gente

Las palabras con las que el príncipe Carlos definió a Meghan Markle

En el libro sobre los príncipes de Sussex se hacen sorprendentes revelaciones sobre la relación de estas dos figuras de la realeza.


La semana pasada salió a la venta ‘Finding freedom’, el libro de Meghan Markle y el príncipe Harry en el que se cuentan detalles sobre  cómo se produjo la salida de la pareja de la realeza británica y la relación de ellos con los miembros de la familia.

Una de las revelaciones más sorprendentes del escrito de los autores Omid Scobie y Carolyn Durand hace referencia a la relación del príncipe Carlos con Meghan Markle.

De acuerdo a una nota del Daily Star, los escritores de la publicación aseguraron que "el príncipe Carlos se enamoró de Meghan Markle y su personalidad, hasta el punto de que para ella fue como un ‘segundo padre‘”.

Vale la pena recordar que el príncipe fue quien acompañó a Markle al altar, pues la exactriz tiene muy mala relación con su padre.

De acuerdo al libro, Carlos define a su nuera como "atrevida y confiada", exaltando su forma de ser y resaltando que el príncipe defendió a la pareja en medio de la tumultuosa relación al interior de la familia real, que desembocó con la renuncia de Harry y su pareja a sus títulos.

"Meghan sintió que encontró un padre muy solidario y amoroso en Carlos que realmente él cambió su vida para mejor. Él se ganó su confianza", contaron los autores.

Finding Freedom también cuenta cómo surgió el romance entre Harry y Meghan, y revela detalles íntimos de las primeras citas de la pareja, en un bar de Soho y en un restaurante de comida de mar en otro sector de Londres.

Según los amigos más cercanos, ambos quedaron flechados y las cosas comenzaron a avanzar bastante rápido. Harry dijo “te amo” antes que ella, y Meghan le confesó a varias personas que la relación tenía futuro.

En esta semana, el príncipe Harry y su esposa Meghan compraron una casa en Santa Bárbara, una próspera ciudad costera a las afuera de Los Ángeles, en donde ya están viviendo, informaron medios especializados este miércoles.

Los duques de Sussex, que renunciaron a sus labores como miembros activos de la familia real británica, se mudaron de la ciudad natal de la actriz, Los Ángeles, donde se vieron envueltos rápidamente en una batalla legal con paparazzi por fotos tomadas a su hijo Archie.

La pareja "se mudó a su casa familiar en julio de este año" y se ha "instalado en la tranquila privacidad de su comunidad", dijo un portavoz de la familia en una declaración enviada a la AFP, en la que no confirmó la ubicación de la residencia.

Según People y Page Six, su nueva casa está en Santa Bárbara, una acomodada ciudad costera a unos 160 km de Los Ángeles, donde también viven celebridades como Oprah Winfrey y Ellen DeGeneres.

"Aquí es donde quieren criar a Archie, donde esperan que pueda tener una vida lo más normal posible", dijo una fuente anónima a Page Six. "Harry y Meghan nunca tuvieron la intención de hacer de Los Ángeles su hogar".

Harry y Meghan presentaron una demanda el mes pasado en Los Ángeles contra los paparazzi, a los que acusaron de tomar fotos de su hijo sin permiso.

"La pareja se enteró recientemente de que alguien está comprando fotografías de su hijo de 14 meses, Archie, afirmando falsamente que las había tomado en una ‘reciente‘ excursión pública ‘en Malibú‘", según la denuncia, presentada por invasión de la privacidad.

Las fotos fueron tomadas durante "actividades en el patio trasero de la residencia, sin que la pareja lo supiera", añadió.

La familia estaba residenciada en la casa de Los Ángeles del magnate mediático Tyler Perry en ese momento, según versiones de prensa.

Los duques se trasladaron a California, pasando por Canadá, después de anunciar en enero que tenían la intención de dejar la vida real y "trabajar para ser financieramente independientes".

Ambos expresaron su deseo de "hacer algo con sentido, de hacer algo que importe", en California, donde planean lanzar una amplia organización sin ánimo de lucro llamada Archewell.

En abril, trabajaron con una organización benéfica para repartir comidas a personas con enfermedades crónicas en Los Ángeles confinados por el coronavirus.

*Con información de AFP.