Los exitosos pasos de una joven diseñadora colombiana en Italia

María Elvira Nates cumple su sueño de formarse como diseñadora en el reconocido Istituto Marangoni, en Florencia. Esta es la historia de cómo se ha abierto camino en una de las cunas de la moda.


La colombiana María Elvira Nates ya cumplía el sueño de estudiar un Máster de Diseño de Accesorios en el Istituto Marangoni en Florencia, reconocido como formador de talentos en moda y diseño en Italia, cuando supo que había sido escogida para conformar un selecto grupo: Tod’s Academy.

Tod’s, legendaria marca italiana dedicada a la producción de zapatos de lujo y artículos de piel, la seleccionó para ser parte de un laboratorio de ideas concebido para que jóvenes como ella entraran en contacto con realidades exitosas de negocio. Diecinueve talentos del Istituto Marangoni, de las sedes de Milán y Florencia, participaron con la colombiana en esta iniciativa, donde tuvieron la oportunidad de conocer los aspectos de diseño y de producción de una marca de enorme trayectoria y, así mismo, sumergirse en la compañía.

“Además de crear sus propuestas creativas, planificaron estrategias de comunicación dedicadas a los contenidos digitales, donde prestaron especial atención a la sostenibilidad”, dice Riccardo Rotondo, Director del Istituto Marangoni para Norte y Latinoamérica.

Como parte del programa, los participantes tuvieron, incluso, un feedback individual de varios mentores de Vogue. A Nates le correspondió recibirlo de la reconocida Tonne Goodman, directora de sostenibilidad de Vogue USA. “Fue un honor y una gran felicidad recibir elogios de su parte”, comenta Nates, que hoy sigue estudiando en Marangoni. En febrero pasado, Tod’s presentó el proyecto –de carácter ecosostenible y titulado Re-Generation– durante el Fashion Week de Milán.

Después de la experiencia en Tod’s, Nates participó en un concurso con Paul Andrew, el exdirector creativo de Salvatore Ferragamo: “Fuimos cinco ganadores entre más de 60 participantes y nos van a producir un prototipo de nuestra colección”, relata.

De su paso por el Istituto Marangoni, la joven diseñadora valora la formación y el apoyo que ha recibido de sus profesores, todos con amplia trayectoria por su labor para reconocidas firmas de la industria: estilistas, diseñadores, fotógrafos, directores de arte, diseñadores gráficos, decoradores de interiores, jefes de producto, expertos en marketing y consultores de negocios. Eso sin contar con el networking que ofrece capacitarse en una escuela internacional. “En Marangoni siempre me he sentido bienvenida y apoyada por el equipo de admisiones y orientaciones de Latinoamérica, incluso desde antes de llegar a Italia”.

Otros talentos colombianos han cumplido su sueño de ingresar al competitivo mundo de la moda de la mano de Marangoni, como Isabel Henao, quien un año antes de culminar su Máster en Fashion Design (2003), también en Milán, ya se estrenaba con su primera colección, o Adriana Santacruz, nacida en Pasto, quien se ha centrado en el estudio de las técnicas de tejido de las comunidades indígenas de la región.

La moda, el diseño y el arte son eje fundamental del Istituto Marangoni, que fue fundado en Milán, en 1935, por Giulio Marangoni
La moda, el diseño y el arte son eje fundamental del Istituto Marangoni, que fue fundado en Milán, en 1935, por Giulio Marangoni - Foto: CORTESÍA DE ISTITUTO MARANGONI

Cerca de 4.500 personas provenientes de 107 países estudian en las nueve sedes del Istituto Marangoni en el mundo. De Latinoamérica, México, Brasil y Colombia son los países con más representación de la región en las diferentes escuelas ubicadas en las principales capitales europeas de la moda y del diseño: Milán, Florencia, París y Londres. Aproximadamente unos 40 colombianos ingresan cada año a Istituto Marangoni. Para apoyar a los estudiantes de la región que desean ingresar en el Istituto desde el 2018 la escuela abrió una oficina representativa en Ciudad de México.

La moda, el diseño y el arte son eje fundamental del Istituto Marangoni, que fue fundado en Milán, en 1935, por Giulio Marangoni, un maestro en la sastrería reconocido por sus creaciones para la alta sociedad italiana. El pilar de su método educativo único radica en su identidad italiana: una combinación de artesanía, técnica, sentido de la estética bien desarrollado y perspicacia comercial.

De sus aulas experimentales, dotadas de espacios creativos y tecnología de punta con la que sueña cualquier estudiante, se han graduado Domenico Dolce (Dolce & Gabbana), Franco Moschino (Moschino), Alessandra Facchinetti, directora creativa de marcas como Gucci y Tod’s, Alessandro Sartori, director creativo de Zegna.

“Aquí es donde los estudiantes dominan los enfoques disruptivos de la industria, incorporando habilidades técnicas, inspiraciones contraculturales y gestión empresarial de la moda, con un enfoque en la ética y el diseño responsable”, concluye Rotondo.

*Contenido elaborado con apoyo de Istituto Marangoni