Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/16/1984 12:00:00 AM

¿Y A DONDE VAN?

SEMANA averiguó cómo pasarán las vacaciones algunos personajes de la vida nacional

¿Y A DONDE VAN? ¿Y A DONDE VAN?
No todo el mundo conjuga del mismo modo el verbo descansar. Las vacaciones tienen un significado diferente para cada persona y entre aquellas que ocupan un lugar destacado en la actualidad nacional, resulta fácil encontrar originales planes para el descanso del fin de año.
El columnista Daniel Samper Pizano, por ejemplo, resolvió este año que pasará sus vacaciones en su lugar predilecto, que él describe así: "Se trata de un sitio despoblado, con poco ruido, un clima sabroso que no permite la presencia de zancudos y en el cual existe una contrata de alimentación bastante económica. Es, además, un lugar donde tengo mis libros favoritos al alcance. Ese paraíso se llama Bogotá y aquí estaré este fin de año, leyendo cuatro libros del humorista brasileño Luis Fernando Verissimo".
A Gerardo Molina y a su esposa Blanca también les gusta leer en vacaciones. Pero en cambio, no son fanáticos de la capital del país. Prefieren refugiarse en su finca en Antioquia, rodeados por sus familiares mas cercanos, comiendo buñuelos y natilla. Atrás han quedado los años en que viajaban a París a pasar Navidad y Año Nuevo. De esa época ellos conservan buenos recuerdos: "Eramos jóvenes y disfrutábamos muchísimo"
Entre los personajes de la farándula es normal encontrar algunos que mezclan las vacaciones con el trabajo. Amparo Grisales, tras su participación en el concurso para elegir la "pet" del año de la revista "Pent House, viajó a Barcelona para descansar algunos días antes de volar a Londres donde intervendrá en un desfile de modas en el cual lucirá pieles.
Fernando González "Pacheco", entre tanto, se prepara para cambiar de oficio por unas semanas, pues como todos los años, viajará a las ferias de Cali y Manizales como comentarista radial de las corridas de toros. Pacheco, quien asegura que ya está listo para llorar durante media hora la noche de año nuevo, recuerda sus vacaciones de infancia y juventud en La Esperanza: "Yo era lo que llamariamos un niño bien, muy consentido, y con toda mi familia me iba en tren a esa zona de Cundinamarca. Allí aprendí a tocar tiple y tuve mis primeras noviecitas. Un día, rodando por el tobogán de la gran piscina del hotel de La Esperanza, una lata salida me reventó el vestido de baño y quedé desnudo ante mi amiga. Tenía 14 años y pasé una verguenza inolvidable".
Héctor "El Chinche" Ulloa simple y llanamente no tendrá vacaciones. Su compromiso diario con un programa radial lo obliga a quedarse en Bogotá dedicado al "trabajo laboral, que llaman" y a las "contratas gratis" para orfelinatos y ancianatos, cárceles y toda clase de instituciones de beneficiencia. "Voy a distraer hasta a las adoradoras del Santo Prepucio". Don Chinche, en cambio, tiene mejores planes. En compañía de todos sus vecinos, se colará en el viaje de luna de miel de doña Dorisita y el doctor Pardito.
El pintor Alejandro Obregón no distingue las vacaciones del trabajo: "Me la paso en una sola vacación pintando todo el año. Para este diciembre, tengo previsto un viaje a Bogotá para ver a mi hija Silvana. Tengo que salir de Cartagena durante estos días, pues es una ciudad sumamente complicada. En realidad, todo para mí se complica al fin del año". El maestro Obregón no se olvida de sus años de trabajo como chofer de pesados camiones en el Catatumbo para una compañía petrolera. "Hacia 1938, creo que sucedió todo esto. Una vez llegó el 24 de diciembre y no querían darnos un descanso. Entonces armamos una gran huelga y nos emborrachamos. En esa ocasión, creo haberme hecho una idea muy clara de lo que son unas vacaciones".
El magistrado Jaime Betancur Cuartas y su esposa Efigenia están esperando la autorizacion del médico que atiende al hermano del Presidente tras el secuestro de que fue víctima por parte del ELN, para viajar a Antioquia "a disfrutar del aguardiente y de la música vieja en una finca en las afueras de Medellín, donde siempre pasamos vacaciones, mezclando caminatas y lecturas".
El canciller Rodrigo Lloreda Caicedo está seguro de que no tendrá vacaciones. Se pasará Navidad y Año Nuevo preparando documentos y efectuando contactos para la cumbre del Grupo de Contadora en enero.
Otro tanto sucede con el presidente Belisario Betancur, quien deberá asumir que el encuentro de mandatarios del Pacto Andino, celebrado este fin de semana en Santa Marta y Cartagena, fueron sus vacaciones. Sin embargo, sus asistentes no descartan que se escape unos días a las Islas del Rosario o a una finca en Antioquia.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.