Primera dama sin anillo

El nuevo presidente alemán Joachim Gauck, de 72 años, entró al palacio Bellevue en Berlín la semana pasada y, como sus antecesores, también llegó del gancho de una mujer.


El nuevo presidente alemán Joachim Gauck, de 72 años, entró al palacio Bellevue en Berlín la semana pasada y, como sus antecesores, también llegó del gancho de una mujer. Desde hace más de una década, Gauck comparte su vida con Daniela Schadt, de 52 años, una periodista que renunció a su trabajo para dedicarse a su nuevo rol como primera dama. Lo extraño del caso es que la pareja no está casada ni tiene planes de hacerlo, pues para ello el presidente tendría que divorciarse de su esposa, con quien tiene cuatro hijos y de quien se alejó hace 20 años. De esta manera, Gauck parece seguir la línea progresista de los gobernantes alemanes de hoy. Angela Merkel fue la primera jefa de estado y la primera proveniente de la antigua Alemania Oriental; su vicecanciller, Guido Westerwelle, es homosexual, y la esposa del expresidente Christian Wulff es una joven rebelde y tatuada.