Tendencias
Entrevista
La vestimenta se convierte en el primer examen psicométrico y socioeconómico para obtener un empleo. - Foto: Getty Images

empleo

¿Cómo vestirse adecuadamente para una entrevista laboral?

Por lo general, los empleadores no contratan al personal basándose en quién está mejor vestido, sino descartando a aquellos que consideren vestidos de una manera inapropiada.

Una entrevista de trabajo es la oportunidad perfecta para dar una buena primera impresión de manera personal y si bien es cierto que las habilidades, experiencias y conocimientos del aspirante son elementos fundamentales al momento de la contratación, la apariencia personal también lo es, ya que revela los rasgos propios de su personalidad.

Expertos aseguran que la vestimenta, además de demostrar la seriedad con la que se toma la oportunidad laboral, también comunica de muchas formas. En consecuencia, es importante destacar que los empleadores no contratan al personal basándose en quién está mejor vestido, sino descartando a aquellos que consideren vestidos de una manera inapropiada.

De este modo, la Universidad de la Salle de México, asegura que la vestimenta se convierte en el primer examen psicométrico y socioeconómico para obtener un empleo. La manera de vestirse para una entrevista puede llegar revelar o envíar un mensaje erróneo sobre la personalidad, desde inestabilidad emocional con una corbata muy ajustada, o irresponsabilidad por un traje de talla grande.

En consecuencia, la institución da a conocer algunos tips necesarios en la manera de vestirse para evitar enviar mensajes erróneos en una entrevista de trabajo:

  • Para los hombres. Es importarse vestirse con trajes de la talla que es color gris o azul marino. En cuanto a la corbata, esta debe contrarrestar con la camisa, debe llegar a la altura del cinturón, su ancho debe de ser conforme a la solapa del traje y el pisa corbatas deberá ir entre el tercer y cuarto botón. Expertos aconsejan abrochar siempre el primer botón del traje si este es de dos botones, pero en el caso de que el traje sea de tres botones, abrochar el medio. En cuanto a los zapatos, deben ser formales de agujeta que combinen con el traje.

El aseo personal es fundamental, por lo que es importante tener las manos limpias, uñas cortas, cabello corto y bien peinado, estar rasurado y con la barba bien arreglada, usar loción que sea de un olor sobrio y discreto, al igual que utilizar pocos accesorios acordes al vestuario.

Entrevista
Por lo general, los empleadores no contratan al personal basándose en quién está mejor vestido, sino descartando a aquellos que consideren vestidos de una manera inapropiada. - Foto: Getty Images
  • Para las mujeres. Lo ideal es siempre vestir con prendas de la talla que es, emplear un sastre, ya sea de falda saco, o pantalón saco. Si se utiliza falda, esta debe estar debajo de la rodilla. Al igual, se debe usar zapatos de tacón con un máximo de 10 cm que combinen con el traje y llevar un bolso discreto a la altura del hombro.

También le puede interesar:

Por lo general, algunas mujeres no son precavidas con el uso excesivo de maquillaje, por lo que expertos recomiendan aplicarse uno discreto y sobrio para dar a conocer un aspecto natural y profesional. Así mismo, es fundamental cuidar las manos y las uñas deben tener un decorado sutil con colores claros. En cuanto al cabello, este debe estar bien peinado o recogido y llevar pocos accesorios.

Para ambos casos, hay que evitar un aspecto que resulte demasiado llamativo y también eliminar las prendas que no se encuentren en buen estado, pues esto da un aspecto de carencia y mal aspecto para cualquier organización. Así mismo, es importante mencionar que el vestuario para una entrevista depende del tipo de empresa a la que se presente y del puesto al que aspira. Por lo cual, antes de ir a una entrevista debe investigar detalladamente a la empresa, para así considerar el vestuario más adecuado.

Esto no quiere decir que se deba descuidar el aspecto personal si no es una organización reconocida o el puesto al que aspira no es relevante, todo lo contrario, estar bien arreglado y de acuerdo con la cultura organizacional de la empresa, lo lleva por un camino en el que puede lograr obtener el puesto de trabajo y tener una mejor proyección profesional en ese lugar.