energía eléctrica

¿Factura costosa? Recomendaciones para ahorrar dinero a través del recibo de energía

Por la pandemia de la covid-19, las personas han cambiado sus hábitos de consumo y pasan más tiempo en sus casas, lo que ha llevado que el consumo de energía eléctrica aumente.


En momentos en los cuales el costo de vida sigue aumentando, pues según el Dane la variación mensual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue del 1,63 % durante el pasado mes de febrero, cualquier ahorro que permita disminuir los gastos al interior del hogar es de vital importancia.

Por la pandemia de la covid-19, las personas han cambiado sus hábitos de consumo y pasan más tiempo en sus casas, lo que ha llevado que el consumo de energía eléctrica aumente y, por ende, el costo de la factura. La nevera, la plancha, la lavadora, el horno, el secador de pelo, el televisor y el computador son algunos de los electrodomésticos que más consumen energía.

La energía eléctrica es un servicio esencial y un gasto fijo cada mes, que pone en “aprietos” económicos a muchas familias cada vez que deben pagar esta factura. Por eso, Enel Colombia comparte varias recomendaciones y buenas prácticas que se pueden implementar al interior de las viviendas para ahorrar dinero a través de la factura del servicio.

Consumo invisible

Es clave identificar el consumo invisible, también conocido como silencioso, fantasma, vampiro o en stand by, que es la energía que consumen los electrodomésticos cuando no están en uso o apagados. Por ejemplo, dejar el cargador conectado sin el computador o el celular consume de un 5 % a 10 % de su potencia.

Al comprar un electrodoméstico nuevo, es mejor considerar los de bajo consumo clasificados con las letras A+++, A++ y A+, que son los más eficientes. Los electrodomésticos que tienen las letras A y B, son de consumo moderado y los de letras C y D, de alto consumo de energía.

La temperatura del calentador de agua no debe ser mayor a 60 °C. Cada cinco grados menos del calentador eléctrico ahorra 3 % de energía, lo recomendado es que la temperatura esté entre 38 °C y 52 °C.

Es clave identificar el consumo invisible, que es la energía que consumen los electrodomésticos cuando no están en uso o apagados.
Es clave identificar el consumo invisible, que es la energía que consumen los electrodomésticos cuando no están en uso o apagados. - Foto: GettyImagesPlus/iStock/Erstudiostok

Tecnología LED, el mejor aliado

Instalar bombillos eficientes es vital, ya que las luces LED consumen un 85 % menos de energía que con una bombilla tradicional, resisten altas temperaturas, vibraciones y humedad, y el 95 % de sus componentes son reciclables.

Para un entretenimiento responsable, es mejor elegir equipos de tecnología LED porque consumen 25 % menos que un LCD y 40 % menos que los de las pantallas plasma. Inclusive, optar por un equipo de proyección es una buena decisión ya que su gasto energético es bajo, solo de 29 W a 30 W por hora.

Entre más veces se abre la nevera, más energía consume.
Entre más veces se abre la nevera, más energía consume. - Foto:

Controlar el uso de electrodomésticos

Entre más veces se abre la nevera, más energía consume. Así que, si una persona abre la nevera más de una vez solo porque sí, para encontrar comida que aparezca mágicamente o para reflexionar, sin darse cuenta está haciendo que el valor de la factura mensual aumente. Solo se debe abrir las veces necesarias.

Además, es clave mover la nevera o el refrigerador y hacerle una limpieza en la parte de atrás, ya que el polvo acumulado hace que este electrodoméstico consuma más energía.

Es importante usar la lavadora a su máxima capacidad, porque una lavada grande a muchas pequeñas permite ahorrar energía. Igualmente, acumular la mayor cantidad de ropa para que sea solo una tanda de planchado, disminuye la cantidad de veces que inicia el proceso de calentamiento, lo que significa menos consumo de energía.

Antes de usar el secador, es mejor secar el cabello con una toalla para disminuir la cantidad de tiempo que se usará el secador. Adicionalmente, alternar el uso de la aspiradora con otros implementos de limpieza como la escoba es una buena opción para disminuir el consumo de energía y ahorrar en la factura.

¡Ojo con el horno!

Usar el horno durante una hora equivale a mantener encendidos entre 20 y 30 bombillos de 100 watts. Por eso, es importante pensar detenidamente si realmente es necesario usar el horno y con qué frecuencia.

Además, para que un horno eléctrico no use energía innecesaria, se deben usar recipientes acordes a la cantidad de comida y taparlos, así la cocción será más rápida y el consumo de energía menor.

También se debe limpiar con frecuencia el horno microondas ya que los restos orgánicos pueden absorber energía. También es recomendable poner los alimentos cortados para que se calienten más rápido.

Noticias relacionadas