HIJO DE TIGRE



Los SEGUIDORES DE JUAN PABLO MONTOYA HAN LOgrado percibir la emoción que se vive en los
circuitos gracias a la voz del experimentado locutor Germán Mejía. Sin embargo él no es el único versado en la
materia pues su hijo Diego Fernando, con escasos 23 años, es un experto en automovilismo, deporte que
conoce no sólo desde los pits sino desde las propias pistas ya que desde los cinco años ha estado
compitiendo en diferentes categorías a lo largo del mundo. Como si fuera poco Diego Fernando es uno de los
mejores amigos de Montoya lo cual lo convierte en una de las voces más autorizadas para analizar el
desempeño del piloto colombiano.