mundo

La provincia de China a la que se le impondrán pruebas contra el coronavirus cada 48 horas

Se trata de una de las regiones más pobladas del país asiático.


Las políticas de cero tolerancia al covid-19 en China, en conjunto con los brotes que se han evidenciado en el país asiático, ha hecho que el gobierno emita una nueva medida restrictiva en una de las provincias más pobladas del territorio nacional.

Desde ahora, cada 48 horas todos los ciudadanos de la provincia de Henan tendrán que presentar una prueba de detección del virus, esto como una medida ante el aumento de contagios en esta región que cuenta con unos 99 millones de habitantes.

Las pruebas de detección del virus pueden llegar a ser una herramienta para lograr hacer un rastreo de los contagios o posibles positivos del virus en medio de la pandemia, de esa forma muchos países, iniciando por la misma China, han implementado estrategias para parar la rápida expansión de la enfermedad.

Es de recalcar que la nueva medida de pruebas masivas, cada dos días en la provincia de Henan, está acompañada de confinamientos estrictos, al igual que en otros territorios de China que se han visto afectados por el aumento de contagios, como es el caso de Shanghái y Pekín.

Las autoridades en la provincia de Henan han advertido que, todas aquellas personas que no se sometan a una prueba de detección del virus cada 48 horas, perderán el pase verde que les permite acceder a diferentes comercios y servicios, que los estaría identificando como sujetos libres del virus.

A inicios de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) criticó la política de cero covid en China, calificándola como “insostenible”. El director general de la institución, Tedros Adhanom Ghebreyesus, recalcó en medio de una rueda de prensa que tanto él, como expertos médicos habían estado de acuerdo con la dificultad de las políticas chinas, esto teniendo en cuenta el avance del virus.

“Cuando hablamos de la estrategia de covid cero, pensamos que es insostenible, teniendo en cuenta la evolución actual del virus y nuestras previsiones”, afirmó el alto funcionario a nivel mundial, en la rueda de prensa desde Ginebra.

Entre tanto, el director de situaciones de urgencia de ese organismo, Michael Ryan, señaló que “es tiempo de presionar el botón de la reinicialización”, quien recordó que durante un tiempo esta estrategia posibilitó a China mostrar un resultado de pocos muertos con relación a su población.

Y agregó: “Es algo que China quiere proteger”. Frente al alza del número de muertos desde febrero y marzo, es lógico que el Gobierno reaccione, subrayó Michael Ryan. “Pero todas sus acciones, como nosotros lo repetimos desde el inicio, deben ser tomadas con respeto a los individuos y los derechos humanos”, agregó.

Por otro lado, fue hasta este 17 de mayo que China informó sobre el primer contagio de la BA.2.12.1, un sublinaje de la variante ómicron que, según los estudios, es casi 30 % más contagiosa que la ómicron “normal” y que ha impactado de manera negativa en países de Europa y Estados Unidos, por lo que el aumento de contagios puede estar evidenciando la llegada de esta variante.

Sin embargo, la rígida política para luchar contra el virus impuesta por el gigante asiático pesa sobre los desplazamientos, el consumo y las cadenas de suministro. Con el consumo en su punto más bajo y un aumento del desempleo, China desveló sus peores indicadores económicos en dos años, en medio del mayor brote de covid-19 desde la primera ola de 2020.

*Con información de AFP