mundo

Al menos 4.500 vuelos fueron anulados en el mundo por avance de ómicron en plena Navidad

La mayoría de los vuelos habían sido programados antes del brote de ómicron, que se propaga a gran velocidad y es más contagiosa que las variantes anteriores.


Según los datos del portal Flightaware.as, las compañías aéreas cancelaron entre el viernes y el sábado cerca de 4.500 vuelos en todo el mundo y miles de itinerarios sufrieron retrasos debido a la expansión de la variante ómicron del covid-19.

Por su parte, los funcionarios de defensa aérea al presidente estadounidense Joe Biden aseguraron que una ruta, sin embargo, permaneció abierta: la del trineo de Papá Noel para repartir los regalos de los niños.

Según el sitio web Flightaware, al menos 2.000 vuelos fueron cancelados el día de Navidad, incluyendo unos 700 con origen o destino hacia Estados Unidos y unos 1.500 sufrieron retrasos.

El viernes, hubo cerca de 2.400 cancelaciones y 11.000 retrasos. Numerosas empresas consultadas por la AFP mencionaron cómo, a causa de las anulaciones por la nueva ola de la pandemia, se afectaron especialmente a las tripulaciones.

Según Flightaware, United Airlines tuvo que cancelar más de 200 vuelos el viernes y el sábado, el 10 % de los que estaban programados.

“El pico de casos de ómicron en todo el país esta semana ha tenido un impacto directo en nuestras tripulaciones y las personas que dirigen nuestras operaciones”, dijo la compañía en un comunicado difundido el viernes.

Delta Air Lines también canceló 260 vuelos, según el mismo portal mencionado, tanto por ómicron como, en menor grado, por condiciones climáticas adversas. “Los equipos de Delta han agotado todas las opciones y recursos” antes de decidir estas cancelaciones, argumentó la aerolínea.

Se cancelaron igualmente más de diez vuelos de Alaska Airlines, algunos de cuyos empleados señalaron que estuvieron “potencialmente expuestos al virus” y debieron aislarse.

Estas anulaciones perturban los planes de volver a viajar en las vacaciones de final de año, después de que la Navidad de 2020 fuera golpeada de lleno por la pandemia.

Las aerolíneas chinas también sufrieron el golpe y la compañía China Eastern anuló 480 vuelos, cerca del 20 % de los itinerarios previstos y Air China dejó en tierra un 15 % del total de aviones que debían volar.

Según estimaciones de la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA), se esperaba que más de 109 millones de estadounidenses abandonaran su área de residencia en avión, tren o automóvil entre el 23 de diciembre y el 2 de enero, un aumento del 34 % con respecto al año pasado.

La mayoría de los vuelos habían sido programados antes del brote de ómicron, que se propaga a gran velocidad y es más contagiosa que las variantes anteriores.

Estas perturbaciones, sin embargo no tuvieron fuertes consecuencias para el vuelo de Papá Noel, que el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD, en inglés) sigue desde hace 63 años.

“Va muy bien por ahora, Papá Noel distribuyó dos mil millones de regalos y se encuentra ahora sobre Pakistán”, dijo a la AFP el mayor general Eric Kenny, comandante del NORAD para la región de Canadá.

¿Habrá restricciones en Europa por la variante ómicron?

Con la llegada de la variante ómicron de la covid-19 y una cuarta y quinta ola con cifras altas de contagios, varios países empezaron a tomar medidas y a poner nuevas restricciones para evitar otra crisis. Funcionarios de salud advierten a las autoridades que se debe proteger de escenarios complejos.

Por ello, países de Europa han endurecido medidas con el fin de salvaguardar las vidas de los habitantes. Olaf Scholz, canciller alemán, señaló en su más reciente visita a Roma que además de regulaciones que ya se conocen en cuanto al trabajo y el transporte público, vendrán más restricciones.

Además, se conoció que se ha pedido apelar a la responsabilidad individual, especialmente en estas fechas en las que familias enteras esperan reunirse. Las alarmantes cifras se han dado especialmente en Dinamarca, Portugal y Reino Unido, en donde se confirmó que las cifras se duplican cada día y medio a tres días.

En general, las medidas que se están discutiendo en algunos países del continente europeo incluyen toques de queda, reuniones de máximo diez personas (excluyendo a menores de 14 años), cierres de bares, galerías de arte u otros espacios de esparcimiento, presentar prueba de coronavirus para ingresar a algunos espacios y teletrabajo.

*Con información de AFP