emprendimientos

¿Qué les depara a los negocios en el metaverso?

Expertos aseguran que Colombia aún tiene mucho trabajo por hacer.


Desde que Mark Zuckerberg, CEO y cofundador de Facebook, habló de metaverso, muchas organizaciones han querido sumarse al cambio. En la actualidad, a nivel mundial cada vez más industrias y empresas han querido incursionar en este concepto que promete ser uno de los espacios más revolucionarios tecnológicamente y que transformaría a futuro el mundo de los negocios.

Según un informe de Bloomberg Intelligence, el metaverso supone una oportunidad de negocio de 500.000 millones de dólares, una cifra que ascenderá a los 800.000 millones en 2024. Con lo cual se abre un escenario idóneo para quienes quieren apostarle a algo nuevo, aprovechando el desarrollo acelerado de las TIC hoy en día.

Sin embargo, Colombia aún no ha logrado mayores avances frente al tema. Según expertos como Juan Pablo Ordóñez, asesor de metaverso y narrativas interactivas de The Core Entertainment Science School, el desconocimiento del mercado y la falta de acceso a las nuevas tecnologías, son dos aspectos fundamentales que inciden en que esto sea así.

El metaverso tiene un gran alcance para visibilizar las marcas, productos, servicios, publicidad, realizar campañas de marketing e incluso da la posibilidad de organizar eventos y espectáculos de forma interactiva y adaptados al entorno. Es toda una experiencia para el usuario, lo que permite un crecimiento exponencial de los negocios a un futuro a mediano y largo plazo”, explicó Ordóñez.

Inteligencia artificial
La inteligencia artificial disminuiría el tiempo necesario para descubrir un nuevo fármaco - Foto: Colin Anderson Productions pty ltd/ DigitalVision/Getty Images

Pese a que actualmente hay espacios como el webinar “Metaverso: la nueva oportunidad para los negocios”, de Planeta Formación y Universidades, son pocas las personas que en el momento están interesadas en aprender sobre el tema, razón por la cual, este experto insiste en que un primer paso debe ser promover la curiosidad de la gente.

Por su parte, Juan Pablo Mejía, Chief Executive en Inn Solution S.A.S y experto de Offcorss, mencionó que el metaverso es una oportunidad de negocio, sobre todo para el sector de la moda porque brinda al usuario la capacidad que, por ejemplo, su avatar vista las prendas y las compre.

“Si alguien desea comprar algo en el metaverso, también lo querrá de forma física. Además, es probable que las transacciones económicas en el metaverso funcionen a través de tokens que serían el equivalente al dinero real”, agregó Mejía.

Aunque los expertos aseguran que aún es muy temprano para conocer todas las posibilidades, desafíos y la magnitud del metaverso. Se aventuraron a mencionar algunas desventajas que este mundo virtual traería para quienes hagan negocios en el mismo.

Para el Dr. José Martí, vicerrector de investigación de la Universidad Internacional de Valencia, uno de los desafíos más importantes es saber si el metaverso se convertirá en un monopolio o se generará un código más abierto en donde los usuarios pueden ser los propietarios de su realidad virtual. Mientras que para Juan Pablo Mejía, un desafío fundamental es el evaluar cómo hacer que estos mundos se vuelvan cada vez más realistas y que le permitan al usuario vivir una experiencia parecida a la de ir de compras físicamente.

Hay que tener presente retos como la desigualdad en el acceso, porque no todas las personas podrían tener acceso a la tecnología para entrar al metaverso. También está la privacidad, teniendo en cuenta que este sistema recopilará información y datos personales, así como información física de los usuarios como las huellas digitales y hay que hacer frente a los hackers que se quieran aprovechar de esto”, dijo José Martí.

A la fecha, compañías a nivel mundial como Apple y Sony se han unido a inversiones en el metaverso y en Colombia Ecopetrol lo ha intentado, demostrando que estos mundos virtuales emergentes pueden ser una gran oportunidad de negocio. No obstante, todo dependerá de las buenas ideas y un buen producto o servicio que ofrecer.