una campaña contra usted o contra el suplemento?

A.G.: Es contra el éxito, ya sea mío o del producto.

SEMANA: Usted dijo en La W que la decisión de sancionar pudo estar mediada por ‘pagos de otros laboratorios’. ¿Por qué tiene esa sospecha?

A.G.: La competencia desleal siempre va a existir.

SEMANA: ¿Usted cómo quisiera envejecer?

A.G.: La gente cree que yo me quiero ver de 15, ¡no! ¡Yo quiero verme como me veo! Y quiero que me pasen los años con calidad de vida.

SEMANA: ¿Le asusta el paso del tiempo?

A.G.: No me asusta. Cuando uno puede decir he amado y me han amado, entonces los años no pasan en vano.

SEMANA: ¿Le da pena decir su edad?

A.G.: ¡Claro que no! Pero como la gente me la aumenta... por más que diga la edad que tengo me dicen que me quito los años.

SEMANA: ¿Qué dice su cédula?

A.G.: (Saca la cédula de su cartera) Mira, nací el 19 de septiembre de 1956. Y en Wikipedia alguien cambió el cinco por un cuatro, ¡qué tal!

SEMANA: ¿Qué tanto le sacó la piedra todo este episodio de la falsa publicidad?

A.G.: Más que sacarme la piedra me dio mucha tristeza ver que hay tanta infamia y que se quieran tirar mi carrera. No hay “ninguna publicidad engañosa”, tengo todo para probarlo.