gente

¿Por qué se separó Diomedes Díaz de su primera esposa?

Patricia Acosta, primera y única esposa de Diomedes, fue la inspiración de canciones como “La ventana marroncita” y “Tres canciones”, entre otras.


Patricia Acosta fue la primera y única esposa del Cacique de la Junta, Diomedes Díaz. A ella el cantante le dedicó algunas de sus canciones más célebres, como ‘La ventana marroncita’, ‘Tres canciones’, ‘Sin ti’, ‘Bonita’ y ‘Tu serenata’, entre otras.

De la relación de la pareja nacieron los hijos más conocidos de Diomedes: Rafael Santos, Diomedes de Jesús, Luis Ángel y Martín Elías. A pesar de que nunca se separaron legalmente, la mamá de Díaz, Mamá Vila, Elvira Maestre, aseguró que ellos se separaron porque peleaban mucho. Cabe resaltar que la pareja mantuvo un matrimonio de 17 años que terminó en 1995.

No obstante, según la madre, Elvira fue una mujer que Diomedes adoró realmente en vida. “Es una mujer buena, fue la mujer que Diomedes adoró en la vida. Patricia Acosta se portaba muy bien con toda la familia y todavía nos adora y nosotros a ella. Viene a traerme platica”, contó en un video que publicó en su cuenta de Instagram @mama.vila.

Fue un amor tan grande, que incluso hoy en día los seguidores más acérrimos de Diomedes la siguen y están pendientes de las novedades de la familia, por ser ella uno de sus más grandes amores.

Es preciso mencionar que Diomedes fue un hombre que durante su vida mantuvo muchas relaciones, pues se le conocen al menos 21 hijos oficiales, los cuales tuvo con 23 mujeres. Díaz, quien dejó un legado musical grandísimo y es reconocido como uno de los más grandes cantantes vallenatos de la historia, es recordado además por sus enredos amorosos, de los que se destaca en especial uno: el de Doris Adriana Niño.

En la misma cuenta de Instagram, la madre de Díaz ha revivido varios momentos de su hijo, entre ellos cuando estuvo prófugo de la justicia. Sobre la culpabilidad de Diomedes en el asesinato de Doris Niño, Mamá Vila dijo que el cantante siempre insistió y “decía que era inocente”, y que “eso de ir a la cárcel le parecía muy duro”.

El caso se remonta al 15 de mayo de 1997, cuando fue reportada, en extrañas circunstancias, la muerte de la mujer identificada como Doris Adriana Niño, después de compartir en una fiesta con el cantante y otros amigos, en un apartamento del norte de Bogotá.

Según la información divulgada y publicada por SEMANA en ese momento, Doris Adriana, quien en ese momento tenía 27 años, estuvo hasta las 5:00 a. m. en el apartamento del cantante, después de que uno de los escoltas del artista, llamado Oswaldo Álvarez, la recogió en su casa de Soacha.

Horas después de terminada la fiesta, en la que según las autoridades hubo un alto consumo de alcohol y drogas, el cuerpo de la mujer fue encontrado por unos campesinos en la vereda de San Onofre, municipio de Cómbita (Boyacá), después de que, aparentemente, fue arrojado por uno de los escoltas de Diomedes.

Las investigaciones iniciales determinaron que Diomedes tenía gran responsabilidad en el crimen, pero en octubre de 1997 el artista aseguró ser inocente de la muerte de la joven, aunque aceptó que en la madrugada del 15 de mayo habían tenido relaciones sexuales y que después de la discusión la vio salir del apartamento para tomar un taxi.