impuestos

Así es el nuevo proyecto de ley que buscaría eliminar gradualmente el 4 x 1.000

El recaudo por este impuesto llega al Estado y no a los bancos. Congresista plantea subirles la carga tributaria a altos funcionarios del Estado para cubrir el hueco que quedaría.


En momentos en que el país se alista para discutir una nueva reforma tributaria, desde diversos partidos se vienen proponiendo otras medidas en materia impositiva. Sobre todo para reducir la carga al bolsillo de los ciudadanos.

La más reciente idea fue presentada por la representante a la Cámara por la Alianza Verde, Katherine Miranda, quien confirmó que retomará su iniciativa para eliminar gradualmente el gravamen a los movimientos financieros, más conocido como 4 x 1.000.

“La eliminación gradual del 4 x 1.000 busca desmontar un punto al año. El desmonte total de este tributo sería en un periodo de cuatro años”, explicó, y agregó que buscará que se cree un impuesto al salario de los altos funcionarios, con el propósito de mitigar el impacto que podría generar el desmonte del 4 x 1.000 en las finanzas del Estado.

Esta segunda iniciativa es clave para el trámite y la supervivencia de la eliminación del 4 x 1.000, ya que en el país no es tan fácil que un congresista proponga que quitará un impuesto, para que esto sea una realidad.

En Colombia rige una norma que dice que cualquier menor recaudo que se genere en el erario debe ser reemplazado por otra fuente, ya que se trata de recursos que llegan año tras año al Estado y van a financiar distintos programas de inversión. Es decir, no se puede dejar el hueco en el presupuesto.

De allí que sea clave que la representante Miranda plantee la creación de un gravamen para los altos funcionarios del Estado, ya que esto permitiría cubrir el eventual hueco que deje el desmonte del 4 x 1.000.

Katherine Miranda
foto Diana Rey Melo
Bogotá Colombia
Miércoles 27 de enero del 2019
Katherine Miranda, representante a la Cámara, retomará el proyecto en la próxima legislatura. - Foto: Diana Rey Melo

Un año atrás, en plena cuarentena general, la congresista de la oposición presentó este proyecto. No obstante, unas semanas después lo retiró, argumentando’ tener en cuenta que no se había presentado ponencia para primer debate.

Debate álgido

Ahora, cuando la pandemia comienza a dar una tregua y el país avanza en su reactivación, Miranda anunció que retomará el proyecto. Aunque con un componente clave y es que este, según dijo, tiene el respaldo pleno de la Asociación Bancaria.

En todo caso, es importante señalar que el apoyo del gremio de los bancos a esta idea no es nueva. De hecho, desde que estaba su presidente anterior, Santiago Castro, Asobancaria señaló que el sector sería de los que más felices estaría si eliminaran dicho impuesto.

Este es un gravamen que empezó para salvar la banca pública a raíz de la crisis financiera de finales del siglo pasado, donde la mayoría de los bancos públicos se quebraron. No tiene nada que ver con la banca (privada), lo cobramos por obligación”, dijo en su momento a W Radio.

Y razón no le falta. Cada mes a las arcas del Estado ingresan varios billones de pesos por concepto de gravamen a movimientos financieros. El único papel que tienen los bancos con este impuesto es aplicarlo, pero no se benefician del mismo.

Según cifras de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), el año pasado se recaudaron $8,1 billones por este tributo. Y en lo corrido de 2021 hasta mayo, la cifra iba en $3,6 billones.

El expresidente de Asobancaria, Santiago Castro, planteó hace unos meses que los bancos serían los más felices con la eliminación del 4 x 1.000.
El expresidente de Asobancaria, Santiago Castro, planteó hace unos meses que los bancos serían los más felices con la eliminación del 4 x 1.000. - Foto: Asobancaria

Desde diversas entidades financieras han asegurado que esto les quita participación en el mercado colombiano, ya que miles de colombianos prefieren mantenerse en el efectivo, solo con el fin de no ser cobrados a la hora de hacer transacciones financieras.

¿Llegó el momento de cambiar este gravamen por uno más técnico? Asobancaria y buena parte del Congreso creen que sí, y además tienen una carta ganadora. En el más reciente informe de un grupo de expertos tributarios se le recomendó al Gobierno eliminar el 4 x 1.000, con el fin de impulsar la bancarización y la formalización de personas y negocios.