Tendencias

Home

Mundo

Artículo

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva junto a Geraldo Alckmin, su candidato a vicepresidente.
El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva junto a Geraldo Alckmin, su candidato a vicepresidente. - Foto: AFP

brasil

“Bloque democrático”: la estrategia con la que Lula buscará vencer a Bolsonaro en la segunda vuelta

Lula da Silva se impuso en primera vuelta con el 48 % de los votos.

La cuenta regresiva ya se puso en marcha en Brasil, de cara a las elecciones presidenciales que definirán (durante la segunda vuelta) el futuro del país. Son poco más de 20 días los que le restan a Lula da Silva y Bolsonaro para reforzar una estrategia que les permita ganar.

Analistas coinciden que, ante el margen estrecho de los resultados, las salidas que le quedan a Lula estarán dependientes de los “lazos” que pueda tejer hacia el centro, buscando atraer los votos de los indecisos, pero sin dejar de lado la “conexión emocional” con las clases populares.

Ahora tiene 26 días para “pelear cada voto” que le garantice un regreso al Palacio de Planalto. “Se trata menos de conversar entre nosotros y más con el elector”, dijo el expresidente durante una reunión con su equipo de trabajo en São Paulo, donde comentó que la estrategia está en hablar “con aquellos que al parecer no nos quieren, no quieren nuestros partidos”.

Lula avanzó también que buscará la formación de un “bloque de demócratas” con el cual vencer a Jair Bolsonaro en las urnas, quien está ahora en una contienda impredecible luego de que la diferencia de votos (cinco puntos) fuera menor a la anticipada por las principales encuestadoras.

Sin embargo, la búsqueda de un liderazgo que esté presente “más allá de la izquierda” no comenzó en los últimos días, sino que se empezó a reflejar con el nombramiento de su fórmula vicepresidencial, el centroderechista Geraldo Alckmin.

Bolsonaro, a la ‘caza’ de más votos

Para el actual jefe de Estado, los resultados del fin de semana se convierten en una oportunidad para revalidar su intención de ser reelegido y en el que ha mantenido un respaldo de sectores como el agropecuario, evangélico y empresarial. En su cuenta de Twitter, escribió: “¡El cambio más profundo del país ya comenzó! No es el pueblo el que tiene que temer”.

Por lo pronto, el clima electoral mantiene al país en vilo en lo que, para algunos, “es el reflejo de un país muy conservador”, comentó en Río de Janeiro a la AFP Mateus Alcantara, un joven publicista. “Estamos en un momento de polarización enorme y el bolsonarismo crece cada vez más”, agregó.

¿Cuál será el rumbo que adopten los excandidatos?

Ciro Gomes, quien aspiró a la presidencia este domingo (2 de octubre) por el Partido Democrático Laborista (PDL), dejó sujeto su apoyo a la decisión que tome la formación que él integra. Sin embargo, se prevé que sea en esta jornada cuando se conozca si hará acompañamiento a Jair Bolsonaro o a quien gobernó el país entre 2003 y 2010.

Mientras tanto, Simone Tebet (tercera con mayor número de votos), condicionó su respaldo a un encuentro con el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva. Allegados a la ahora exaspirante del Movimiento Democrático Brasileño (MDB) adelantaron que espera un diálogo con Lula, para que algunas de sus propuestas puedan ser tenidas en cuenta en un eventual gobierno.

A diferencia de Gomes, las fricciones en el interior del partido de Tebet ponen en tela de juicio si habrá o no una decisión unánime. Por ello, está presente la posibilidad de que cada delegación regional exprese un respaldo, ad portas del balotaje el 30 de octubre.

“Salvo una negociación directa que puedan tener ambos (Gomes y Tibet) con Lula o Bolsonaro”, va a ser difícil vislumbrar el camino que se tome en los próximos días, explicó a SEMANA el internacionalista, Augusto Grilli, y agregó que en cuanto a Ciro Gomes, “podría llegar a estar como ministro (...), habría que ver con qué características”.

Respecto a Tebet, Grilli no la ve “dentro de un potencial gobierno de Bolsonaro, pero puede darse una negociación en un marco en el cual los votos los están tratando de contar de a uno”.

**Con información de AFP Y EP