Tendencias
La deforestación en áreas protegidas ha hecho que la supervivencia de las especies en el país esté por debajo del promedio. Foto: Ejército Nacional.

actualidad

Colombia, noveno en el ranking del índice de cumplimiento de los ODS

El país tiene aún muchos retos en la ejecución de varios Objetivos de Desarrollo Sostenible de cara a la Agenda 2030, en especial en lo que concierne a protección de la vida submarina y de los ecosistemas terrestres. La deforestación, uno de los mayores problemas.

Con un puntaje de 64.78 sobre 100, Colombia ocupa el noveno lugar en América Latina y el Caribe en el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

El Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América Latina y el Caribe (CODS), en conjunto con la Red de Soluciones del Desarrollo Sostenible (SDSN, por sus siglas en inglés), así lo determinaron en el Índice ODS 2019, tras realizar investigaciones en los 33 países de la región. Sin embargo, solo 24 naciones pudieron ser evaluadas al tener disponible al menos el 80% de los 96 indicadores que fueron utilizados para el cálculo del Índice, cuyo objetivo principal es medir el avance en el cumplimiento de los ODS bajo un mismo criterio y de cara a la Agenda 2030. 

El ranking lo encabeza Chile con un puntaje de 73,68,
seguido en la segunda posición por Uruguay (71,50) y, en la tercera, por Costa Rica (69,98 puntos). 


Fuente: Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América Latina y el Caribe (CODS).

Según el CODS, con sede en la Universidad de los Andes de Colombia, el país austral lidera la lista, entre otras razones, porque es el que ha presentado mayores avances en la reducción de la pobreza (ODS 1), al igual que en garantizar educación de calidad (ODS 4) y agua y saneamiento básico (ODS 6). De igual manera, ha fortalecido la industria, la innovación y la infraestructura (ODS 9), ha vanzado en la producción y consumo responsable (ODS 12), en la protección de la vida submarina (ODS 14) y en el trabajo por la  justicia, la paz e instituciones sólidas (ODS 16).

Le sugerimos: “No lograr los ODS tendrá efectos trágicos”

Uruguay, segundo país en el escalafón, tiene avances importantes en hambre cero (ODS 2); energía asequible y no contaminante (ODS 7) y disminución de la desigualdad (ODS 10), mientras que en Costa Rica los mayores progresos se registraron en salud y bienestar (ODS 3); igualdad de género (ODS 5); trabajo decente y crecimiento económico (ODS 8), y ciudades y comunidades sostenibles (ODS 11). 


Pese a que el país ha avanzado en temas de cobertura en el servicio de agua potable, aún le falta mucho por trabajar en temas de calidad. Foto: archivo/Semana. 

Colombia, entre tanto, presenta avances en ODS como reducción de la pobreza, agua limpia y saneamiento; energía asequible y no contaminante, y acción por el clima. No obstante, registra retrocesos preocupantes en el ODS 10 y 15, sobre reducción de las desigualdades y la protección de la vida de ecosistemas terrestres, respectivamente.

En el objetivo 1, sobre fin de la pobreza, el país tiene un índice de pobreza extrema (personas que reciben menos de USD$1,9 al día) del 3.77%. Esto representa un avance frente a décadas anteriores y una tendencia clara hacia el cumplimiento de erradicación de la pobreza. Sin embargo, el centro advierte que se necesita seguir trabajando en este aspecto. "Si se mide la pobreza teniendo en cuenta la población que recibe menos de 3,20 dólares  al día, tenemos un porcentaje del 12.43% de personas en el país viviendo en esas condiciones. En ese sentido, Colombia necesita más esfuerzos para alcanzar a cumplir con las metas del ODS 1 en la próxima década", indica el Índice.  

Le recomendamos: Los ODS, la ruta hacia una paz sostenible

Con respecto a los ODS 6 y 7, sobre agua y saneamiento básico, y energía asequible y no contaminante, el país presenta buenos indicadores. En relación a la población con acceso a servicios básicos de agua potable, el porcentaje asciende a 97.3% y el acceso a servicios sanitarios a 89.63%.  Por otro lado, con relación a la energía, el Índice muestra que el 99.6% de la población tiene acceso a la electricidad. No obstante, el puntaje de eficiencia energética es bajo en comparación con otros países de la región: 36 puntos.  El acceso a combustibles y tecnologías limpias para cocinar llega a un 91.79 %.

Frente a los ODS 12 y 13, sobre producción y consumo responsable y acción por el clima, Colombia presenta unos indicadores ajustados al promedio en la región. En el 12, se producen 5.6 kilogramos de residuos electrónicos generados por cada habitante. No obstante, el porcentaje de aguas residuales de procedencia humana que reciben tratamiento sigue siendo bajo con solo 12.24%. En el ODS 13 sobresalen indicadores como el de personas afectadas por desastres climáticos y emisiones de CO2 relacionadas con energía per cápita (1.70 toneladas de CO2 equivalente), pero las emisiones de CO2 provenientes de exportaciones de combustibles fósiles (kg/capita) llegan a 6656.94.

En lo concerniente a los ODS 14 y 15, sobre vida submarina, y vida de los ecosistemas terrestres, el país tiene varios retos que superar. En la Red List Index sobre supervivencia de la especies, Colombia está por debajo del promedio, con un puntaje de 0.73. En el Ocean Health Index Goal (capítulo de biodiversidad) también presenta un puntaje preocupante: 75.82. En cuanto a los aspectos positivos, Colombia muestra un promedio importante de áreas protegidas, tanto marinas como terrestres, para conservar la biodiversidad. Sin embargo, el aumento de la deforestación y otras intervenciones del ser humano están afectando a esas áreas protegidas.


La deforestación y otras intervenciones del ser humano como la minería y la ganadería en áreas protegidas ha acelerado la pérdida de biodiversidad en 20 países de la región. Foto: archivo/Semana.  


Para el CODS, uno de los desafíos más urgentes que tendrá que afrontar el país es el de la desigualdad, pues como señala el Índice, “entre los casos más críticos de desigualdad se encuentran Colombia, Guatemala y México, con un coeficiente de Gini ajustado por ingresos similar a los niveles observados en países de África subsahariana. En Guatemala, por ejemplo, el ingreso recibido por el 10% más rico de la población es 20 veces mayor al que recibe el 40 % más pobre. En Colombia y en México esta cifra es de 17.9 y 13.5%, respectivamente”.

Países están en deuda

Los resultados, en términos generales, muestran un rezago en el cumplimiento de los ODS por parte de América Latina y el Caribe. Después de cuatro años de aprobada la Agenda 2030, el promedio del Índice ODS en la región se ubica en 63.1, lo cual evidencia un avance modesto en las metas trazadas. Los mayores rezagos lo ostentan países del Caribe como Haití y Trinidad y Tobago, mientras que en América Latina naciones como Guatemala, Guyana, Belice, Honduras y Venezuela presentan los niveles más bajos.

Actualmente, por ejemplo, 62 millones de personas en América Latina y el Caribe siguen viviendo en condiciones de pobreza extrema, según la Cepal. El aumento en cobertura de servicios sanitarios y acceso a agua potable no ha sido correspondido con una necesaria mejora de calidad en la prestación de estos servicios.

Le puede interesar: Colombia tendrá el primer Centro para el Desarrollo Sostenible de América Latina

El Índice muestra un análisis de las tendencias país por país, es decir, el ritmo en el que cada uno está avanzando para cumplir con la Agenda 2030. Este señala que la mayoría no está avanzando al ritmo que deberían para alcanzar los 17 ODS. De hecho, algunos países, como Belice, Venezuela, Haití, Costa Rica y Panamá, evidencian un retroceso en, al menos, tres de los 17 ODS.

En términos de retroceso, cerca de la mitad de los países tienen ahora más dificultades que años atrás para cumplir con el ODS 15. Esta situación en particular se debe a la pérdida acelerada de biodiversidad en 20 países de la región, la cual es medida por el Red List Index. De hecho, en 20 de los 24 países latinoamericanos evaluados en este reporte, ha aumentado el número de especies que se encuentran en extinción.