Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/1993 12:00:00 AM

Suerte, matador

Suerte, matador Suerte, matador
HASTA HACE UN PAR DE AÑOS EL torero salmantino Julio Robles lo tenía todo. Pero las cosas dejaron de ser de color de rosa cuando sufrió una tremenda cogida al lidiar a su segundo toro durante una corrida en la feria de Beziers, en Francia. Con el accidente no sólo se desmoronó su carrera sino su matrimonio. Robles quedó postrado en una silla de ruedas, y su amargura afectó la relación con su esposa, Liliana María Mejía, una caleña con la que estuvo casado durante 12 años.
Liliana María viajó hace un tiempo a Colombia a visitar a su familia y, a su regreso a España, se encontró con una oleada de rumores que hablaban de su separación. En un principio ella lo negó, pero hace pocos días Liliana apareció en la portada de la revista Hola de España, y en una entrevista anunciaba su separación. S
+egún la esposa del torero, su matrimonio no era la historia de amor perfecta que todo el mundo creía- se habían separado temporalmente en cinco oportunidades y los problemas se acentuaron a raíz del accidente.
Aunque Liliana María no está muy segura de lo que hará en el futuro, mientras se tramita la separación de bienes se va a radicar en Madrid, con su madre, y luego regresará a Cali, la tierra que la vío nacer.

EDICIÓN 1915

PORTADA

Maduro solo contra el mundo

La nueva posesión del presidente venezolano se produjo en medio del aislamiento internacional y del rechazo de la mayoría de su pueblo. Se atornilla en el poder con todo en contra, mientras la oposición busca, una vez más, la fórmula para sacarlo de Miraflores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1915

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.