Home

Mundo

Artículo

La OMS declaró el final de la segunda epidemia de Ébola en Guinea
La OMS pidió que se incremente la inversión de los donantes para atender la situación del ébola en Uganda, tras anunciar que ese organismo destinó 5,7 millones de dólares de su Fondo de Contingencia para Emergencias, que se suman a los 5 millones de dólares que ya había aportado. - Foto: AFP

salud

Director de la OMS confirma 135 nuevos casos de ébola en Uganda

Los casos de ébola han aumentado recientemente en dos distritos vecinos, y se han confirmado 17 casos en la capital, Kampala.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, notificó este miércoles 135 casos confirmados de contagios y 21 probables de ébola en 8 distritos diferentes de Uganda.

De acuerdo con el director del organismo, Tedros Ghebreyesus, así mismo, se pudo determinar la muerte de 53 personas, mientras que otras 21 están bajo sospecha.

El funcionario internacional indicó que Mubende sigue siendo el distrito de Uganda más afectado. Los casos de ébola han aumentado recientemente en dos distritos vecinos, y se han confirmado 17 casos en la capital, Kampala.

“Aunque estos casos están relacionados con grupos conocidos, el mero hecho de que haya casos en una ciudad densamente poblada subraya el riesgo muy real de que se produzca una nueva transmisión, y la necesidad muy urgente de aumentar la preparación en los distritos y países circundantes”, señaló.

Recientemente, el director de la OMS pidió que se incremente la inversión de los donantes para atender la situación en Uganda, tras anunciar que ese organismo destinó 5,7 millones de dólares de su Fondo de Contingencia para Emergencias, que se suman a los 5 millones de dólares que ya había aportado.

Así mismo, señaló que la situación se agudizó tras cumplirse dos años desde que comenzó el asedio a Tigray (Etiopía), donde la situación humanitaria “sigue siendo catastrófica”.

“El asedio de 6 millones de personas por parte de las fuerzas etíopes y eritreas es la peor crisis humanitaria del mundo. Desde el comienzo del asedio, los alimentos, las medicinas y otros servicios básicos se han convertido en armas”, lamentó.

Denunció que hace más de dos meses que la última ayuda humanitaria llegó a Tigray. “Pero incluso antes de eso, la ayuda que llegaba a Tigray era un goteo, ni de lejos suficiente para cubrir las necesidades”, enfatizó.

Dijo que ante esta situación, un “gran número” de personas desplazadas están llegando ahora a la capital regional, Mekelle, o se dirigen hacia ella.

“La mayoría de las agencias de la ONU y las ONG han abandonado las ciudades del noreste de la región por motivos de seguridad. Algunos socios sanitarios han cerrado porque no pueden acceder a los fondos, el combustible y otros suministros que necesitan”, destacó.

Según indicaron las autoridades sanitarias del Congo, el tercer caso de ébola corresponde a un hombre de 48 años que es "contacto de alto riesgo" del primer caso, una mujer fallecida el 21 de abril.
De acuerdo con el director dela OMS, Tedros Ghebreyesus, se pudo determinar la muerte de 53 personas por ébola, mientras que otras 21 están bajo sospecha. - Foto: Xinhua News Agency via Getty Ima

Por eso insistió en la necesidad de garantizar “un acceso humanitario sin restricciones para los millones de personas que lo necesitan desesperadamente”.

“Y seguimos pidiendo a la comunidad internacional que preste la debida atención a la crisis de Tigray”, ha añadió.

En ese sentido, el director de la OMS, aseguró que “la única solución a esta situación sigue siendo la paz. Esperamos que las conversaciones que se están celebrando en Sudáfrica conduzcan a una resolución pacífica y duradera”.

Las olas de calor podrían matar a 90.000 europeos al año en 2100: OMS

De otra parte, el organismo advirtió este miércoles que al menos 15.000 personas han muerto en Europa debido a las altas temperaturas en lo que va de 2022, tras indicar que España y Alemania son los países más afectados.

Los tres meses entre junio y agosto fueron los más cálidos en ese continente desde que se tienen registros, con unas temperaturas excepcionalmente altas que provocaron la peor sequía ocurrida en el continente desde la Edad Media.

“Con base en los datos enviados por los países hasta ahora, se estima que al menos 15.000 personas murieron específicamente debido a las canículas (altas temperaturas) en 2022″, informó en un comunicado el director regional de la OMS, Hans Kluge.

Añadió que “casi 4.000 muertes en España, más de 1.000 en Portugal, más de 3.200 en el Reino Unido y unas 4.500 muertes en Alemania fueron registradas por las autoridades sanitarias durante los tres meses de verano”.

“Se espera que esa estimación aumente, conforme más países vayan informando de las muertes provocadas por el calor”, dijo el funcionario.

Debido a las fuertes temperaturas, los cultivos europeos se marchitaron en los graneros y la falta de lluvias provocaron unos incendios de una intensidad récord y pusieron bajo presión la red eléctrica del continente.

Las sucesivas olas de calor entre junio y julio, cuando el mercurio alcanzó los 40 ºC en el Reino Unido por primera vez, dejaron en Europa un exceso de 24.000 defunciones, aproximadamente.

* Con información de Europa Press y AFP