Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/22/1996 12:00:00 AM

CALIDAD DE VIDA

A 20 MINUTOS DE BOGOTA, VIA LA CALERA - SOPO, APARECE LA PRADERA, UN CLUB RESIDENCIAL QUE SE ALEJA DE LA CIUDAD Y SE ACERCA A LA NATURALEZA., 29468

CALIDAD DE VIDA, 29468 CALIDAD DE VIDA
La sonrisa poco a poco se fue desvaneciendo. El humo negro, espeso, se colaba por las ventanas del auto. La música fue reemplazada por el estridente ruido de las bocinas y los gritos e insultos que saltaban de carro en carro. Y la calle, con sus pequeñas y grandes perforaciones, estaba inundada por un arco iris de carros, camiones, buses y busetas, que permanecieron ahí, inmóviles durante 45 minutos, sobre los 80 metros de asfalto de una calle bogotana. Eran las 6:15 de la tarde en uno de esos nudos de tráfico que desvanecen sonrisas, que acentúan problemas y que logran que sus habitantes se escapen de este caos diario en busca de paz y naturaleza. Muchos han sido los proyectos de vivienda que, bajo esta filosofía, se han ido levantando en los alrededores de Bogotá, Medellín, Cali, y las principales ciudades de Colombia. Lugares que ofrecen la posibilidad de reencontrarse con la naturaleza, alejarse del desorden y, a la vez, estar muy cerca del área metropolitana. Muchos brindan confortables y acogedoras casas inmersas entre extensos campos verdes, pero ninguno ofrece que 340 familias, 980 personas, vivan en medio de 284 fanegadas de un campo de golf que se confunde entre árboles, lagos, villas, casas, zonas deportivas, caballos y la más acogedora vida campestre muy cerca de la ciudad. Una vida que se hace posible en La Pradera Club Residencial, un condominio que reúne todos los privilegios de un club campestre con los servicios necesarios de la gran ciudad. Un lugar que logra el más sublime y apacible encuentro con el campo.
Paz verde
A la altura del kilómetro 26, en la vía que de La Calera conduce a Sopó, aparece un gigantesco tapete de grama verde enmarcado entre el más pintoresco paisaje sabanero. la entrada, tres cintas, una roja, una amarilla y otra verde, se mezclan en un tricolor que acompaña las letras negras que enuncian: La Pradera Club Residencial. A lo largo y ancho del campo, 240 casas serán escogidas entre tres diseños dentro del marco de un reglamento arquitectónico, y delimitarán, a su vez, la zona del campo de golf. Cada una ocupará un espacio de 2.500 metros cuadrados, los techos serán de teja, las paredes de color crema y las flores, vistosas, coloridas, jugarán con la decoración de sus fachadas. En un extremo del campo, 100 villas privadas complementarán la parte de vivienda construida especialmente para aquellos que no necesiten de tanto espacio y quieran, además, tener la mejor panorámica sobre los lagos. El terreno, en su mayoría, hará parte de un campo profesional de golf de 18 hoyospar 72, el cual se postulará para ser uno de los mejores de América Latina. Diseñado por la reconocida firma Mark Mahannah Company, este campo incluirá un área de práctica. Y así como el golf, la hípica también ocupa un lugar de indiscutible importancia dentro de los atractivos de este club residencial. Prueba de ello son las 70 pesebreras, el picadero cubierto y las pistas de salto. Areas que estarán dotadas de una gran infraestructura que permitirá practicar la hípica como un deporte. Además, también será posible emprender cabalgatas a lo largo del paisaje y perderse en medio de los atardeceres.
El club
Dos extensas zonas conformarán el club campestre: la zona social y la zona deportiva. La primera ocupará un área de 10.000 metros cuadrados y en ella se encontrarán salones reservados, restaurante, cafetería, pista de bolos, gimnasio, spa, turcos, saunas y salón múltiple. La zona deportiva incluirá 20 canchas de tenis cuatro iluminadas y dos con graderías para torneos y campeonatos, cuatro canchas de squash, piscina semiolímpica, piscina recreativa, campo de fútbol y cancha múltiple. Para los niños se han destinado áreas especialmente diseñadas para su recreación. Constarán de una zona de juegos infantiles, una piscina semiolímpica y otra recreativa, además de canchas múltiples para practicar sus deportes favoritos. Los más pequeños, además, podrán utilizar una guardería en donde los atenderá personal especializado para su cuidado en caso de que sea necesario. Y para aquellos que gustan de emprender grandes caminatas o trotar, al lado de los caminos que atravesarán de norte a sur y oriente a occidente La Pradera habrá un camino alterno construido para ellos. Dos clases de caminos que irán descubriendo maravillas naturales y arquitectónicas. A la entrada del club, por ejemplo, en medio de árboles y flores nativas de la región, un centro comercial con todos los productos de primera necesidad acercará un poco la ciudad. Otro tanto hará el centro empresarial y de negocios, el cual estará compuesto por oficinas completamente dotadas con lo necesario para alquiler o venta para los socios que quieran trabajar al lado de su familia. En casos en los que se haga necesario regresar a la ciudad, cada 15 minutos estará subiendo y bajando por las carreteras un bus blanco con el sello tricolor inconfundible de La Pradera. Adicionalmente, este servicio establecerá, en su momento, una serie de rutas que se ajusten a las necesidades de todos y cada uno de los habitantes del proyecto interesados en tomar este servicio los siete días de la semana. Ya en la ciudad, una pequeña sede con salones de descanso, televisores y baños, será el punto de encuentro para garantizar la seguridad de niños y jóvenes. Ahí llegará el bus blanco, con el sello tricolor, atravesará el arco iris de carros, camiones, buses y busetas que inundan las calles bogotanas y durante 20 minutos poco a poco se irá alejando del caos para reencontrarse con la naturaleza. Para cruzar la puerta que indica con letras negras: La Pradera Club Residencial.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com