estados unidos

Autor del tiroteo en escuela de Texas anunció en Facebook su crimen 15 minutos antes

Salvador Ramos, de 18 años, también había revelado, a través de las redes sociales, que era el autor del ataque armado que originó la muerte de su abuela.


En el marco de las investigaciones que adelantan las autoridades estadounidenses sobre la masacre ocurrida el pasado martes en la localidad de Uvalde, Texas, en busca de los hechos determinantes que impulsaron a Salvador Ramos, joven de 18 años, a cometer el crimen, fuentes policiales advirtieron que el hecho había sido anunciado por el pistolero apenas pocos minutos antes de la masacre, a través de sus redes sociales.

Según el informe revelado por el gobernador del estado de Texas, Greg Abbott, la red social a través de la que Ramos anunció la masacre fue Facebook, plataforma en la que, 15 minutos antes del inicio del tiroteo, el joven afirmó que iba a realizar un ataque, revelando además el tipo de arma que emplearía: un rifle de asalto AR-15.

En medio de la investigación, los responsables de la plataforma Meta, dueña de la red social mencionada, precisaron que los mensajes en los que el joven había dado a conocer sus intenciones habían sido dados a conocer bajo la modalidad de mensaje privado de Facebook, razón por la que el hecho no logró hacerse evidente a tiempo y solamente pudo ser identificado tras la ocurrencia de los hechos.

En el informe de las autoridades también se dio a conocer que Ramos había publicado una serie de mensajes en los que advertía sobre su intención de atacar a su abuela, hecho que precedió a la balacera en su escuela.

El joven también usó la plataforma para confirmar que ya había disparado contra su abuela.

“Voy a abrir fuego en una escuela primaria”, es uno de los mensajes que el joven emitió con respecto al escalofriante ataque armado que desarrolló el día 24 de mayo de 2022, en el que resultaron muertos 19 niños y tres adultos.

El mensaje habría sido publicado, según las declaraciones del gobernador Abbott, apenas un cuarto de hora antes de abrir fuego en la escuela.

Sobre Ramos, el pistolero, el informe de las autoridades precisó que era un estudiante activo de la escuela secundaria que atacó, y que durante la balacera terminó siendo abatido por uno de los agentes que acudió al llamado de emergencia.

En cuanto al arma empleada, las autoridades adujeron que se trataba de un dispositivo altamente letal.

Tras la masacre, y luego de que se conociera el uso de la plataforma Facebook para anunciar el hecho terrorista, la compañía se ha mostrado muy dispuesta a colaborar con las investigaciones, manifestando su voluntad de seguir aportando al esclarecimiento de los hechos.

Sobre las acciones delictivas del joven, la reconstrucción de los hechos advierte que, previo a dirigirse a la escuela, donde desarrolló la mayor parte de su plan, el joven ya había disparado a su abuela, a quien impactó en la cara, y fue ella misma, herida, quien dio parte a las autoridades.

En su intento de escape, Ramos tuvo un accidente de tránsito y, consciente de que era perseguido, se refugió en la escuela primaria próxima al sitio del siniestro vial.

En medio de la confrontación armada, el pistolero entró a un salón de clases de la escuela conocida como Robb Elementary. Allí, además de disparar contra varios de los niños presentes, también asesinó al profesor.

Pese a haber logrado sobrevivir, inicialmente, al ataque de su nieto, las autoridades confirmaron que la mujer, abuela del pistolero, murió por cuenta de las heridas de bala infligidas por el joven.

Para el gobernador de Texas, en declaraciones entregadas a medios de comunicación local, lo ocurrido en esa escuela elemental es “horroroso e incomprensible”.

Previo a su ataque, días atrás, según revela la investigación, el pistolero también había publicado en redes sociales una serie de fotografías en las que hacía apología a la violencia y exhibía una serie de armas.

Tras la noticia del tiroteo, desde la Casa Blanca se pronunció el presidente estadounidense Joe Biden, quien expresó su saludo de condolencia a los familiares de las víctimas y condenó este nuevo hecho violento, reiterando su voluntad de que en Estados Unidos se legisle para retirar el marco legal que faculta el acceso a las armas.

“Estoy asqueado y cansado”, afirmó al respecto Biden, citando a su vez las declaraciones que en su momento entregó la vicepresidenta Harris, quien también lamentó lo acaecido.