La última Constitución del país se creó en 1991, después que políticos, intelectuales y ex combatientes se reunieran en la Asamblea Nacional Constituyente

Las Constituciones

Durante los 200 años de independencia, Colombia ha tenido varias Cartas Políticas. En cada una de ellas han quedado plasmados los ideales, las motivaciones y las aspiraciones de los gobernantes sobre lo que debería ser la Nación.

icono-flecha

La Constitución del Socorro
En medio de los gritos de independencia y de los cabildos abiertos que se empezaron a dar a lo largo y ancho del Virreinato de la Nueva Granada, el 15 de agosto de 1810 la Provincia del Socorro fue la primera en promulgar una Constitución. Un repaso por sus páginas muestra que quedan estipuladas la libertad y la ciudadanía tanto de los súbditos blancos y mestizos como de los indígenas. También queda consagrado el derecho a la propiedad privada, así como el establecimiento de métodos democráticos para la escogencia de sus gobernantes.

La Constitución de Cundinamarca
El fracaso de unir las provincias del Virreinato de la Nueva Granada, ocurrido en 1810, hizo que la Junta Suprema de Santa Fe promulgara el 30 de marzo del 1811 la Constitución de Cundinamarca. Esta instauraba en el territorio una monarquía constitucional fiel al rey Fernando VII. Se caracterizaba por ser conservadora, pues declaraba el catolicismo como la religión del Estado, prohibía profesar cualquier otro tipo de culto religioso y estipulaba que la educación debería ser guiada por la Santa Iglesia Católica. ?

La proliferación de las constituciones
A medida que se iba difundiendo el ímpetu de independentista a lo largo y ancho del territorio neogranadino, también se hacía más fuerte la idea de que cada provincia tenía el derecho a su autogobierno. Es así como cada una de ellas empezó a promulgar su propia Constitución. Entre 1811 y 1815 cuatro provincias redactaron sus respectivas Cartas Magnas: Tunja lo hizo el 9 de diciembre de 1881, le siguió Antioquia (el 21 de marzo de 1812), después la promulgó Cartagena el 15 de junio de 1812, finalmente Mariquita (el 21 de junio de 1815). Durante este período Cundinamarca redactó el 18 de julio de 1812 una nueva Constitución que reemplazó  la de 1811. La principal característica de estos documentos era que ya no le juraban lealtad al rey de España.

Acta de Federación de las Provincias de la Nueva Granada
Con la intención de contener el proyecto de la Provincia de Cundinamarca de formar un Estado centralista bajo su dominio, las demás provincias neogranadinas que habían declarado su independencia firmaron el 27 de noviembre de 1811 el Acta de Federación de las Provincias de la Nueva Granada.

Inspirado en el modelo constitucional norteamericano, e ideado por Camilo Torres, el documento les confería a las provincias neogranadinas una organización política de corte federalista. Además eliminaba los derechos de supremo gobernante de la Nueva Granada al rey Fernando VII.

Nace la República de Colombia
El 15 de febrero de 1819, Simón Bolívar instaló en la ciudad de Angostura un congreso con la participaron de representantes de Venezuela y la Nueva Granada. El hecho de mayor trascendencia sucedido en aquella reunión fue la aprobación de la Ley Fundamental de la República de Colombia, ocurrida el 17 febrero de 1819. En ella se consagró la unión de la Nueva Granada, Venezuela y Ecuador en un solo país. Nacía así la República de Colombia, conocida comúnmente hoy con el nombre de la Gran Colombia.

La Constitución del Estado de la Nueva Granada
La separación de Venezuela y Quito no significó el fin de los problemas para el país, ya que tuvo que encarar los enfrentamientos y las diferencias políticas entre las diversas provincias que amenazaban con la desmembración aun mayor del territorio neogranadino. Con el propósito de evitarlo e iniciar un proceso de unificación nacional, el primero de marzo de 1832 fue redactada la Constitución del Estado de la Nueva Granada. En ella asumía una organización de corte centralista, aunque se les otorgaba una mayor independencia política a las provincias.

Además, la Constitución instrumentaba el voto universal para varones libres, y establecía la separación de los poderes, la libertad de prensa y "el riguroso deber de proteger la santa religión católica". Se podría decir que esta Carta Magna era una combinación tanto de elementos centralistas y federalistas, como conservadores y liberares.

Los problemas de la unidad nacional: La Constitución de 1843
Al finalizar la Guerra de los Supremos, el presidente colombiano José Ignacio de Márquez consideró que las ideas liberales y federalistas eran parte de las causas de la inestabilidad política del país. Para remediar este problema, el 20 de abril de 1843 el Congreso redactó una nueva Constitución.

A diferencia de su antecesora, la Constitución de 1843 fortalecía el régimen centralista al ampliar el poder del Presidente y al quitarles buena parte de la autonomía a las provincias. Además, se reducía la ciudadanía a los varones de 21 años, alfabetos y dueños de bienes raíces superiores a 300 pesos o receptores de renta anual mayor a 150 pesos, con lo que también se eliminaba el sufragio universal.

Un giro hacia el liberalismo: La Constitución de 1853
Los liberales, luego de derrotar a los conservadores en una corta guerra civil, procedieron a promulgar el 30 de mayo de 1853 una nueva Constitución. Se podría decir que esta Carta Magna fue la primera en el país de orientación netamente liberal, pues además de avalar las reformas de José  Hilario López, establecía la total libertad de pensamiento, de reunión y de enseñanza. Con respecto a la organización territorial, la Constitución combinó elementos centralistas con federalistas, aunque había una mayor preponderancia de los últimos.

La Confederación Granadina
La autonomía conferida por la Constitución de 1853 exacerbó aun más las tendencias federalistas. Es así como entre 1855 y 1857, el Congreso aprobó varios Actos Adicionales a la Constitución, en los que se crearon los estados soberanos en nuestro país. En 1855 nació el Estado de Panamá; en 1856, el de Antioquia, y, finalmente, en 1857 apareció el de Santander, así como los de Cauca, Cundinamarca, Boyacá, Bolívar y Magdalena. En este estado de cosas se hacía indispensable la redacción de una nueva Constitución que estuviera acorde con la realidad política del país. Es como el 22 de mayo de 1858 es redactada una nueva. En ella el país se convirtió en una Confederación conformada por los Estados que se habían formado entre los años de 1855 y 1858. ?

Los Estados Unidos de Colombia
Luego de apoderarse del poder, Tomás Cipriano de Mosquera llevó a cabo un proceso para elaborar una nueva Constitución, que finalizó el 8 de mayo de 1853 con su promulgación. Ella bautizaba el país con el nombre de Estados Unidos de Colombia, les otorgaba una autonomía casi ilimitada a los estados que conformaban la unión, lo cual debilitó, tanto política como económicamente, al gobierno central. Además, aumentaba las garantías y las libertades individuales, que iban desde la libertad de cultos hasta la libertad para portar y comercializar armas.

La Regeneración y el regreso de la República
En 1885, los liberales radicales al ver que los moderados legislaban en contra de los principios de la Constitución de Rionegro, decidieron lanzarse a una guerra civil, con el infortunio de ser derrotados por el gobierno. La victoria gubernamental dio paso a la creación de una nueva Constitución que corrigiera los excesos de su antecesora, y dio comenzó a la Regeneración.

La carta constitucional, escrita casi en su totalidad por Miguel Antonio Caro, fue aprobada el 4 de agosto de 1886. Así nació la Constitución más duradera que ha tenido el país. Ella le confiere al país el nombre de República de Colombia y la convierte en un Estado centralista guiado bajo los preceptos de la Iglesia Católica. De hecho, la Constitución del 86 significó una fuerte conservatización política, pues muchas de las libertades conquistadas en años anteriores fueron suprimidas.

La Constitución actual
La combinación de una angustia por un colapso institucional y las esperanzas por volver más incluyente el Estado llevaron a un movimiento estudiantil a proponer en la elecciones legislativas de 1990 la conformación de una Asamblea Nacional Constituyente. La "Séptima Papeleta", nombre con que se conoció tanto el movimiento como la reforma en sí, fue votada por más del 50 por ciento de los electores.

Conforme a la decisión popular, el presidente de entonces, César Gaviria, convocó  en diciembre a elecciones populares para elegir los miembros de la Asamblea. En ella quedó representada una buena parte de las fuerzas políticas y sociales del país. Por ejemplo, los ex miembros del M-19 obtuvieron varias sillas, así como los indígenas y los afrocolombianos. Esto significó que la Constitución iba a ser redactada por distintos sectores sociales colombianos, algo que había sido impensable e imposible a lo largo de la historia constitucional del país. Finalmente, la Constitución fue promulgada el 4 de julio de 1991.
 
*Historiador de la Universidad Nacional

Compartir:

Otros especiales

Especial

Empleo: así se convirtió el sector de la construcción en dinamizador del trabajo en Colombia

Educación: ¿Qué tanto le aprendimos a la pandemia?

Educación: ¿Qué tanto le aprendimos a la pandemia?

Especial Ranking de innovación empresarial 2021

Ranking de innovación empresarial 2021

Especial

¿Por qué la compra de vivienda en el país sigue en ascenso?