mundo

Aseguran que el régimen venezolano dará trato de demente a miliciana chavista que insultó a Nicolás Maduro

La mujer fue obligada a retractarse de lo que dijo en un video en contra el líder del régimen.


La crisis económica en Venezuela ha obligado a algunas personas en el vecino país a rebuscar algo qué comer en medio de la basura. Es el caso de la miliciana Ana Álvarez, sargento primero de la Fuerza Armada Nacional (FAN) de Venezuela, quien en días pasados fue filmada mientras buscaba alimento en medio de unos escombros.

La mujer fue grabada por un hombre que se movilizaba en un carro y a quien se le escucha decir: “Después dicen que el gobierno de Chavez les está dando, ¡viva la patria!”.

Acto seguido, la mujer se acercó al vehículo y ante la cámara empezó a arremeter en contra el régimen de Nicolás Maduro por la crisis en Venezuela.

“Yo presto servicio por una cajita que me dan mensual, más nada porque el desgraciado no nos paga, hay que sacar a ese hijo de pu** de Maduro, y si quiere que me venga a matar, vivo en Integración Comunal en Maracaibo, desgraciado Maduro, hasta cuando hijo de pu**”, dijo la mujer ante la cámara.

Tras lo ocurrido, el periodista venezolano Javier Mayorca indicó que a la miliciana Ana Álvarez la tratará la Fuerza Armada Nacional (FAN) como una persona demente.

Así mismo, la cuenta en Twitter NotiVzlaEEUU indicó que la miliciana fue obligada a retractarse en un video y agradecer a Maduro por la supuesta comida que le brinda.

Muy agradecida por una bolsa de comida que me dan, ya que no tengo mi familia aquí porque se fueron (…) Gracias por esa bolsa que nos da el presidente. (…) Disculpen si cometí una falta, lo reconozco. Tengo problemas”, apareció diciendo Álvarez en otro video.

Nicolás Maduro alardeó con llamada que le hizo a Yulimar Rojas

Maduro ha sido uno de los presidentes del mundo que más ha sumido a un país en crisis, basta con ver el éxodo de venezolanos que buscan oportunidades en otros países, al contar con una economía crítica, así como una situación política-social inestable.

Ahora, el mandatario venezolano aprovechó el logro de la atleta Yulimar Rojas en los Olímpicos de Tokio, quien hizo una impresionante actuación al romper el récord olímpico en el salto triple y convertirse en la primera deportista de origen venezolano que bate esta marca en el atletismo. Sus próximos seis saltos los utilizó para intentar superar a Inessa Kravets, récord mundial con 15.50 m.

Esto fue motivo suficiente para que Maduro alardeara de este logro individual y exaltar a Venezuela, además de subirse al podio de la deportista. “¡Merecida Medalla Yulimar! En ese podio estamos contigo, las y los que amamos a nuestro país”, trinó.

En ese sentido, el venezolano agregó: “¡Nos Sentimos Orgullosos! Yulimar, lograste que nuestra Bandera Tricolor con sus ocho estrellas y el Himno de la República Bolivariana de Venezuela estén en lo más alto del deporte olímpico mundial #Tokyo2020. ¡Felicidades y Bendiciones!”.

Asimismo, Maduro insistió en que estos son los mejores Juegos Olímpicos de Venezuela en la historia y mostró la llamada que le hizo a Yulimar para felicitarla por este impresionante logro.

En el video se ve que un hombre le pasa un celular a la atleta con el gobernante en altavoz, una conversación que fue grabada. En consecuencia, la plusmarquista optó por seguirle el juego a Maduro y reírse de los comentarios que este le hacía mientras la felicitaba.

En la llamada, que duró más de cuatro minutos, la atleta señala: “Fue increíble y una noche mágica, estoy muy contenta de haberle entregado esta medalla a mi país y de haber hecho historia (...) nosotros venimos de una tierra guerrera y esto es un regalo que le hago a todo mi país”.

Por su parte, Maduro aprovechó para rechazar lo que considera una campaña en las redes sociales para “degradar” a la delegación venezolana. “Hay una campaña en las redes contra la delegación de Venezuela, una campaña para degradar la fuerza moral de nuestra delegación olímpica”, aseveró.

“No podrán con Julio Mayora ni con nosotros”, dijo el mandatario, en referencia a las críticas que recibió el atleta venezolano tras dedicar su medalla de plata en halterofilia al fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).