prestaciones sociales

Prima Laboral 2021 | ¿Cuándo se debe pagar y cómo calcularla?

Todas las personas que tengan un contrato formal y cuyo salario no supere los $12 millones, tienen derecho a recibir este pago.


Los trabajadores que cuenten con un contrato formal y cuyo salario no supere los 12 millones de pesos, aproximadamente, tienen derecho a recibir la prima, siempre y cuando su contrato no sea por prestación de servicios.

La prima corresponde a un salario y se divide en dos entregas del 50 %. Una en junio y la otra en diciembre. Dicho pago se hace por todo el semestre trabajado o una cifra proporcional al tiempo laborado sobre el valor total del contrato.

Es decir que si usted no lleva seis meses con contrato formal, su prima corresponderá al tiempo que lleve laborando con su empleador, tiempo que deberá ser, mínimo, de tres meses. La prima también aplica para el trabajo doméstico que, según el Gobierno, corresponde a “toda persona natural que presta sus servicios a los hogares en tareas como aseo, cocina, lavado, planchado, jardinería, conductor de familia y trabajadores de finca, entre otros”.

Por lo anterior, puede calcular su prima total o llamada prima de servicios, haciendo la siguiente operación matemática:

PRIMA DE SERVICIOS = (SALARIO X TIEMPO LABORADO EN DÍAS) / 360 DÍAS

El salario lo multiplica por el tiempo que ha laborado en días y el resultado lo divide en 360. Así quedará determinado cuánto debería usted recibir en total cuando finalice el año 2021. Para determinar su prima de junio de este año, es necesario dividir el resultado en dos para que sepa cuánto le corresponde hasta este mes.

La prima de servicios, de acuerdo Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, es una prestación social cuya responsabilidad está “a cargo del empleador y corresponde al pago de 15 días por semestre laborado. Se debe pagar el último día del primer semestre, es decir, el 30 de junio y el 20 de diciembre directamente al trabajador”.

De igual manera, de acuerdo con Portafolio, los empleadores que contraten personas que hagan trabajos en el hogar deberán pagarles una prima de servicios, desde que fue expedida la Ley 1788 en julio de 2016.

“Antes de la reforma, solo los trabajadores de una empresa, con contrato a término fijo, tenían derecho al pago de la prima. Ahora cualquier trabajador con independencia de modalidad de vinculación y de tiempo de servicios debe recibirla”, agregó Jaramillo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzaron una advertencia respecto al trabajo en exceso y las consecuencias que este podría traer para la salud de las personas.

Así las cosas, el informe que hicieron conjuntamente ambas entidades reveló que las jornadas laborales prolongadas provocaron 745.000 defunciones por accidente cerebrovascular y cardiopatía isquémica en 2016, una cifra un 29 % superior a la del año 2000. Ambas organizaciones hicieron un primer análisis mundial de la pérdida de vidas y de salud derivada de las largas jornadas de trabajo, en el que los datos indican que, en 2016, 398.000 personas fallecieron a causa de un accidente cerebrovascular y 347.000 por cardiopatía isquémica, como consecuencia de haber trabajado 55 horas a la semana o más.

Entre 2000 y 2016, el número de defunciones por cardiopatía isquémica debidas a las jornadas laborales prolongadas aumentó en un 42 %, mientras que el incremento en el caso de las muertes por accidente cerebrovascular fue del 19 %.

De igual manera, el estudio especifica que estos problemas de salud de origen laboral son más notorios en los hombres, pues cerca del 72 % de las víctimas mortales por esta causa eran varones, en las personas que viven en las regiones del Pacífico Occidental y de Asia sudoriental y en los trabajadores de mediana edad o mayores.

Así mismo, la mayor parte de las defunciones registradas correspondieron a personas de entre 60 y 79 años que habían trabajado 55 horas o más a la semana entre los 45 y los 74 años.

Lo anterior, de acuerdo con la OMS, demuestra que alrededor de una tercera parte de la morbimortalidad estimada total relacionada con el trabajo se debe a las jornadas laborales prolongadas, que son el factor de riesgo que más contribuye a aumentar la carga de enfermedades ocupacionales.