libros

¿Qué tienen en común Leonardo da Vinci, Albert Einstein, Steve Jobs y Jeff Bezos? Walter Isaacson responde

Por: Cristina Esguerra Miranda

En el preámbulo del último libro de Jeff Bezos -en el que el fundador de Amazon publica sus reflexiones sobre innovación, negocios, política y cambio climático- el conocido escritor Walter Isaacson analiza las cualidades que llevan a una persona a convertirse en un innovador.


Isaacson ha escrito importantes biografías de varios de los grandes genios de la historia: Leonardo da Vinci, Albert Einstein, Benjamin Franklin, y Steve Jobs. “Todos ellos eran muy inteligentes. Pero no era eso lo que los hacía especiales. Personas inteligentes hay muchas, y con frecuencia no son muy exitosas. Lo que realmente vale es ser creativo e imaginativo. Eso es lo que convierte a alguien en un verdadero innovador,” dice Isaacson en la introducción de Crea y Divaga, publicado en español por Editorial Planeta.

Dicho eso, comienza a enumerar y analizar las cualidades que hacen a una persona creativa e imaginativa. La primera, dice, es la curiosidad, y pone de ejemplo a da Vinci. Los miles y miles de apuntes que dejó, muestran que el artista se interesaba por los detalles de la anatomía humana y los trucos de la pintura, pero también se preguntaba e intentaba responder por qué el cielo es azul, cómo es la lengua de un pájaro carpintero y en qué momento del vuelo se mueven con mayor rapidez las alas de las aves.

“’No tengo ningún talento especial’, dijo Einstein una vez. ‘Sólo soy apasionadamente curioso.’ Eso no es totalmente cierto (por supuesto que tenía un talento muy especial), pero tenía razón cuando decía: ‘la curiosidad es más importante que el conocimiento,’” escribe el reconocido biógrafo norteamericano.

Y si esa curiosidad abarca distintas áreas del conocimiento, mejor aún. Las personas que saben de ciencia, tecnología, arte, literatura, medicina, geografía...etc tienen más facilidad para descubrir y analizar patrones.

La segunda cualidad es amar y conectar las artes y las ciencias. El ejemplo para explicar a lo que se refiere es Steve Jobs. “‘Saber que la tecnología sola no es suficiente hace parte del ADN de Apple,’ dijo en una de sus presentaciones. ‘Creemos que es el matrimonio entre la tecnología y las humanidades lo que hace cantar a nuestro corazón.’”

La tercera es que las personas realmente innovadoras tienen un “campo de distorsión de la realidad.” La expresión -utilizada por Steve Jobs-, viene de un episodio de Star Treck en en el que unos extraterrestres crean un mundo completamente nuevo a punta de fuerza mental.

“Cuando los colegas de Jobs quejaban de que propuestas e ideas eran imposibles de implementar, echaba mano de un truco que le aprendió a un gurú de la India: los miraba fijamente y les decía, ‘no tengas miedo. Lo puedes hacer.’ Y generalmente funcionaba. La gente se volvía loca, pero también hacía cosas de las que no se sabía capaz.”

La cuarta es la capacidad de pensar distinto. “A principios del siglo XX, la comunidad científica se preguntaba cómo la velocidad de la luz parecía permanecer constante, sin importar cuán rápido se moviera el observador hacia o desde la fuente. Einstein llegó a un pensamiento fuera de lo común, basándose en su conocimiento de que las personas que están en diferentes estados de movimiento, tienen diferentes percepciones de la sincronización de un reloj. Quizás la velocidad de la luz es siempre constante, teorizó, porque el tiempo mismo es relativo, dependiendo del estado de movimiento del sujeto. Al resto de la comunidad física le tomó unos años darse cuenta de que esta ‘Teoría de la relatividad’ era correcta,” explica Isaacson.

La última es la capacidad de maravillarse con todo. Solemos tenerla cuando somos niños y nos preguntamos por los detalles de la naturaleza y de nuestra existencia, pero con el tiempo la vamos perdiendo. Da Vinci, Franklin, Jobs y Einstein la mantuvieron. “Tú y yo nunca dejamos de ser unos niños curiosos ante el gran misterio en el que nacimos,” le escribió este último a un amigo.

Carátula de "Crea y divaga". Cortesía de Editorial Planeta
Carátula de "Crea y divaga". Cortesía de Editorial Planeta - Foto: Carátula de "Crea y divaga". Cortesía de Editorial Planeta

Según Isaacson, Jeff Bezos comparte las cualidades de esos genios cuyas vidas investigó y contó.

“No ha superado sus años de maravillarse. Mantiene una insaciable, infantil y alegre curiosidad sobre casi todo. Su interés en la narración no sólo viene de que Amazon haya comenzado como un negocio de libros, es una pasión personal. De niño, Bezos leía docenas de novelas de ciencia ficción cada verano en una biblioteca local, y ahora organiza un retiro anual para escritores y cineastas. Asimismo, aunque su interés por la robótica y la inteligencia artificial sí se despertó con Amazon, ambas se han convertido en pasiones intelectuales.”

“Esa trifecta -humanidades, tecnología, negocios- lo convirtió en uno de los innovadores más exitosos e influyentes de nuestra era.”

Dicho eso, Isaacson comienza a analizar la mentalidad de Bezos y a contar fragmentos de su biografía. Habla de su niñez, de cuándo y cómo se le ocurre crear Amazon, de los primeros años de la compañía, de algunos éxitos y fracasos, y de su interés por explorar el espacio.

Antes de terminar -como abrebocas a lo que se viene en el resto del libro- enumera seis grandes enseñanzas y consejos sobre los que Bezos ha hablado en varias entrevistas, conferencias y cartas para los trabajadores de Amazon:

1) Siempre se debe pensar a largo plazo. Eso es lo que permite innovar.

2) El lema de Amazon es: Gradatim Ferociter. Paso a paso, ferozmente.

3) Enfocarse en el cliente. “Una y otra vez les recuerdo a mis empleados que todas las mañanas deben despertarse con miedo al cliente, no a la competencia,” dice Bezos.

4) Ser conscientes del poder que tienen las historias. Por eso, evitar hacer presentaciones en Powerpoint o con diapositivas.

5) Enfocarse en las grandes decisiones

6) Contratar y trabajar con las personas correctas.

En 2021, vale la pena tener en mente los consejos de Bezos y el análisis de Isaacson sobre lo que lleva a una persona a ser creativa e innovadora. Le pueden resultar útiles para moldearse a las nuevas circunstancias, y ese es el tipo de gente que necesita el mundo, particularmente ahora.

Le recomendamos leer los siguientes artículos: