Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/31/1984 12:00:00 AM

UNICENTRO... LO TIENE TODO

Un lugar que cambió radicalmente el concepto de "ir de compras"

UNICENTRO... LO TIENE TODO, Sección Especiales, edición 135, Dec 31 1984 UNICENTRO... LO TIENE TODO
Cuando Unicentro fue inaugurado hace ocho años, el comercio colombiano sufrió tal vez la mayor revolución de los tiempos modernos. Y aunque nuevas ciudadelas comerciales han sido construidas en Bogotá, Unicentro sigue siendo el centro comercial por excelencia, no sólo por ser el primero en la historia sino también porque se ha convertido en un hito urbano, en un punto de referencia tan importante como la Plaza de Bolivar y porque a su alrededor se ha desarrollado la ciudad de un modo impresionante. Lo que hace ocho años era un sector residencial salpicado por parches de lotes, mal comunicado con el resto de la ciudad, es ahora un sector de rápida expansión comercial y el tal vez el que presenta un mejor futuro a corto y largo plazo. Alrededor de Unicentro, sobre todo sobre la Avenida 15, es muy común ver cómo las "viejas" casas son convertidas en locales comerciales o son reemplazadas por nuevas construcciones diseñadas para albergar oficinas y consultorios profesionales. En muy pocos años, la carrera 15 será una vía comercial entre El Lago y la Avenida 127. Todo este cambio del ordenamiento urbano del norte de Bogotá ha tenido un constante catalizador: Unicentro.
Ningún otro centro comercial ha podido influenciar tanto en el desarrollo de una ciudad. Todo esto obedece no sólo a su estratégica ubicación sino tambien a que Unicentro es un lugar que presta prácticamente todos los servicios. Desde una tuerca hasta un automóvil se puede comprar en Unicentro, a la vez que alli es posible ir a cine, tener una cuenta bancaria, pagar los impuestos y pasar ratos muy agradables en sus múltiples restaurantes, heladerías y cafeterías.
Unicentro es un sitio de reunión casi que obligado y, repitiendo un viejo slogan, "el único lugar que lo tiene todo ".

UN POCO DE HISTORIA
A principios de 1976, los empresarios comerciantes se veían forzados a adaptaR la instalación de su establecimiento al local dispónible. No siempre aparecía uno en un sitio apropiado y las esquinas claves de la ciudad, los puntos de mayor actividad comercial y los pocos pasajes comerciales existentes ya estaban en manos de otros comerciantes que no estaban dispuestos a desprenderse de los locales bien ubicados. En aquel mismo año, quienes salían de compras debían prepararse para una agotadora jornada. Ir a más de un almacén significaba enfrentarse con el permanente problema del estacionamiento de los trancónes de tráfico y de las inclemencias del tiempo. Mucha gente posponía sus compras por la sola "jartera" de tener que ir de un lado a otro, pues era seguro que una mañana o una tarde entera podía gastarse yendo a tres almacenes. En esas condiciones las compras se hacían con mucha impaciencia y con mal genio.
Con la aparición de Unicentro cambió radicalmente el concepto de "ir de compras". Una vasta zona de la ciudad, gracias a las facilidades de acceso que tiene Unicentro no sólo para los dueños de automóviles sino también para los usuarios del transporte público, tiene a Unicentro como principal punto de referencia comercial. Unicentro no fue un invento colombiano. Ya en Norteamérica, Europa y algunas ciudades de Latinoamérica venían funcionando con gran éxito este tipo de centros comerciales. Lo que se hizo fue aplicar en Colombia las especificaciones de aquellos modelos.
En septiembre de 1973, en un gran lote ubicado sobre la carrera 15 entre calles 122 y 127, comenzaron a aparecer unos letreros que decian Unicentro. Para los bogotanos de aquel entonces, acostumbrados a comprar en el Centro tradicional de la ciudad, luego en Chapinero y por último en la carrera 15, era muy descabellado pensar en un centro comercial más allá de la calle 100, en el extremo norte de la ciudad, que apenas comenzaba a urbanizarse.
Dos años y medio después, en abril de 1976, Unicentro abrió sus puertas a los bogotanos. Por primera vez los comerciantes se encontraban todo un sistema integrado con el objetivo de poner a su servicio, además de unos locales, un conjunto diseñado para desarrollar una organización de alta calidad, un ambiente excepcional y un concepto mercadotécnico moderno. Fuera de eso, los bogotanos se dieron cuenta muy pronto que en Unicentro no estaban instalados una serie de almacenes uno tras otro, sino que era posible encontrar desde modernas sucursales de importantes almacenes de cadena hasta pequeñas boutiques especializadas. El sistema armónico de Unicentro permitió un ordenado equilibrio basado en una proporción predeterminada de los tipos de comercio que iban a ocupar los locales. Otra de las razones del inmediato éxito que logró Unicentro fue que los compradores, además de toda una gama de almacenes, encontraron una serie de servicios complementarios, algunos de ellos insólitos en lugares destinados al comercio, como escenarios deportivos. El propósito fundamental de Unicentro fue el de atraer compradores en gran volumen a un ambiente especificamente creado para ellos.
Esto hizo que a Unicentro llegaran gentes con propósitos distintos al de comprar. Para muchos, Unicentro se convirtió en un lugar para reunirse con amigos, para tomar algún refresco y en más de una ocasión se vieron familias enteras haciendo pic-nic en los corredores de Unicentro, atraídos por los encantos hasta aquel entonces inéditos de un gran centro comercial. Mucha gente se acostumbró a ir a Unicentro para pasear. El término "quincear", que se aplica a quienes salen a pasear por la carrera 15, fue desbancado por el de "unicentrear". Varias sucursales de pizzerías, tabernas, restaurantes y fuentes de soda se convirtieron en lugares obligatorios de la ciudad. Ir a comerse un helado, una hamburguesa o tomarse una cerveza era sinónimo de ir a Unicentro; la ropa de moda se conseguia en las boutiques de Unicentro.
Con el paso de los años, contrariando las suposiciones de muchos, Unicentro siguió siendo un lugar obligado de reuniones. No se trataba de una moda pasajera. Simplemente dejó de ser una novedad para convertirse en una necesidad cotidiana de cientos de miles de bogotanos. Porque además de compras y diversiones, Unicentro ofrece toda una gama de servicios complementarios como bancos, corporaciones de ahorro y vivienda, oficinas de correos, agencias de viajes, etc. Fuera de eso, en los alrededores de Unicentro se han instalado aquellas empresas de servicios que no tienen su local dentro de Unicentro, aprovechando el imán de la ciudadela. Muchas firmas han trasladado sus oficinas a los nuevos edificios construidos en la zona, por lo que al decirse Unicentro uno puede referirse al centro comercial o a todo un sector que día a día crece a pesar de la difícil situación económica que atraviesa el pais.
Hoy en día, ocho años después de su inauguración, Unicentro sigue siendo el centro comercial por excelencia de Bogotá y del país. Los nuevos centros que fueron construidos después, en teoría mejor ubicados, no han podido superar las especificaciones de diseño y la gama de servicios tan amplia que caracterizan a Unicentro.

LAS MEDIDAS DE UNICENTRO
Diseño arquitectónico: Pizano Pradilla Caro Restrepo Ltda.
Firma constructora: Pedro Gómez y Cia. S.A.
Area total del lote: 130 mil metros cuadrados. Esta superficie es equivalente a 16 manzanas típicas de la ciudad.
Area total construida: 63 mil metros cuadrados. Equivale a más del doble del area construida en el aeropuerto ElDorado.
Area para locales comerciales: 42 mil metros cuadrados en los dos primeros niveles.
Area para oficinas: 2600 metros cuadrados en el tercer nivel
Area de servicios y corredores internos:6 mil metros cuadrados dedicados a corredores de servicios, los cuales en forma privada conectan todos los almacenes con montacargas, entradas de mercancia, cuartos de mantenimiento, centrales eléctricas, etc.
Area de vías públicas peatonales bajo techo: más de 12 mil metros cuadrados dedicados a paseos interiores, plazoletas, sitios de descanso, teléefonos públicos, baños, etc.
Area de estacionamiento: 80 mil metros cuadrados diseñados para el estacionamiento de 2 mil vehículos.
Flujo vehicular: aproximadamente 65 mil vehiculos por semana entran a unicentro.
Se calcula un promedio de tres pasajeros por automóvil. Esta cifra a venido siempre en aumento desde 1976.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com