Colegios: un proyecto educativo para proteger el medio ambiente

Un colegio de Bogotá asentado en un bosque nativo creó su plan de sostenibilidad alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Busca generar conciencia en sus estudiantes, proteger la biodiversidad de su entorno y generar transformaciones.


En febrero pasado, líderes y representantes de 175 países se comprometieron a acabar con la contaminación generada por el plástico y a crear un acuerdo internacional, con implicaciones jurídicas, para finales de 2024. La decisión fue adoptada por la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), celebrada en Nairobi (Kenia).

Fomentar el consumo responsable y la conservación y preservación del medioambiente son propósitos fundamentales para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), planteados por la ONU. De la mano de la educación, permiten generar conciencia para adoptar cambios individuales y colectivos que impacten positivamente el planeta.

Así lo ha entendido el Colegio San Patricio de Bogotá, que incorporó la Agenda 2030 de los ODS a la institución y a su currículo pedagógico. “Tomamos como base los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para alinear nuestro currículo pedagógico y definir las líneas estratégicas de nuestro Plan de Sostenibilidad”, dice Sandra Gómez Arango, rectora del colegio.

Fue así, agrega Gómez Arango, como también desarrollaron una Cátedra de Sostenibilidad dirigida a las estudiantes de grado 10 y 11 para generar procesos de reflexión acerca de las necesidades y los retos del mundo actual en materia ambiental y social.

Con un área de 75 por ciento de bosque nativo en el campus, la institución mide, mitiga y compensa su huella de carbono para frenar el cambio climático: “Gestionamos nuestros residuos, especialmente los orgánicos, a través del compostaje y la lombricultura; igualmente, sembramos en nuestra huerta y en el bosque”, dice la rectora.

Está demostrado que los niños y las niñas, afirma Andrea María Londoño, jefe de la Universidad de los Niños de Eafit, “llevan a sus casas buenas prácticas con el medioambiente, como el reciclaje”.

Mediante un proyecto pedagógico-ambiental como el que lidera el colegio San Patricio, donde se respira 98 por ciento de aire puro, según las mediciones de la Estación Meteorológica de la institución, la comunidad educativa interioriza y enfoca sus esfuerzos en el cumplimiento de los seis ejes transversales de su Plan de Sostenibilidad: ‘El cuidado de los bosques’, ‘Cambio climático’, ‘Consumo sostenible’, ‘Una comunidad comprometida con la Agenda 2030′, ‘Personas’ y ‘Comunidad’.

Para el primero de los ejes, Gómez Arango acota: “Estamos comprometidos con la reforestación y la conservación de la biodiversidad. Nuestro bosque Origen San Patricio, que tiene más de 120 especies de flora, y sus senderos ecológicos, denominados Caminos de la Biodiversidad, se convierten en un ‘aula viva de aprendizaje’ para cultivar competencias, que permiten, desde la educación para el desarrollo sostenible, involucrar y sensibilizar a nuestras estudiantes”, concluye la rectora.