Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/9/1987 12:00:00 AM

"A LO MEJOR, YA ESTAMOS CASADOS"

ENTREVISTA CARLOS VIVES Y MARGARITA ROSA DE FRANCISCO

"A LO MEJOR, YA ESTAMOS CASADOS" "A LO MEJOR, YA ESTAMOS CASADOS"
CARLOS VIVES Y MARGARITA ROSA DE FRANCISCO:
En 1987 no había despegado todavía cuando se conoció la noticia de la primera boda del año. El compromiso matrimonial de Carlos Vives y Margarita Rosa de Francisco ("Gallito" Ramirez y "Mencha" Lavalle) causó tal revuelo que, en muchos medios, merecio mas despliegue que la cascada de alzas o las medidas contra el narcotráfico. La razón para que el anuncio hubiera levantado tanto comentario y expectativa, resulta obvia: los dos Jóvenes constituyen la pareja de moda en Colombia, debido al éxito de la telenovela que se pasa todos los días a las diez de la noche. SEMANA los persiguió por estudios atiborrados, en ensayos a puerta cerrada, en telefonos propios y ajenos hasta lograr que visitaran nuestras oficinas y respondieran, con desparpajo y sin inhibiciones a pesar-del tumulto que se formo por su presencia, a todas las preguntas sobre su vida, su amor y sus planes.

SEMANA: ¿Es cierto que ustedes se van a casar?
LOS DOS: Sí
MARCARITA: Sí, pero en una ceremonia íntima, sin que nadie se dé cuenta...
CARLOS: ...es que a lo mejor ya estamos casados. (Sonrisas generales).

S.: Pero si ahora la gente no se casa ¿ustedes por qué sí?
MARCARITA: Yo creo en el matrimonio como una institución, pero no lo hago por su aceptación social, sino porque estoy enamorada.

S.: ¿Cuándo, cómo y dónde se conocieron?
CARLOS: La primera vez que la vi yo estaba pelaíto... Fue en un comercial de máquinas Elgín, donde Margi aparecía...
MARCARITA: ...estaba muy chiquita y aparecía allí con el pelo alborotadísimo...
CARLOS: Sí. Y yo no me olvidé nunca de ese comercial.

S.: ¿ Y Margarita a Carlos?
MARCARITA: En dos telenovelas: "Tiempo sin huella", que era al mediodía...
CARLOS. Una lata que siquiera casi nadie vió.
MARCARITA: Y la otra era "El Faraón". Los únicos capítulos que veía era donde Carlos aparecía... Se veía divino.

S.: ¿ Y cuándo y cómo fue la primera vez que se vieron?
MARCARITA: En un C-100 en 1984, cuando yo estaba de virreina.
Carlos se quitaba y se ponía unas gafas de sol... Era que yo no le quitaba el ojo. Cuando se acabó el asunto le comenté a mi hermana que qué tal el ataque de belleza tan terrible de Carlos Vives...
CARLOS: ... Yo también la vi pasar por mi lado. Me pareció linda, pero nada más.

S.: ¿ Y el primer encuentro ya como colegas en "Gallito Ramírez" cómo fue?
CARLOS: Nos tocó un ensayo con el director a los dos solos. Me impactó mucho. No podía creer la frescura con que ella decía el parlamento que le correspondía y desde ese momento deduje que era muy interesante, porque si era capaz de tanta naturalidad, tenía que ser una mujer sensacional.
MARCARITA: A mí también me gustó. Pero yo supe desde un comienzo que estaba de novio y como detesto a las quitanovios, no me podía poner a quitarle el novio...

S.: ¿A quién?
CARLOS: A una niña de Cartagena con la que estuve de novio cuatro años... Una mujer que no pertenece a este medio artístico.

S.: ¿Quién sedujo a quién?
MARCARITA: Yo creo que Carlos a mí... (sonrisas generales) MARCARITA: No, de verdad...
Tanto que me recogía para los ensayos y una vez, cuando apenas llevábamos días de conocernos, se fue de viaje y me dejó el carro. Y yo le dije a mi tía: ve tía que queridura de muchacho...
CARLOS: Yo me enamoré desde el primer día. Y no me venció ni la excusa que me dio cuando la invité a salir por primera vez: me dijo que no, "que es que mi tia... ejem... bueno... es que la porteria la cierran a las nueve de la noche". No lo creí, claro.
MARCARITA: Así fue. Pero, es que cómo iba a aceptarle así no más la primera invitación que me hacía. No. Que le costara un poquito.

S.: Entonces...
CARLOS: Entonces por fin me aceptó y fuimos al bar Coco-Loco

S.: Y ahí se dieron el primer beso fuera de cámaras.
MARGARITA: No... sí, bueno...Ahi me dijo que él queria ser muy unigo mio y todo eso, pero yo fui muy precisa: yo no necesito un amigo, lo que necesito es un hombre. Ya habian pasado muchos ensayos y muchas horas de trabajos juntos y se habia dado ese ¡click! que es como el flechazo...
CARLOS: Y ya no cerraban el portón a las nueve de la noche...
MARCARITA: No, porque ya me había pasado a vivir con unas amigas.

S.: ¿El ambiente de la telenovela les ayudó al amor?
CARLOS: No creo. Ese ambiente no permite la relación. No es propicio porque generalmente uno con las personas que trabaja no se emociona sino que trabaja.
MARCARITA: Creo lo mismo.
Ese tipo de trabajo no suscita una relación. Creo en que eso es una fórmula química: cuando dos personas que se gustan se juntan, la cosa cuaja. Yo necesitaba querer a alguien y...
CARLOS: ...¡Ah!, pero que no vaya a resultar que es que no había nadie más... (Sonrisas generales, con beso de él en la mejilla derecha de ella).
CARLOS: A mi no me ha gustado nadie del medio, en serio. Con Amparo Grisales éramos pura llaveria, pero nada más.

S.: Pero los besos que se dieron en "Tuyo es mi corazón " fueron...
CARLOS: Eso era porque tocaba...
MARCARITA: ¡Ay! siquiera yo no los vi

S.: ¿Cuándo los pillaron?
CARLOS: Siempre dijimos que no, que nada que ver, que simples amigos y buenos colegas, pero nada más.
Claro que el asunto comenzó a complicarse y fue una vez en una entrevista que nos hizo Pilar Castaño para el programa "Gente". Eso fue un desastre, Margarita casi mete la pata cuando le preguntaron si estaba enamorada de mi, se le trabó la lengua y respondía que sí y que no al mismo tiempo...
MARCARITA: ¡Uy! qué angustia. Pero esa prueba no fue nada comparada con la de una entrevista que nos hizo Lina Botero unos meses después de aquella de Pilar, cuando era evidente que estábamos enamorados...

CARLOS: Si. Ahi si yo ya no pude más y me destapé: cuando me preguntaron dije que si, que estaba enamorado, que la amaba... ¡Ah! ya estaba cansado de ocultarlo...
MARCARITA: Y entonces a mí me tocó secundarlo, decir también que si para que él no quedara mal...
(Los dos sonríen, se besan).

S.: Después del destape, ¿cómo los afectó eso en la telenovela? CARLOS: Nos afectó porque a partir de ahí nos sentimos muy cohibidos. Ya dejamos de ser tan naturales como antes.
MARCARITA: Aparte de que a mi, por ejemplo, cuando a Carlos le toca besar a Diana Portete yo ni veo...
CARLOS: Yo tampoco porque cierro los OJOS...
MARCARITA: Ese chiste si no me gustó nada.

CARLOS: ...Perdón, perdón... A mi también me pasa que cuando Margarita tiene que besar a Arturo Sanclemente a mi me da... Como soy un hombre de carne y hueso me pongo furioso.

S.: ¿Qué defectos se han descubierto?
MARCARITA: Para mi el mayor defecto de Carlos es que se guarda las reacciones... y sólo al segundo o tercer día me dice qué es lo que le pasa.
Pero yo nunca he conocido a nadie que tenga tantas cualidades como Carlos. Y creo que él me soporta más a mi de lo que yo lo soporto a él.

CARLOS: El peor defecto de Margarita es no creer en ella misma. Cada vez que le ofrecen algo se le sale una inseguridad que yo trato de remediar dándole ánimo porque sé que es muy inteligente, muy capaz...

S.: ¿ Qué planes distintos al del matrimonio tienen?
MARCARITA: Siempre que me preguntan qué quiero hacer en la vida, nunca sé responder. Por ahora estoy matriculada en la universidad para empezar comunicaciones, pero no quiero alejarme del medio artístico.
Sé que lo más difícil de mi carrera como actriz comienza posiblemente con el final de la "niña Mencha" en marzo, porque es a partir de ahi donde tengo que comprobarme que soy capaz de representar un papel distinto al de mi propia vida...
CARLOS: Yo quisiera tener un programa en radio, por ejemplo, para promocionar el rock en español, contarle a la gente que existe Charly Garcia que es mi idolo y seguir en el medio donde, creo, tengo condiciones para ser director. Eso me lo ha dicho Julio César Luna porque yo muchas veces me olvido de mis parlamentos y estoy más pendiente de los detalles, como lo hace un director.

S.: Ustedes son distintos en muchas cosas...
MARCARITA: Tal vez en la manera de vestirnos. A mi me gusta estar bien puesta: sin usar mediapantalón ni tacones ni nada de eso, pero si estar arreglada. En cambio a Carlos le gusta andar así, desgualetao, pero a mi eso no me choca... porque eso se le ve bien.
CARLOS: Si, yo soy muy perrata... Pero es una forma de vivir, de ser...

S.: ¿Han pensado tener hijos pronto?
CARLOS: A mi me fascinan los niños y quisiera tener uno ya. Incluso ya le dije a Margarita que me gustaría tener uno con ella...
MARCARITA: Si, pero yo soy anti-hijos. Siempre he sido anti-hijos. Es que no sé cómo tratarlos, como nada... Pero cuando uno encuentra una persona tan afin, como que de pronto empiezo a pensar en serio en ello.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com