Tendencias
También en la región Amazónica colombiana esta comunidad busca ejercer sus derechos. En 2020 izó por primera vez su bandera y el pasado viernes celebró el primer matrimonio igualitario en la ciudad de Mitú
Alexander Trujillo y Sebastián García en la celebración de su boda el pasado 19 de marzo del 2021 - Foto: Cortesía Sebastián García

gente

Matrimonio igualitario en el Vaupés, un nuevo paso para la comunidad LGBTI en las regiones

En el mes del orgullo gay, destacamos la historia del matrimonio entre John Alexander Trujillo y Johann Sebastián García, quienes se dedican a la promoción de los derechos de la comunidad LGTBI en esta región de la Amazonia.

John Alexander Trujillo y Johann Sebastián García fundaron en 2015 la asociación DiverGente del Vaupés, con la idea de apoyar, sensibilizar y proteger los derechos de la comunidad LGTBI en la región. Seis años se convirtieron en la primera pareja homosexual en contraer matrimonio en el departamento.

La asociación DiverGente del Vaupés está conformada por 15 personas que buscan apoyar y visibilizar a la población LGTBI “de las comunidades indígenas y del conflicto armado, personas que han sido desterradas del departamento por su orientación sexual o rechazadas por sus familias”, explica Trujillo. Entre las metas, destaca el líder del colectivo, está abrir caminos para el reconocimiento y la aceptación de nuevas generaciones.

El 28 de abril de 2016 la Corte Constitucional confirmó la validez del contrato civil de matrimonio entre parejas homosexuales en Colombia. Desde entonces, 342 parejas del mismo sexo se han casado legalmente. Para 2019, según datos de la Superintendencia de Notariado y Registro, contrajeron nupcias en el país al menos 968 parejas del mismo sexo.

Trujillo, empresario, y García, investigador criminalístico, se conocieron en 2009. Dos años después formalizaron su unión a través de una ceremonia simbólica el pasado 19 de marzo de 2021 la legalizaron en la notaría única de Mitú, en evento privado debido a la contingencia sanitaria por la pandemia.

“Ellos son un motor de cambio”, comenta Christian Martínez, quien conoce a la pareja desde hace unos años y a la cual le atribuye el impulso de políticas públicas para la comunidad sexodiversa en el departamento.

Los matrimonios igualitarios son, para Colombia Diversa, un reconocimiento al esfuerzo que han realizado los activistas LGTBI en Colombia para consolidar los derechos de la comunidad y lograr que se cumplan las sentencias de la Corte Constitucional. “Esta unión es otra demostración de que las personas LGTBI existen y tienen derechos que buscan ejercer en todo el territorio nacional”, advierte Juan Felipe Rivera, abogado de la organización.

Pasos firmes

En 2019 fue aprobada la política pública departamental de mujer, equidad de género y población LGTBI del Vaupés. Desde entonces, la Gobernación se ha encargado de incentivar, fomentar y sensibilizar a la comunidad indígena.

“Aunque las estadísticas formales a nivel nacional muestran una cifra muy baja, se estima que en el municipio de Mitú hay 150 personas de la comunidad LGTBI”, comenta Paula Andrea Rozo, referente departamental de mujer, equidad de género y población LGTBI del Vaupés.

El pasado 28 de junio del 2020, a propósito de la conmemoración del día internacional del orgullo LGBTI, por primera vez en la historia del departamento los integrantes del colectivo DiverGente del Vaupés ondearon la bandera representativa de la comunidad, por el reconocimiento y visibilización de sus derechos. A la jornada se vinculó la Gobernación, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Defensoría del Pueblo, con una agenda académica.

“Es positivo lo que está sucediendo porque envía el mensaje de ‘sí de puede’ a otras personas de la comunidad, sobre todo en Vaupés. Cuando se entiende que las autoridades, la sociedad y la familia están de su lado, hay una transformación en el imaginario de la población’', concluye Rivera.

Lea también: Sudakas, el podcast que descubre el talento musical de las regiones de Colombia y América Latina