mundo

Defensa de Álex Saab arremete y dice que su extradición a EE. UU. es un “acto de cobardía política”

El empresario colombiano llegó a territorio estadounidense en la noche de este sábado.


“La extradición de Álex Saab es un vergonzoso acto de cobardía política por parte del Gobierno de Cabo Verde, ya que el proceso legal no se completó”, advierte desde el comienzo un documento que se conoció en la mañana de este domingo sobre la defensa del empresario colombiano que fue extraditado a Estados Unidos.

Para el equipo de defensa del barranquillero de 49 años, que es acusado de ser el uno de los principales testaferros del presidente venezolano Nicolás Maduro, la participación que tuvo el Gobierno de Cabo Verde en la captura del empresario, que ellos tildan como “secuestro del diplomático venezolano”, es un acto “vergonzoso y cobarde que debe ser denunciado por todos los que se oponen a la extralimitación judicial de Estados Unidos”.

La misiva documenta que pasadas las 4:00 p. m. (hora local) del sábado 16 de octubre, un grupo de agentes de policía de Cabo Verde “entró en la casa donde se encontraba detenido el enviado especial Saab” y lo trasladaron al aeropuerto de Sal, para ser entregado a agentes estadounidenses.

“Esta acción se realizó sin que ningún representante del equipo de defensa haya sido notificado previamente y sin contar con la documentación o resolución pertinente al efecto”, reza el documento que consta de una página.

El empresario fue capturado el pasado 12 de junio de 2020 en Cabo Verde, momento en el que se iniciaron los trámites para su extradición a la primera potencia. Tras más de siete horas de vuelo, luego de haber despegado a las 4:53 p. m. (hora local) de Cabo Verde, el barranquillero llegó a Estados Unidos, transportado en el avión Gulfstream 550, modelo 2019, del Departamento de Justicia. El avión de matrícula N708JH habría aterrizado más temprano en el archipiélago africano proveniente de Washington DC para transportar a Saab.

De acuerdo con la misiva, el gobierno de Cabo Verde no esperó el plazo para la decisión final, así como tampoco esperó a que el caso pasara al Tribunal de Apelación de Barlovento y, por último, no dio espera a que el Tribunal de Apelación de Barlovento se pronunciara sobre “la cuestión de la salud de Álex Saab que impedía la extradición y sobre la desestimación de las acusaciones de blanqueo de capitales por parte del fiscal de Ginebra”.

“Por Sentencia n.° 47/2021 del 13 de octubre, el Tribunal Constitucional desestimó la solicitud de declaración de nulidad de la Sentencia n.° 39/2021 del 30 de agosto”, añade.

Según explica el documento dirigido a la opinión pública, las sentencias dictadas por el Tribunal Constitucional solo pueden adquirir firmeza cuando no son objeto de recurso o reclamación, “por lo que la sentencia dictada por el Tribunal Constitucional el 13 de octubre solo resulta inapelable a los cinco días hábiles siguientes a la fecha de su dictado, plazo durante el cual podrá ser objeto de reclamación, es decir, por la invocación de nulidad o aclaración”, dice.

La defensa señala que, sumado a lo anterior, también le corresponde al juzgado de primera instancia “dictar las órdenes de sobreseimiento necesarias, sin lo cual no es posible la entrega de la persona extraditada al Estado requirente”.

El equipo de defensa de Álex Saab no ha tenido conocimiento de ninguna decisión de la Corte de Apelaciones de Barlovento, que dictó la decisión de extradición original, confirmando que podría ser ejecutada, y tampoco se menciona la existencia de tal decisión en la carta del Ministerio de Justicia”, reza el documento.