petróleo

Al 62 % de colombianos lo desvela el precio del petróleo y el gas, pues pueden romper su bolsillo

Un estudio de la consultora IPSOS evidencia la preocupación que hay entre los ciudadanos por la carestía. Si bien en el país el precio de la gasolina ha estado protegido, el coletazo llega.


Si la gasolina estuviera incrementando su precio en Colombia, al ritmo que lo hace el precio del petróleo, la inflación estaría aún más alta de lo que está (en 9,23 % a abril).

El país tiene una forma de proteger al consumidor y es el subsidio al precio, lo que se hace a través de una plata que se va acumulando en el Fondo de Estabilización de Precios de la Gasolina, que ahora está en estado deficitario.

Aún así, el incremento en el precio de la gasolina y el gas es algo que trasnocha a los colombianos, o al menos, al 62 % que dijo en un estudio de la consultora IPSOS, que considera que el alza de los precios de energía tendrá consecuencias en su poder adquisitivo.

La investigación se denomina “Energía Sostenible”, y la indagación se hizo en 30 países, para el Foro Económico Mundial, a través de su plataforma online Global Advisor de Ipsos.

En relación con la energía que se usa a diario en el transporte, las máquinas industriales, la cocina de los hogares, la preocupación parece ser generalizada. En promedio, el 55 % de los encuestados afirma que la subida de precios afectará bastante o mucho a su poder adquisitivo, puesto que si sube el precio del combustible, arrastra a todos los demás sectores de la economía.

Por encima de la expectativa de los colombianos están las de países como Japón (69 %) y Turquía (69 %), mientras que en naciones como Suiza hay más calma (solo 37 % cree que se verá afectado su bolsillo).

Otro de los interrogantes que planteó la encuesta de IPSOS versa sobre las razones de la subida en los precios de la energía. En Colombia, un 31 % de los encuestados afirmó que la razón del alza de los precios se debe a la volatilidad de los precios internacionales del petróleo y gas. Otras razones que expusieron los encuestados, aunque en menor medida, apuntan a poner en el visor el tema del cambio climático (13 %) y otros creen que es insuficiente la oferta para abastecer la demanda energética (23 %).

Hay que recordar que, recientemente, Gasnova, gremio de gas licuado de petróleo, entre diciembre de 2020 y marzo de 2022 los precios internacionales del propano y del butano Mont Belvieu registraron alzas preocupantes, de 121,5 % y 97,7 %, respectivamente.

Y si se abandonan los combustibles fósiles

En el estudio IPSOS también indagó sobre el debate que está en marcha, no solo en Colombia sino en el resto de naciones que intentan reducir los efectos que quedan en la atmósfera por el uso de combustibles fósiles.

La pregunta estuvo relacionada con la importancia de abandonar los combustibles fósiles y adoptar fuentes de energía más sostenibles. En el total de la muestra, la gente, en un 84 % respondía que es de vital importancia realizar estas acciones en cada país. El porcentaje de colombianos que se adhirió a esa posición fue de 91 %, mientras que las cifras más bajas estuvieron en Rusia (72 %), Estados Unidos (75 %), Canadá (76 %), Alemania (76 %) y Japón (77 %).

Juan David Giraldo, Chief client officer de Ipsos Colombia, destaca que, en el estudio, lo que está dominando es la posición que busca reducir el uso de combustibles fósiles. De hecho, señaló el vocero, “lo que opinan es que eso debe hacerse a través de un cambio inmediato, debido a las complicaciones que cada día aumentan en relación con el cambio climático, se espera que dentro de cinco años se logre hacer la transición y tener fuentes de energía más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente”.