Home

Mundo

Artículo

Osama bin Laden.

internacional

Esta fue la última llamada de Osama bin Laden antes del ataque del 11 de septiembre

El terrorista se comunicó con su madre un día antes de los atentados en Nueva York.

Este sábado se cumplen 20 años de los ataques a las torres gemelas por parte de terroristas y los cuales dejaron un saldo de 2.996 fallecidos.

En el marco de la conmemoración del que, para muchos, ha sido el atentado más grande en la historia de la humanidad, la revista Newsweek publicó la que habría sido la última llamada de Osama bin Laden un día antes del hecho.

Según el medio, el 10 de septiembre de 2001 Osama bin Laden llamó a su madre, Alia Ghanem, quien estaba en Siria. En la comunicación, Bin Laden dijo que lo más probable es que no pudiera reunirse con Ghanem durante un “tiempo largo”.

El tono de Bin Laden con su madre hacía ver que la conversación se asemejaba a una despedida. De hecho, el terrorista le dijo a Ghanem que no podrían hablar en mucho tiempo porque iba a suceder “algo grande”.

Un día después, el 11 de septiembre de 2001, ocurrió el atentado a las torres gemelas y el Pentágono por medio del secuestro de cuatro aviones. Bin Laden sabía que después del atentado iba a ser uno de los hombres más buscados del mundo y así fue, pues no volvió a ver a su madre.

De hecho, Alia Ghanem, no volvió a ver a su hijo ni vivo ni muerto, pues Bin Laden fue abatido por un equipo de comandos Seal de Estados Unidos el 2 de mayo de 2011 en Abbottabad, Pakistán.

El 11 de septiembre de cada año, el mundo recuerda las imágenes del drástico momento del desplome de las torres gemelas de Nueva York. Un total de 2.749 personas murieron en los atentados. En el World Trade Center trabajaban ciudadanos de varias nacionalidades.

Talibanes defienden a Bin Laden

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, dijo semanas atrás que “no hay pruebas” de que Osama bin Laden haya estado detrás de los ataques terroristas a las torres gemelas el 11 de septiembre de 2001.

No hay evidencia. Incluso después de 20 años de guerra, no tenemos pruebas de que estuviera involucrado”, insistió Mujahid sobre Bin Laden.

Según Mujahid, Bin Laden no tuvo nada que ver en el momento en que fueron derribadas las torres gemelas, dejando un saldo de más de 2.900 muertos.

“Cuando Osama bin Laden se convirtió en un problema para los estadounidenses, estaba en Afganistán”, dijo casualmente cuando se le pidió garantías de que ese país “nunca volvería a ser una base para el terrorismo”.

Osama Bin Laden
(FILES) In this file photograph taken on May 2, 2011, supporters of hardline pro-Taliban party Jamiat Ulema-i-Islam-Nazaryati (JUI-N) shout anti-US slogans during a protest in Quetta after the killing of Osama Bin Laden by US Special Forces in a ground operation in Pakistan's hill station of Abbottabad. - Almost every day, children play cricket in a patch of scorched grass and scattered rubble in Abbottabad -- all that remains of the final lair of the most wanted person on the planet. It was in this Pakistani city that Osama bin Laden was killed in the clandestine "Operation Geronimo" raid by US Navy Seals in the early hours of May 2, 2011. The operation had global repercussions and dented Pakistan's international reputation -- exposing contradictions in a country that had long served as a rear base for Al Qaeda and its Taliban allies while suffering from the effects of terrorism. (Photo by Banaras KHAN / AFP) - Foto: AFP

El vocero de los talibanes también dijo que ahora ningún otro afgano va a ser utilizado en contra de alguna nación.

“Aunque no había pruebas de que estuviera involucrado, ahora hemos hecho promesas de que el suelo afgano no se utilizará contra nadie”, expresó Mujahid, que estaba rodeado de agentes que blandían rifles de asalto.

Sobre la guerra en Afganistán, Zabihullah Mujahid dijo que nunca hubo una justificación para la incursión militar y que los hechos del 11 de septiembre fueron “una excusa para la guerra”.

A pesar de lo que dice Mujahid para quitarle responsabilidad a Bin Laden sobre los atentados de las torres gemelas, el mundo no olvida que fue él mismo quien se dio el crédito de los ataques en un video publicado en internet en 2004.

De hecho, en aquel video Bin Laden amenazó a Estados Unidos y dijo que el país aún no estaba a salvo de “otro Manhattan”. Años después, Osama bin Laden fue asesinado por los SEAL de la Marina de Estados Unidos, en 2011.

“Dios sabe que no se nos pasó por la cabeza atacar las torres, pero después de que la situación se volvió insoportable y fuimos testigos de la injusticia y la tiranía de la alianza estadounidense-israelí contra nuestro pueblo en Palestina y el Líbano, lo pensé”, dijo Bin Laden en el video.

Mientras observaba las torres destruidas en el Líbano, se me ocurrió castigar a los injustos de la misma manera y destruir las torres en Estados Unidos para que pudieran probar algo de lo que estamos probando y dejar de matar a nuestros niños y mujeres”, agregó.

Luego del atentado, el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ordenó la invasión de Afganistán en momentos en que los talibanes se negaron a entregar a Bin Laden y se rehusaron a desmantelar los campos de entrenamiento terrorista.

Tras 20 años de guerra, y después de que el expresidente de EE. UU., Donald Trump, acordara con los talibanes retirar las tropas estadounidenses de Afganistán, el actual presidente Joe Biden cumplió con el acuerdo y ese grupo volvió a hacerse con el país.