oro

Precios del oro iniciaron el 2021 al alza y se acercan al máximo histórico

Los precios del oro empezaron el 2021 con un incremento de más del 2% y superando los US$1.900 por onza, cifra cercana al máximo histórico registrado en agosto de 2020, cuando el valor pasó los US$2.000 por onza.


El oro, que se negocia en más de US$1.935 por onza y muestra un incremento del 2% en comparación con la última jornada del 2020, alcanzó máximos de casi dos meses, pues no llegaba a ese valor desde inicios de noviembre del 2020 cuando tocó los US$1.950 por onza. 

El precio del oro fue uno de los que más se movió en 2020 por la pandemia del coronavirus. Al ser considerado como un activo refugio, el valor del metal alcanzó un máximo histórico en el momento en el que la pandemia del coronavirus más causaba estragos en la economía mundial. 

Lea también: El oro, uno de los commodities favoritos en medio de la pandemia

Según expertos, en momentos en los que hay incertidumbre global o dificultades económicas, el oro es uno de los commodities que menos volatilidad muestra, por eso se le considera como activo refugio y por eso también es que los inversionistas lo prefieren en estas épocas.

"El 2021 se inició extendiendo el alza con el que (el oro) cerró el 2019, por lo cual los inversionistas pueden estar invirtiendo en oro para protegerse ante una posible corrección del mercado", dijo el director de análisis y estrategia de la comisionista Casa de Bolsa, Juan David Ballén.

El valor del oro inició el 2020 en US$1.517 por onza y alcanzó su máximo el 6 de agosto cuando se ubicó en US$2.063 por onza.

De ahí en adelante el precio del oro ha mostrado cierta volatilidad, aunque se ha mantenido por encima de los US$1.800 por onza. 

Precios del oro

Gráfica elaborada por Corficolombiana

Lea también: Reservas de oro de Colombia están valoradas en menos de US$1.000 millones

Si bien hacia finales del 2020 el precio del oro mostró un descenso por los avances en la vacuna contra el coronavirus y el retorno de la confianza inversionista, las medidas de aislamiento que han implementado varios países y las nuevas cepas del virus provenientes desde el Reino Unido y Sudáfrica han revivido la incertidumbre global, lo cual ha provocado que el valor del commodity vuelva a incrementar. 

"Teniendo en cuenta que las tasas de interés están en niveles históricamente bajos y las expectativas de inflación están al alza, las tasas de interés en términos reales son negativas, lo cual beneficia el comportamiento del oro al ser el uno de los activos que mejor preserva el valor del dinero", explicó Ballén.

Se espera que, a medida que la economía mundial vaya retornando a la “normalidad” y las vacunas contra la covid-19 muestren su efectividad, el precio del oro descienda, aunque los analistas consideran que permanecerá por encima de los US$1.800 por onza.