emprendimientos

Metaverso: un nuevo espacio para el comercio en Colombia

Muchas empresas ya le están apostando a este universo digital para impulsar sus negocios.


Colombia ha demostrado ser un mercado maduro en todo lo que se refiere a comercio electrónico. Las cifras arrojadas al término del más reciente Día sin IVA, efectuado el viernes 17 de junio, evidencian que las oportunidades para las marcas en el universo online son casi ilimitadas.

La Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE) reportó en su momento que durante esta jornada especial de consumo el valor total de ventas registrado a través de canales digitales ascendió a 678,6 mil millones de pesos. La entidad destaca, además, que hubo un total de 1,7 millones de transacciones digitales y que las ventas fueron 4,3 veces superiores a las que se suelen dar en canales electrónicos un viernes normal.

Esto demuestra el gran potencial que tiene el país y que puede ser perfectamente aprovechado por las empresas en el metaverso, que aunque sigue siendo un mundo por explorar y conquistar para el comercio local, ofrece todas las posibilidades que las marcas se han planteado con sus objetivos de expansión, consolidación y crecimiento.

Contrario a lo que se pensó en un principio, el desarrollo que ha mostrado Colombia en materia tecnológica, es prueba de que esta industria tiene mucho espacio para seguir evolucionando y que las nuevas generaciones han sabido estar a la vanguardia y suplir las exigencias del mercado internacional.

Es tal el auge que está teniendo esta industria, que muchas empresas ya le apuestan incluso al metaverso, ese espacio que se está creando en la internet para imponer un nuevo estilo de vida y comercialización de productos. Basta con citar un reciente estudio de Bloomberg Intelligence (BI), el cual estima que la oportunidad global de mercado para el metaverso en 2024 puede alcanzar los 800.000 millones de dólares.

Algunos analistas creen que el metaverso es la evolución de la conectividad y que allí van a converger comunidades virtuales en un entorno cada vez más real, desarrollando incluso actividades de compra de bienes y servicios. BI también destaca que, en 2021, el valor del metaverso llegó a ser de, aproximadamente, 500.000 millones dólares, un número que podría incluso quintuplicarse en 2030.

Luis Carlos Guerrero, presidente para Colombia de Lumen Technologies, dijo que así no se note en la actualidad, este universo digital mandará la parada en el futuro, razón por la cual hay que apostarle desde ahora, cuando todavía tiene precios asequibles y se puede acceder a grandes promociones.

Ese panorama en cifras es evidencia suficiente de que el metaverso trae consigo grandes oportunidades de negocio para varias industrias, como la de creación de videojuegos, por ejemplo, abriendo la oportunidad para nuevas inversiones”, afirmó Guerrero.

Por otra parte, y dado el gran número de transacciones comerciales que se auguran en el metaverso, es necesario que en nuestro país comience a considerar una economía dentro del metaverso con divisas propias de cambio, lo que sin duda sería muy tentador para cualquiera que ya participe en el comercio en línea.

Esas divisas de cambio en el metaverso serían las criptomonedas. De esta manera se impulsaría su uso, con un importante aumento en su capitalización.

Ahora bien, considerando de nuevo las cifras arrojadas por el pasado Día sin IVA, se deduce que el metaverso podría convertirse en el complemento ideal para el mundo físico y que el comercio electrónico será parte integral de dicha plataforma.

“El principal ‘metaconcepto’ que se está promoviendo es que cualquier consumidor puede, con su mismo avatar digital, efectuar diversas interacciones en toda la web. Pensemos en eso como tener la misma foto de perfil y la misma biografía en todas las plataformas de redes sociales, aunque con una mayor personalización y capacidad de interacción”, explica el presidente para Colombia de Lumen Technologies.

¿Qué tiene que ver eso con el comercio electrónico o las transacciones digitales? El ejecutivo manifiesta que la personalización de avatares y, por extensión, la creación de una persona o de una marca personal en línea, harán posible la compra de artículos como ropa, vehículos o accesorios con usos funcionales y decorativos en un ambiente virtual.

“Si tomamos en cuenta el volumen de ventas durante actividades como el Día sin IVA o el crecimiento de plataformas de comercio electrónico, es posible afirmar que el e-commerce podría tener un impulso todavía mayor en el metaverso para popularizar la economía digital de Colombia”, dice Guerrero.

Por otra parte, el metaverso eliminará muchas de las restricciones físicas que tiene el comercio actual y hará posibles negocios completamente novedosos.

Sin embargo, para aprovechar tantos beneficios será necesario que Colombia adapte sus marcos regulatorios de tipo comercial a toda esta nueva realidad y que se adopten estándares de seguridad que proteja la información personal y financiera de todos los actores involucrados.