BANDERILLAS NEGRAS


La temporada taurina con la que se celebrará el cambio de siglo sufrió bajas sensibles hace
unas semanas luego de que tres figuras de talla mundial declinaran la invitación para hacer el paseíllo en las
plazas nacionales. Se trata de César Rincón, Enrique Ponce y José Tomás. El torero bogotano, que hace
unos meses anunció su retiro, había sido invitado por los organizadores para actuar en un encierro con seis
toros en la Santamaría, la plaza que lo vio crecer. A pesar de la intermediación del ex presidente Ernesto
Samper, Rincón se mantuvo firme en su negativa y afirmó que, por lo pronto, no piensa volver al ruedo. Por su
parte los matadores españoles argumentaron que la inseguridad que se vive actualmente en Colombia no les
ofrece las garantías suficientes para animarse a cruzar el Atlántico.