Home

Mundo

Artículo

Las Fuerzas de Defensa Israelíes informaron a través de su cuenta de Twitter que atacaron sitios de lanzamiento de misiles en Siria. Imagen de contexto y no corresponde al hecho en mención. Foto: Foto: GettyImages.
La Alcaldía de Odesa denunció que, al menos, cuatro misiles Onix, uno de los proyectiles de alta precisión más modernos con los que cuentan las Fuerzas Armadas rusas, impactaron en esa región. - Foto: Foto GettyImages.

ucrania

Con misiles de alta precisión, Rusia lanza nueva ofensiva en Odesa, Ucrania

Al menos cuatro misiles Onix, uno de los proyectiles de alta precisión más modernos con los que cuentan las Fuerzas Armadas rusas, impactaron en esa región.

La ciudad ucraniana de Odesa fue atacada este lunes con varios misiles de crucero disparados desde la península de Crimea, controlada desde 2014 por Rusia, según han denunciado las autoridades locales, que no han dado detalles de posibles daños.

La Alcaldía de Odesa informó en su cuenta de Telegram del impacto en la región de al menos cuatro misiles Onix, uno de los proyectiles de alta precisión más modernos con los que cuentan las Fuerzas Armadas rusas.

Más tarde, el portavoz del Cuartel General de Operaciones de la Administración Militar Regional de Odessa, Sergei Bratchuk, indicó de que, “ya en la noche”, las tropas rusas atacaron de nuevo la región.

“El enemigo continúa lanzando ataques con misiles contra la ciudad y la región, tratando de destruir la infraestructura. Agradecemos a las fuerzas de defensa aérea por su trabajo de combate”, señaló también en su canal de Telegram.

La Alcaldía de Odesa señaló que el ataque aéreo se llevó a cabo con misiles tipo ‘Dagger’, lanzados desde bombarderos modelo ‘Túpolev Tu-22′, y lamentó que al menos dos personas fueron trasladadas al hospital, además de que cinco edificios turísticos resultaron destruidos.

La zona ya había sido atacada el domingo con misiles de crucero disparados desde el mar Negro. Para Rusia, controlar la parte suroeste de Ucrania implicaría establecer un corredor desde la región del Donbás hasta Transnistria, una región separatista en el este de Moldavia.

Rusia justifica nuevamente la invasión en Ucrania

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, defendió este lunes la invasión a Ucrania durante el desfile militar que conmemora la victoria de 1945 sobre la Alemania nazi, mientras que el mandatario ucraniano, Volodímir Zelenski, se mostraba confiado en ganar la guerra.

“Me dirijo a nuestras fuerzas armadas: ustedes luchan por la patria, por su futuro”, afirmó Putin en un discurso antes del desfile militar en la plaza Roja de Moscú que conmemora la victoria ante los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Ante los miles de soldados que participaban en el desfile, Putin volvió a justificar su decisión de haber lanzado el 24 de febrero una ofensiva contra Ucrania, alegando que Kiev preparaba un ataque contra los separatistas prorrusos en el este del país, quería dotarse de la bomba atómica y recibía el apoyo de la Otan.

Vladimir Putin
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, defendió este lunes la invasión a Ucrania durante el desfile militar que conmemora la victoria de 1945 sobre la Alemania nazi. - Foto: AP

“Se estaba formando una amenaza totalmente inaceptable, directamente en nuestras fronteras”, dijo, acusando de nuevo al país vecino de neonazismo y calificando la ofensiva de “respuesta preventiva”. Fue la “única decisión correcta” posible, añadió.

Las fuerzas de seguridad lucían en el hombro derecho la letra “Z”, convertida en símbolo de los partidarios de la ofensiva en Ucrania, ya que está pintada en los vehículos de las unidades en el conflicto.

“20.000 ataúdes”

Después de su discurso, 11.000 soldados y decenas de vehículos, entre ellos lanzadores de misiles, desfilaron por la plaza Roja. También participaron unidades que regresaban del frente ucraniano.

La parte aérea del desfile tuvo que ser suspendida, debido al mal tiempo.

Desde que Vladimir Putin llegó al poder en el año 2000, el tradicional desfile del 9 de mayo celebra tanto la victoria soviética sobre la Alemania nazi como el renaciente poderío de Rusia tras la humillación de la caída de la URSS.

Militares rusos
11.000 soldados y decenas de vehículos, entre ellos lanzadores de misiles, desfilaron por la plaza Roja. (Foto de Kirill KUDRYAVTSEV / AFP) - Foto: AFP

Poco antes de que Putin pronunciara su discurso, Zelenski publicó un video en el que dijo que Ucrania no dejará que Rusia “se apropie de la victoria” sobre el nazismo.

“En el día de la victoria sobre los nazis, estamos luchando por otra victoria, el camino hacia esta victoria es largo, pero no tenemos dudas sobre nuestra victoria. Ganamos entonces, ganaremos ahora”, añadió mientras caminaba por la avenida central de la capital, Kiev.

Más de dos meses después de la entrada de las tropas rusas en Ucrania, los combates se centran ahora en el este del país. Moscú no ha podido tomar Kiev, frente a la incansable resistencia de los ucranianos, armados por los países occidentales.

“Putin debería haber hecho desfilar a las decenas de soldados rusos heridos”, dijo Ievguen Ienine, primer viceministro ucraniano del Interior, en un video publicado en la cuenta del ministerio en Telegram.

“O llevar 20.000 ataúdes por la Plaza Roja para que las madres rusas puedan ver cómo murieron o quedaron lisiados sus hijos en Ucrania”, agregó.

En Kiev casi no se celebró este día de conmemoración.

“Intensas” batallas

En tanto, en el frente tenían lugar “intensas” batallas alrededor de Roubijne y Bilogorivka, en la región de Lugansk, según indicó el gobernador Serguii Gaidai.

Hasta ahora, Rusia solo ha podido tomar el control total de una ciudad importante, Jersón. Tras haber sido frenado a las puertas de Kiev, el Estado Mayor ruso tuvo que revisar sus ambiciones a la baja y centró su ofensiva en el este y el sur del país.

En Mariúpol, un puerto en el sureste bajo control casi total de los rusos, los militares ucranianos atrincherados en la inmensa acería Azovstal aseguraron que no piensan capitular.

Allí, los separatistas prorrusos desfilaron por el 9 de mayo, con un gigantesco lazo de San Jorge, símbolo patriótico ruso, portado por los separatistas por las calles de la ciudad, destruida tras varias semanas de asedio.

En Varsovia, un grupo de manifestantes pro-Ucrania rociaron con líquido rojo al embajador ruso en Polonia cuando este se dirigía hacia el cementerio de la capital polaca, donde descansan los restos de soldados soviéticos muertos durante la Segunda Guerra Mundial, para poner un ramo.

* Con información de Europa Press y AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.