perú

Gobierno de Pedro Castillo defiende su proyecto de reforma constitucional

A pesar de las fuertes críticas, el gobierno del mandatario sigue defendiendo el proyecto de reforma a la Constitución.


El primer ministro de Perú, Aníbal Torres, defendió este martes que “no tiene absolutamente nada de inconstitucional” el proyecto legislativo del Gobierno de someter a referéndum la convocatoria de una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución.

“Este proyecto de ley no tiene absolutamente nada de inconstitucional, como salieron a decir muchos constitucionalistas; no sé de dónde inventaron eso”, recalcó Torres durante la presentación del proyecto ante la Comisión de Constitución del Congreso.

“Muchas cosas se están diciendo sobre la Asamblea Constituyente, pero es necesario levantar el nivel técnico sobre lo que es”, señaló el primer ministro, quien explicó que esta iniciativa no tiene como objetivo perpetuar en el cargo al presidente peruano Pedro Castillo.

“No se puede decir que el presidente quiere perennizarse en el poder si en el proyecto mismo se está diciendo que no es así, que su mandato termina indefectiblemente cuando vence el período para el cual ha sido elegido, como el de los congresistas también”, explica Torres.

En ese sentido, Torres también aclaró que la iniciativa señala “expresamente” que no se puede reducir el mandato del actual Gobierno y por esa razón negó que tengan intención de cerrar el Congreso. “¿Por qué se dice eso? Nada de eso”, zanjó.

Torres explicó que la Constitución es la base de todas las normas del país y, por lo tanto, está fuera del ordenamiento jurídico y debe ser debatida con base en criterios técnicos. De ahí la necesidad de una asamblea, que estará formada por representantes de organizaciones políticas, de pueblos indígenas y afroperuanos, sociales, así como de candidatos independientes.

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) –detalló– será el encargado de establecer cómo intervendrán todas las organizaciones que participen, así como la financiación de la propaganda política que necesitarán para poder participar en la asamblea, según informa la agencia peruana de noticias Andina.

Rechazo en el Congreso

La jefa del Congreso de Perú, la opositora María del Carmen Alva, rechazó el lunes la propuesta del presidente Pedro Castillo de convocar una consulta popular sobre una nueva Constitución, y lo acusó de querer convertir al país en una nueva Cuba o Venezuela.

El mandatario de izquierda anunció el viernes que, “siguiendo el curso constitucional”, enviará un proyecto al Congreso para que se consulte a los ciudadanos en las elecciones locales del 2 de octubre si quieren una nueva carta magna.

Alva consideró en declaraciones a periodistas que la propuesta de Castillo es “inconstitucional” e “inviable”. Agregó que el Gobierno podría ser objeto “de una denuncia” ante la justicia si propone un referéndum constitucional.

“Estamos tratando de que esto no se vuelva ni Cuba ni Venezuela”, acotó, y acusó a Castillo de pretender “cerrar” el Parlamento, controlado por la oposición derechista.

“El objetivo de este gobierno es cerrar el Congreso. Sin Congreso no hay democracia”, señaló. Alva dijo que “cualquier reforma constitucional, total o parcial, pasa por el Congreso; según la Constitución, no existe [la posibilidad de que el Ejecutivo convoque a una] Asamblea Constituyente”.

La propuesta guarda relación con una promesa electoral de Castillo, que había dejado de lado desde que llegó al poder hace nueve meses.

El oficialismo culpa a la actual Constitución, promulgada en 1993 por el entonces presidente Alberto Fujimori, de ser responsable de las inequidades económicas que sufre Perú, pues consagra un modelo de libre mercado.

La iniciativa de Castillo se produce en momentos en que se suceden protestas por el alza de los precios de los alimentos y combustibles, en el contexto de la guerra en Ucrania.

A ello se suma que su popularidad está en su menor nivel con una desaprobación récord del 76 % en abril, según sondeo de Ipsos, aunque el rechazo al Congreso es superior, ubicándose en 79 %.

Castillo es un maestro rural de 52 años que como candidato de un pequeño partido de corte marxista-leninista ganó la Presidencia en 2021 tras un reñido balotaje ante la derechista Keiko Fujimori, primogénita del expresidente (1990-2000).

*Con información de la AFP.