mundo

López Obrador impulsa referendo para llevar a juicio por corrupción a cinco expresidentes de México

El país norteamericano está llevando a cabo un referendo para decidir si se investiga y enjuicia a cinco exmandatarios.


Este domingo 1 de agosto México está llevando a cabo un referendo para decidir si se investiga y enjuicia a cinco de sus expresidentes por corrupción. La votación, para la que fueron dispuestas 57.000 urnas, inició a las 8:00 de la mañana y se prevé que dure diez horas.

La consulta está siendo liderada por el presidente de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, y su partido, Morena. Cabe resaltar que para que el referendo sea vinculante deben votar 37,4 millones de personas, es decir el 40 % del padrón electoral. No obstante, se tiene poca fe a que las urnas se llenen, según el director de la encuestadora Mitofsky, Roy Campos, el sí tiene mucha aceptación, “lograría hasta un 90%”, pero “difícilmente se llegará al 30% de participación”.

De ser aprobado, el referendo investigaría a los expresidentes Carlos Salinas (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018). Es preciso mencionar que en México, los exmandatarios pueden ser juzgados como cualquier ciudadano debido a que ellos pierden el fuero al salir del cargo.

No obstante, el presidente López Obrador manifiesta que es importante la consulta debido a que esta contribuirá a la aplicación de justicia que fortalecerá la democracia participativa.

Aun así no votará, aduciendo que no quiere que el “conservadurismo hipócrita y corrupto” lo acuse de vengativo y porque es “de la idea de seguir adelante”.

“Tampoco quiero pasar a la historia como tapadera (...), la gente tiene que decidir”, sostiene.

López Obrador impulsó una reforma que permite someter a los presidentes a un referendo revocatorio cuando cumplan la mitad del mandato de seis años. El gobernante, según Mitofsky, lo hará voluntariamente en 2022.

“Justicia ¿sí o no?” es la pregunta que propuso López Obrador, quien considera que la corrupción es el principal problema del país, sin embargo, la Suprema Corte la modificó al avalar el referéndum. El enunciado dice ahora: “¿Está de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Varios personajes y voceros del país manifestaron sus opiniones a favor o en contra de la propuesta. Entre ellos, Luis Carlos Ugalde, expresidente del Instituto Nacional Electoral (INE), mencionó que “si la fiscalía tiene elementos contra los exmandatarios no es necesario que “el pueblo te diga sí o no”.

Cabe resaltar que López Obrador acusa al INE de avalar “fraudes” en el pasado, además, la entidad señaló que por falta de presupuesto se optó por hacer una “modesta” promoción del referendo.

Por otro lado, es preciso mencionar que las acusaciones a los expresidentes tienen que ver con, en el caso de Peña Nieto, el mandatario lo acusa de sobornos con la empresa constructora brasileña Odebrecht. A Salinas, lo acusa de vender sectores estratégicos, como el telefónico a allegados, mientras que a Zedillo de endeudar al país al absorber una millonaria cartera vencida de los bancos tras la crisis de 1994.

Por otro lado a Fox, lo responsabiliza de haber maniobrado para impedir su candidatura presidencial en 2006, y a Calderón de desatar un baño de sangre con su guerra antidrogas.

Con información de la AFP.