SIN CAPRICHOS DE DIVA


Para interpretar a la asiática princesa Turandot, en la ópera de Puccini del mismo nombre, se encuentra en Bogotá la famosa soprano norteamencana Martina Arroyo. Vino a Colombia por primera vez en 1980. cuando cantó una estupenda Aída. En 1981 representó en la Opera de Colombia la Leonora de la "Forza del Destino", de Verdi y "Tosca" de Puccini, Martina Arroyo es una de las cantantes más cotizadas actualmente en el mundo operático y una de las pocas mujeres de color que se han dedicado a esta profesión. Anualmente se presenta en el Metropolitan, de Nueva York; La Scala de Milán y el Convent Garden, de Londres. Pero, a pesar de su fama, Martina es una mujer sencilla, sin caprichos de diva y que siempre está de buen humor.